Una estrella de la NFL es imputado tras estrellar su auto, tratar de irrumpir en la casa de sus suegros y enfrentarse a la Policía

Una estrella de la NFL es imputado tras estrellar su auto, tratar de irrumpir en la casa de sus suegros y enfrentarse a la Policía

Al llegar al lugar de los hechos, los agentes se mostraron cautelosos a la hora de detener a Sherman debido al tamaño, fuerza y beligerancia del jugador de fútbol americano.
La estrella de la NFL Richard Sherman fue arrestada la madrugada del miércoles acusado de intentar irrumpir en la casa de sus suegros en la localidad de Redmond (estado de Washington) y enfrentarse a la Policía local.
El deportista estaba borracho y amenazó con suicidarse cuando salió la noche del martes de su casa en la ciudad de Seattle y se dirigió en su coche –que más tarde estrelló en una zona de construcción– hacia la vivienda de su familia política, según informes policiales citados por AP. Fue su propia esposa, Ashley Sherman, quien llamó a la Policía para que lo detuvieran.
Un video de cámaras de vigilancia obtenido por KOMO News muestra al jugador de los Seattle Seahawks en el porche de la vivienda de sus suegros tratando de abrir la puerta mientras se le oye gritar: “¡Abran paso! ¡Abran paso!”.

El suegro, Raymond Moss, detalló a los oficiales que se armó con una pistola y disparó gas pimienta contra el deportista para proteger a su familia cuando este intentó forzar la puerta con el hombro. “La familia empezó a gritar de miedo”, dijo. “Utilicé ‘spray’ de pimienta en la cara de Sherman a través de la puerta parcialmente abierta mientras seguía golpeando e intentando entrar. Le dije que se detuviera. Me armé con mi pistola en ese momento temiendo por mi seguridad y la de mi familia”, contó.
Al llegar al lugar de los hechos, los agentes se mostraron cautelosos a la hora de detener a Sherman debido a su tamaño, fuerza y beligerancia, según los informes policiales. Después de intentar rebajar la tensión, decidieron utilizar la fuerza menos letal tras advertir al deportista de que lo harían si no cumplía sus órdenes. No podían utilizar una pistola eléctrica porque les preocupaba se prendiera el producto químico con el que el suegro le había rociado ni tampoco podían disparar una bala de goma por estar demasiado cerca de él, por lo que soltaron un perro policía que mordió en el tobillo al jugador mientras los uniformados forcejeaban con él en el suelo.
La esposa reveló a la Policía que su marido estaba tomando antidepresivos y que estaba recibiendo terapia de salud mental. En febrero, los fiscales y el sheriff del condado de King obtuvieron una ‘orden de protección de riesgo extremo’ para Sherman que le prohibió tener armas después de que un juez determinara que representaba un peligro para sí mismo o para otros.
Este jueves, el juez de la Corte de Distrito del condado de King, Fa’amomoi Masaniai, ordenó que Sherman quedara en libertad bajo su propia responsabilidad después de que el deportista permaneciera en la cárcel durante casi dos días. Sin embargo, le impuso varias restricciones, entre ellas, no beber alcohol ni consumir drogas y no tener contacto con sus suegros.
El jugador enfrenta ahora cuatro cargos por delitos menores: allanamiento de morada (designación de violencia doméstica), daños maliciosos, conducción bajo los efectos del alcohol y resistencia a la autoridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *