Polémica por jugador de River Plate con orden de captura

Polémica por jugador de River Plate con orden de captura

PARAGUAY, Asunción.- La mañana de este miércoles 28 de agosto estuvo sumergida en una polémica que envolvió al Club Atlético River Plate, con uno de sus jugadores: el uruguayo Nicolás de la Cruz. A horas de jugar la vuelta de los cuartos de final de la Copa Libertadores, la delegación argentina fue notificada que el jugador tenía una orden de captura en Paraguay, por hechos ocurridos en el 2016. El cuadro argentino jugará contra el Cerro Porteño guaraní, la noche de este jueves.

La solicitud de la justicia paraguaya, sobre el futbolista charrúa, es por hechos violentos que se suscitaron el pasado 14 de febrero del 2016, en la final de Copa Libertadores sub 20, entre el Sao Paulo brasileño y el Liverpool de Uruguay, club donde militaba el ahora riverplatense, en ese momento, al finalizar ese partido, disputado en el estadio Defensores del Chaco, de Asunción, los jugadores protagonizaron incidentes en los que tuvo que intervenir la policía local.

En el altercado el jugador agredió a dos uniformados, según lo reseñaron las órdenes de aprensión y los cuerpos de seguridad, al enterarse de la presencia de De la Cruz, montaron presencia policial en el hotel de concentración del equipo argentino, para cumplir con el documento judicial. El jugador no puso resistencia y siempre se mostró dispuesto a colaborar con los cuerpos policiales guaranies, con el fin de aclarar la situación.

Desde la dirigencia del club y el abogado del jugador, Oscar Tuma, el mediocampista nunca fue notificado de esta causa, «el jugador no tenía conocimiento del proceso en su contra. Hoy se puso a disposición y obtuvo su libertad. Ahora está con sus compañeros, mañana va poder jugar y luego regresar a Buenos Aires para continuar con sus actividades», dijo el jurista, según reseñó el diario Marca. «Gracias a Dios no pasó a mayores», agregó.

Los primeros minutos de la mañana fueron de incertidumbre, pues los policías encargados de su detención hablaban de que el jugador tenía que ser trasladado directo a una penitenciaría, pero con el pasar de las horas, el panorama se fue aclarando y el futbolista podrá estar con su equipo jugando el encuentro y luego podrá volver a Buenos Aires, «solo fueron inconvenientes naturales que tienen los seres humanos. No hubo ningún pago de fianza, procesalmente se establecen garantías para el sometimiento del proceso y para finiquitar el mismo», finalizó el abogado, en reseña del medio citado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *