Un 15% de latinoamericanos pagó digitalmente por primera vez por la pandemia

El presidente electo de Colombia, el izquierdista Gustavo Petro, propuso que los países de América Latina se unan para hablar con Estados Unidos y sentar las bases de una “transición energética” ante los estragos causados por el cambio climático.

“Le propongo al Gobierno de los Estados Unidos y a todos los gobiernos de América sentarnos a dialogar para sentar los pasos de la transición energética, los pasos de la construcción de una economía descarbonizada, los pasos de la construcción de una economía de la vida en toda América”, expresó Petro en su primer discurso tras ganar la segunda vuelta presidencial.

En ese sentido, el mandatario electo señaló que la prioridad de la política diplomática de su Gobierno será que Colombia se ponga “al frente en el mundo de la lucha contra el cambio climático”.

“La ciencia nos ha dicho que como especie humana podemos perecer en el corto plazo (…), que las dinámicas de acumulación que un mercado desaforado, que unos deseos de codicia desaforados, que un proceso de consumo desaforado están a punto de acabar con las bases mismas de la existencia. No nos lo dicen las izquierdas, ni las derechas, lo dice la ciencia”, afirmó.

Agregó que tras ganar lo llamaron casi todos los presidentes de América Latina, por lo cual les propuso “un diálogo en las Américas sin exclusiones de ningún pueblo, de ninguna nación”, con Estados Unidos sobre “lo que significa el hecho de que” en ese país “se emita como casi en ningún otro país gases de efecto invernadero”.

A renglón seguido dijo que en el sur “los asumimos, los absorbemos” en la Amazonía.

“Si allá se emite y acá absorbemos, ¿por qué no dialogamos? ¿Por qué no establecemos otra manera de entendernos?”, recalcó.

Guerra al petróleo

Ese diálogo, consideró Petro, permitirá “salvar a la humanidad” y por eso mismo invitó al progresismo latinoamericano a “dejar de pensar la justicia social, la redistribución de la riqueza, que es posible un futuro sustentado sobre la base de los altos precios del petróleo, del carbono, del gas”.

“Es insostenible para la existencia humana. A los progresismos de América Latina les propongo que es posible pensar una América Latina productiva y no extractivista, que profundice el conocimiento hasta las máximas esferas del saber de la humanidad (…) Una América Latina junta que le pueda gritar a la humanidad que llegó el momento de cambiar para poder vivir sabroso”, concluyó.

En el programa de gobierno de Petro, que fue alcalde de Bogotá entre 2012 y 2015, se plantea pasar “de una economía extractivista hacia una economía productiva”.

En esa línea, asegura que Colombia debe hacer una “transformación gradual del aparato económico basado en la depredación del planeta, la improductividad, el desempleo y la profunda desigualdad”.

“En nuestro gobierno se prohibirán la exploración y explotación de yacimientos no convencionales, se detendrán los proyectos piloto de ‘fracking’ y el desarrollo de yacimientos costa afuera. No se otorgarán nuevas licencias para la exploración de hidrocarburos ni se permitirá la gran minería a cielo abierto”, señala el documento de su campaña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *