Formalidad laboral en data Tesorería de la Seguridad Social supera la de Banco Central

El sector laboral dominicano muestra una importante recuperación, tras los efectos negativos de la pandemia del covid-19, al punto que la cantidad de trabajadores activos, formales e informales, es casi la misma que antes del cierre de las actividades económicas en marzo 2020.

Sin embargo, las estadísticas del Banco Central dominicano, expresadas en su Encuesta Nacional Continua de Fuerza de Trabajo (ENCFT), muestran una notable diferencia con las de la Tesorería de la Seguridad Social (TSS) en cuanto a la cantidad de trabajadores nuevos en el sector formal.

En su más reciente informe de la ENCFT, el Banco Central destaca que entre el primer trimestre de 2021 y el mismo período de 2022 se crearon 226,730 nuevos empleos, de los cuales 105,913 son formales (46.7%), mientras que 120,817 (52.3%) son informales.

En tanto que, las estadísticas de la TSS, que solo incluyen a los trabajadores formales que cotizan a la seguridad social, indican que de marzo 2021 a marzo 2022 entraron 213,037 nuevos trabajadores, poco más del doble de los que contabilizó el Banco Central. Esos nuevos empleos, en ambos casos (BC y TSS), incluyen a los del sector privado y del Estado.

Formalidad e informalidad

Con base en los datos del Banco Central, a marzo de este año en República dominicana hay un total de 4,640,113 trabajadores activos, de los cuales el 41.9% son formales, para 1,944,208 y en la informalidad trabajan 2,695,905, es decir, un 58.1%.

En tanto, la TSS, a marzo de este año, contabiliza 2,188,285 trabajadores formales, es decir, 244,077 (12.5%) más de los que publica el Banco Central.

Si se toman como referencia la cantidad total de trabajadores formales e informales que la ENCFT del Banco Central registra a marzo de este año (4,640,113) y se considera la cantidad de empleados que cotizan a la TSS (2,188,285), entonces la relación porcentual sobre la informalidad laboral en el país cambia.

Con esos datos, la informalidad laboral sería de 52.9%, es decir, 2,451,828, mientras que los trabajadores formales representarían el 47.1%, para un indicador más positivo, aun cuando la TSS no registra una cantidad importante de servidores públicos de entidades descentralizadas del Estado que tienen sus planes de seguridad social separados y que, de ser contabilizados, aumentarían la participación de formales.

Desempleo en informalidad

En su informe sobre el mercado laboral, el Banco Central hace referencia a lo planteado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en el documento “Perspectivas Sociales y del Empleo en el Mundo: Tendencias 2022” en el sentido de que “los trabajadores informales tenían más probabilidades de perder sus puestos de trabajo o de verse obligados a la inactividad por medidas como los confinamientos que los trabajadores formales. Al reanudarse gradualmente la actividad económica, el empleo informal, sobre todo por cuenta propia, ha repuntado con fuerza y muchos trabajadores del sector informal han retomado la actividad”. Esa realidad ha sido más evidente en la región de América Latina y el Caribe.

En República Dominica el Banco Central indica que la cantidad de empleos informales que se crearon durante el último año sumó 131,045, pero al mismo tiempo se perdieron otros 10,228 puestos en los servicios domésticos, por lo que terminó en 120,817.

Aun así en República Dominicana el porcentaje de informalidad (trabajadores que están generando ingresos pero que no cuentan con acceso a la seguridad social a través de la actividad laboral que desempeñan) se ubicó en 58.1% en enero-marzo de 2022, indica el informe del Banco Central.

Esto es, un aumento muy bajo, de apenas 0.4 puntos porcentuales con respecto al mismo periodo del año pasado, por lo que aún está por debajo del valor máximo de 58.9% de informalidad laboral registrado por este indicador en el tercer trimestre de 2020.

Ocupación, género y edad

La tasa de desocupación oficial, es decir, el primer indicador de subutilización (SU1), conocido como tasa de desocupación abierta o el porcentaje de desocupados que están buscando activamente trabajo, se ubicó en 6.4 % en enero-marzo 2022, según el Banco Central, lo que indica una reducción de 1.6 puntos porcentuales con respecto al nivel de 8% registrado en igual periodo de 2021.

En tanto que la tasa de ocupación (TO), que representa el porcentaje de personas en edad de trabajar que están ocupadas, se colocó en 59.4% en enero-marzo 2022, para un aumento interanual de 2.6 puntos porcentuales.

Ambos indicadores reflejan que el mercado laboral continúa recuperándose, luego del impacto de la crisis sanitaria.

En términos interanuales, el 73.2% (165,950) del aumento en la ocupación corresponde a mujeres. Asimismo, del aumento de 226,730 ocupados en doce meses, 68,848 (30.4%) corresponde a personas con edades comprendidas entre 15 y 24 años y 146,605 (64.7%) son de entre 25 y 39 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *