Un incendio en un hospital de Colombia deja dos muertos y más de 250 pacientes evacuados

Un incendio en un hospital de Colombia deja dos muertos y más de 250 pacientes evacuados

Se decretó alerta roja, toque de queda y ley seca por tres días en el departamento del Meta, debido a la disminución del 50 % de las camas para cuidados intensivos.

Un adulto y un niño fallecieron el domingo como consecuencia de un incendio que se registró en una unidad de cuidados intensivos (UCI) del Hospital Departamental de Villavicencio, en el departamento colombiano del Meta.

En este hecho, el adulto murió mientras era trasladado en ambulancia a otro centro asistencial y del niño de cuatro años solo se conoce que se encontraba en la UCI pediátrica del hospital, sin más detalle.

El incendio se logró controlar y quedaron inhabilitadas 27 camas de UCI adultos y 10 de UCI pediátricas. Las causas aún se desconocen pero, según un comunicado de la gobernación del Meta, “aparentemente la conflagración se dio en un equipo de biomedicina”, por lo que se procederá a verificar el estado de los aparatos del lugar siniestrado. 

Pacientes evacuados

Tras el incendio, 259 pacientes fueron evacuados a zonas de expansión y 49 trasladados a otras clínicas. Además, se declaró alerta roja en el centro hospitalario departamental, agregó la gobernación.

Previamente, Defensa Civil había informado en su cuenta de Twitter que se habían evacuado a 30 pacientes y 150 trabajadores del hospital hacia el polideportivo de esa institución. En la acción participaron 13 voluntarios.

Los pacientes en estado más delicado fueron llevados a otros centros asistenciales “para salvarles la vida”, agregó Defensa Civil.

Este lunes, el gobernador del Meta, Juan Guillermo Zuluaga, hizo un recorrido para evaluar los daños de las instalaciones del centro de atención del departamento.

Toque de queda y ley seca

El alcalde de Villavicencio, Felipe Harman, informó que para centrarse en lo asistencial se decidió reducir el 50 % de la capacidad de las camas disponibles en el hospital, por lo que se cierra “de manera preventiva” el servicio de urgencias. Esto supone un déficit de 100 camas.

Por ello se decretó desde este lunes hasta el miércoles toque de queda, desde las 10:00 de la noche hasta las 5:00 de la mañana, y ley seca. “No tenemos espacio para un accidente de tránsito, para una riña, así que le pedimos toda la colaboración puntual a los ciudadanos”.

Según la gerente del hospital, Maryuri Diaz Céspedes, el incendio inhabilitó la zona de alta complejidad y de urgencias, recoge Periódico del Meta, por lo que tampoco estarán en funcionamiento las área de triaje, consulta externa y cirugía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *