YouTube niega el “Momo Challenge” en sus videos

YouTube niega el “Momo Challenge” en sus videos
 
La plataforma de videos Youtube negó que exista incluido en sus videos el llamado “Momo Challenge”, una especie de reto suicida denunciado por varias personas y que a mediados del 2018 fue difundido por WhatsApp. 
 
En su cuenta oficial de Twitter, Youtube expresó: “Queremos aclarar algo con respecto al desafío Momo: no hemos visto pruebas recientes de vídeos que promocionen el desafío Momo en YouTube. Los videos que fomentan los retos dañinos y peligrosos están en contra de nuestras políticas”. 
 
En otro mensaje advierte que “si ves videos que incluyen desafíos dañinos o peligrosos en YouTube, te animamos a que los abandones de inmediato. Estos desafíos están claramente en contra de nuestras directrices comunitarias”. 
 
Desde ayer se ha creado el pánico a través de WhatsApp en el que advierten de una imagen terrífica incluida en videos de Youtube que invita a retos peligrosos. 
 
Histeria colectiva 
 
Un artículo publicado en la página web de Softonic llama la atención sobre este supuesto reto y la alarma que ha causado, considerando que éste responde a una histeria colectiva. 
 
“El problema es que no existen pruebas concluyentes de que este reto exista”, apunta Daniel Cáceres, autor del texto. 
 
Cáceres explica que “es tecnológicamente imposible” que “un ser tétrico y espeluznante de alguna forma hackea vídeos de forma aleatoria para interactuar en vivo con el espectador” y tampoco que aparezca navegando en Facebook. 
 
Sostiene que la situación se expone de manera cada vez más disparatada, con el reporte de madres “asegurando que el vídeo de Momo se paraba solo, o aparecía de nuevo pese a que había sido cerrado, o que pese a haber sido enmudecido se escuchaba perfectamente su mensaje de “te voy a matar”. 
 
“Los hechos puros y duros es que pese a la multitud de declaraciones y de medios de comunicación hablando al respecto, aún no se ha encontrado ninguna pista sobre la existencia de un video así”, afirma Cáceres. 
 
Apunta que la histeria colectiva parece generarse por la detección hace semanas atrás de grupos de pederastas que utilizan la sección de comentarios de la red social para provocar que su algoritmo promocione videos que no son pornográficos pero que de alguna manera exaltan la pornografía infantil. 
 
“Esto entra en el inconsciente colectivo y en la sociedad queda un mensaje grabado: “algo terrible ocurre en Youtube”. Como no todo el mundo tiene tiempo para investigar los hechos, se aferran a lo que tienen más sólido. Que, en este caso, es Momo. Algunos medios han combinado los comentarios que sí han existido sobre cómo cortarse las venas para no morir con el reto suicidio de Momo, por ejemplo”, señala.
 
 
¿Cuál es el origen del Momo? 
 
 
El “Momo” es un meme que surgió en WhatsApp a mediados de 2018, y la imagen corresponde a una escultura llamada “Madre Pájaro” creada por el artista japonés Keisuke Aisawa y que se expuso en una galería en Ginza, Tokio (Japón), en 2016. 
 
La imagen fue usada por alguien como foto de perfil en WhatsApp y su número se hizo viral. 
 
El meme también apareció en juegos como Minecraft, donde sus fanáticos crearon mods que le rendían tributo.
 
 
En julio de 2018, durante su aparición en WhatsApp se reportó que la persona detrás del número con esta imagen ponía retos peligrosos a aquellos que aceptaban su invitación como contacto, y solía responder con imágenes perturbadoras o agresivas, que supuestamente también pedía que reenviaras para que no fueras objeto de una maldición. 
 
Pero el problema era que al agregar a “Momo” como contacto se establecía una relación con un desconocido, quedando vulnerables a acosos, extorsiones y estafas. Por esta razón fue que, de acuerdo con una nota Huffpost en español, la Unidad de Investigación de Delitos Informáticos de la Fiscalía General del Estado de Tabasco, en México, publicó un boletín informativo en el que se explica el origen de Momo y se advierta de los peligros de agregar el número desconocido como contacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *