China usa LinkedIn para reclutar espías en el extranjero

China usa LinkedIn para reclutar espías en el extranjero

Funcionarios de inteligencia occidentales dicen que agentes chinos están contactando a miles de ciudadanos extranjeros a través de la red social, incluyendo a ex funcionarios del gobierno.

Agentes extranjeros están explotando los medios de comunicación social para reclutar recursos, utilizando LinkedIn como principal buscador de talento, según funcionarios de contrainteligencia occidentales entrevistados por New York Times. Agencias de inteligencia de Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania y Francia han emitido advertencias sobre agentes extranjeros que se acercan a miles de usuarios en el sitio. Los espías chinos son los más activos, dicen los funcionarios.

Hemos visto que los servicios de inteligencia de China hacen esto a gran escala“, dijo William R. Evanina, director del Centro Nacional de Contrainteligencia y Seguridad, una agencia gubernamental que rastrea el espionaje extranjero y alerta a las empresas sobre posibles infiltraciones. “En vez de enviar espías a los EE.UU. para reclutar un solo objetivo, es más eficiente sentarse detrás de una computadora en China y enviar solicitudes de amistad a miles de objetivos usando perfiles falsos“.

El mal uso de las redes sociales por parte del gobierno chino ha sido objeto de un mayor escrutinio en las últimas semanas. Facebook, Twitter y YouTube dijeron que eliminaron cuentas que habían difundido desinformación sobre las protestas en Hong Kong. Sólo Twitter dijo que eliminó casi 1.000 cuentas.

Era la primera vez que Facebook y Twitter eliminaban cuentas vinculadas a la desinformación de China. Varios gobiernos han acudido a la desinformación desde que Rusia utilizó la táctica con gran eficacia en 2015 y 2016.

LinkedIn, propiedad de Microsoft, no solo provee otro vehículo para la desinformación sino que es ideal para el reclutamiento de espionaje, dicen los funcionarios estadounidenses.
 

Esto se debe a que buena parte de sus 645 millones de usuarios buscan oportunidades de empleo, a menudo de personas desconocidas. Para mejorar sus perspectivas, muchos ex empleados del gobierno anuncian que tienen autorizaciones de seguridad.

LinkedIn es también la única red social estadounidense que no está bloqueada en China porque la empresa ha aceptado censurar los mensajes que contengan material delicado.

Los agentes chinos a menudo hacen ofertas a través de varias redes, incluyendo LinkedIn, para atraer talento, a veces a través de la fachada de una empresa de reclutamiento corporativa que se ofrece a pagarles por sus charlas, sus servicios de consultoría o su ayuda en la investigación. A partir de ahí, los agentes desarrollan la relación.

“Los chinos quieren construir estas alternativas con las élites políticas, académicas y empresariales”, dijo Jonas Parello-Plesner, ex funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores danés que reportó el aparente intento de reclutamiento por parte de los chinos en LinkedIn. “Mucho de esto prospera en la zona gris o en el espectro entre la búsqueda de influencias y el espionaje clásico.”

Las personas que acaban de dejar el gobierno son especialmente vulnerables porque a menudo buscan un nuevo empleo, dicen él y otros ex funcionarios.

Nicole Leverich, portavoz de LinkedIn, dijo que la compañía busca proactivamente cuentas falsas para eliminar y tiene un equipo que actúa en base a información de una variedad de fuentes, incluyendo agencias gubernamentales.

“Hacemos cumplir nuestras políticas, que son muy claras: la creación de una cuenta falsa o una actividad fraudulenta con la intención de engañar o mentir a nuestros miembros es una violación de nuestros términos de servicio”, dijo.

En algunos casos, LinkedIn ha demostrado ser una herramienta de reclutamiento eficaz. Un ex empleado de la CIA y de la Agencia de Inteligencia de Defensa, Kevin Patrick Mallory, fue condenado en mayo a 20 años de prisión por espiar para China. La relación comenzó después de que él respondiera en febrero de 2017 a un mensaje de LinkedIn de un agente de inteligencia chino que se hacía pasar por un representante de un think tank, dijo el F.B.I..

El pasado mes de octubre, el Departamento de Justicia acusó a un agente de inteligencia chino, Yanjun Xu, de espionaje económico después de reclutar a un ingeniero de GE Aviation en una relación que comenzó en LinkedIn, según la acusación.

Jonas Parello-Plesner, un ex funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores, fue contactado en LinkedIn por un usuario llamado Grace Woo en 2011. Woo dijo que trabajaba para DRHR, una compañía de búsqueda de talentos en Hangzhou, China. Cuando descubrió que Parello-Plesner estaba de visita en Beijing en 2012, lo invitó a que pasara por Hangzhou para reunirse con la compañía. Pidió una imagen de su pasaporte para poder hacer los arreglos de viaje, pero él se negó.

El ex funcionario danés aceptó reunirse en el Hotel St. Regis de Beijing. Woo nunca apareció, pero un joven que dijo ser de DRHR guió al Parello-Plesner a una sala de conferencias, donde tres hombres de mediana edad le dieron la bienvenida. Dijeron que eran de una organización de investigación del gobierno, pero no tenían tarjetas de negocio.

“‘Esta reunión es muy sospechosa’, pensé”, dijo Parello-Plesner.

Los hombres le dijeron a Parello-Plesner que podían financiar su investigación si él trabajaba con ellos, prometiendo “un amplio acceso al sistema chino”, dijo.

Parello-Plesner, sospechando que los hombres eran agentes de inteligencia o de seguridad, informó de la reunión a funcionarios británicos cuando regresó a Londres, donde vivía en ese momento.”Si yo fuera LinkedIn, haría mis deberes con mucho cuidado ahora“, añadió Parello-Plesner, que escribió sobre su experiencia el año pasado.

DRHR fue una de las tres compañías que los funcionarios de inteligencia alemanes señalaron en diciembre de 2017 como organizaciones de fachada para los agentes chinos. Los agentes concluyeron que China usó a LinkedIn para tratar de contactar a 10.000 alemanes, razón por la cual LinkedIn cerró algunas cuentas, incluyendo las de DRHR y Woo.

En octubre,  las agencias de inteligencia francesas informaron al gobierno de que agentes chinos habían utilizado las redes sociales -en particular LinkedIn- para contactar a 4.000 personas francesas. Entre los objetivos figuraban empleados del gobierno, científicos y ejecutivos de empresas, según el periódico francés Le Figaro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *