Residentes de Battery Park City se oponen a monumento en memoria de los trabajadores esenciales durante la pandemia

Residentes de Battery Park City se oponen a monumento en memoria de los trabajadores esenciales durante la pandemia

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ Los residentes del sector Battery Park City, un sector exclusivo colindante con la ribera del río Hudson y cerca del Centro Mundial de Comercio (World Trade Center) se están oponiendo radicalmente a que el gobernador Andrew Cuomo erija en el parque Rockefeller, área recreativa del vecindario un monumento denominado “Circle of Heroes” (Círculo de los Héroes) en memoria y gratitud permanente a los trabajadores esenciales que lucharon durante la pandemia para ayudar a cientos de miles de neoyorquinos.

Los opositores tienen el apoyo del congresista en la Cámara de Representantes Jerrold Nadler y la concejala Margaret Chin, quienes representan el área en sus respectivas curules.

El monumento incluye una llama eterna y la maqueta ya ha sido divulgada públicamente.

Desde que Cuomo hizo el anuncio hace varios días al tiempo que tractores y otros equipos de construcción ya estaban cavando en el parque, los líderes comunitarios de la zona, han reaccionado airados, acusando al estadista de haberlos engañado.

El alcalde Bill de Blasio quien mantiene un enfrentamiento recurrente con Cuomo en diferentes temas, se unió a los residentes de Battery Park City, criticando la decisión del gobernador de consultar a los residentes para levantar el monumento y beneficiar a empresas constructoras específicas.

El monumento, que tendrá que ser aprobado por la Junta Comunitaria #1 cuya mayoría de miembros están reticentes.

Diariamente grupos de residentes y dirigentes comunitarios que los apoyan, están protestando con banderolas y carteles en el parque, con lemas que reclaman que no les roben sus espacios verdes porque pagaron para vivir en Battery City Park y disfrutar de lo que incluye en ámbito.

Alegan además que la construcción dañará el eco sistema y hará desaparecer la imagen tradicional de vegetación con que cuenta Battery Park City.

Los opositores al monumento dijeron que fueron sorprendidos e ignorados por Cuomo, quien hizo el anuncio la semana pasada sin la participación de la comunidad.

“Este monumento requiere la demolición de un parque comunitario local con césped y árboles naturales donde muchos amigos y familiares se reunían de manera segura al aire libre durante la pandemia, y muchos niños corren y juegan. El monumento reemplazará el césped natural con concreto y una llama eterna”, dijo Adrian Mak, un residente de Battery Park City.

“El sitio conmemorativo se eligió en secreto sin audiencias públicas, reuniones públicas o aportes de la comunidad”, añadió.

Cuomo nombró un grupo de trabajo compuesto exclusivamente por líderes sindicales para recomendar un sitio y excluyó a todos los miembros de la comunidad de Battery Park City, dicen los críticos.

El gobernador dijo que el nuevo monumento se abriría el lunes 6 de septiembre, Día del Trabajo en Estados Unidos y tendrá una llama eterna junto con 19 arces rojos, que simbolizan igual cantidad de los trabajadores esenciales que mantuvieron la ciudad a flote durante los días más oscuros de la pandemia.

Los oponentes iniciaron una petición en línea en la plataforma Change.org que ha sido firmada por casi 5,000 personas.

Battery Park City se encuentra en terrenos estatales colindantes con el puerto de Nueva York a lo largo de la parte más baja del Oeste de Manhattan West. El gobernador es quien nombra los miembros de la junta directiva de la Autoridad de Battery Park City.

Los residentes y los niños de Battery Park protestaron en el Rockefeller Park el martes por la mañana, con carpas para dormir y letreros que decían “Salvemos el espacio verde de Nueva York” y “Los niños necesitan la naturaleza”.

En un indulto parcial, los trabajadores de la construcción retiraron el equipo y las lonas del césped tras las quejas de los usuarios del parque.

Los políticos locales criticaron el plan Cuomo.

El congresista demócrata de Nueva York Jerrold Nadler dijo en un comunicado que colgó en su cuenta de Twitter que “los trabajadores esenciales de Nueva York merecen nuestro honor y respeto, y podemos conmemorarlos con un monumento, pero arrasar espacios abiertos vitales en el bajo Manhattan no es la forma de hacerlo”.

Agregó que Cuomo tiene que pausar y detener la construcción y consultar con la comunidad sobre la ubicación y el diseño.

La concejala Margaret Chin, quien también representa a Battery Park City, envió una carta a Cuomo el lunes instándolo a detener el proyecto.

“Le escribo para instarle a que detenga los planes actuales de erigir un monumento en el parque Rockefeller de Battery Park City. El anuncio del 23 de junio sobre la ubicación del monumento y el cronograma de construcción acelerada fue un shock para mi oficina y la comunidad local de Battery Park City”, dijo Chin.

La concejala agregó que es un tercer ejemplo de Cuomo erigiendo monumentos en Battery Park City mientras ignora a los residentes locales, y recordó los casos del Monumento al Huracán María en 2018 y la estatua de la Madre Frances Cabrini erigida en 2020.

“El proyecto está en camino de crear serios problemas de calidad de vida para los residentes locales, que han confiado en este espacio verde abierto durante la pandemia. Les recomiendo encarecidamente que ordenen que se detenga la construcción hasta que haya un proceso adecuado de participación comunitaria con los residentes locales y los funcionarios electos”, dijo Chin en la carta a Cuomo.

Chin y otros opositores dijeron que los trabajadores esenciales que murieron durante la pandemia merecen un monumento, pero en un lugar más céntrico.

La Junta Comunitaria 1 dijo en un comunicado en Twitter que “el gobernador Cuomo anunció que quitaría el espacio del parque la semana pasada y el equipo de movimiento de tierra apareció antes de que terminara el fin de semana. Todo esto porque se niega a trabajar con el alcalde Bill de Blasio para honrar conjuntamente a los Trabajadores Esenciales. Aquí es donde juegan los niños”.

El alcalde no ha hecho comentarios.

Cuomo defendió la ubicación del monumento, pero en un compromiso acordó trasladarlo del centro del parque a un área en la esquina después de escuchar el retroceso de la comunidad, dijo un funcionario de la gobernación.

“Estamos orgullosos de plantar 19 árboles para un monumento que afirma la vida en un parque de destino hecho para que todos los neoyorquinos disfruten, a la sombra del símbolo de la resistencia y apertura de Nueva York”, dijo el portavoz de Cuomo, Jordan Bennett.

“Esta ubicación fue elegida en un proceso abierto por 23 líderes que representan a cientos de miles de trabajadores esenciales, y el diseño del sitio permite que las personas continúen disfrutando del espacio del parque. Esperamos trabajar con todos los que usan este espacio público y ver a generaciones de neoyorquinos de todo el estado disfrutar y celebrar este monumento”, añadió el vocero.

La oficina de Cuomo también dijo que el monumento ocupará solo 3,000 pies cuadrados o el 2 por ciento de los 143,000 pies cuadrados de espacio que tiene el Parque Rockefeller.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *