Pacquiao busca esta noche un dos por uno

Manny Pacquiao, el excelente boxeador filipino, quiere -de verdad- ¿quitarse la espinita que le clavó hace más de tres años y ocho meses el estadounidense Floyd Mayweather Jr?

La pregunta es formulada en referencia a lo ocurrido el dos de mayo del 2015, en Las Vegas, Nevada (Estados Unidos) en el que el púgil de Filipinas fue prácticamente humillado por la “magia técnica” del estelar Mayweather. Aquella fue la pelea más millonaria de la historia.

Mayweather, quien es un boxeador ¿retirado? de los ensogados, realizó hace dos semanas una exhibición de las artes marciales mixtas. El espectáculo se registró en Japón.

Por esa exhibición, que duró menos de tres minutos el parlanchín boxeador de Los Ángeles ganó la respetable suma de unos 85 millones de dólares. Noqueó al japonés antes de concluir el primer round del show pactado a tres capítulos.

Pacquiao, único boxeador ganador de ocho títulos mundiales en otras tantas divisiones (desde el cetro mosca hasta el campeonato mediano junior), cree que todavía, a sus cuarenta años de edad -recién cumplidos- puede concretar nuevos éxitos.
Esta noche, en el hotel MGM de Las Vegas, arriesgará su corona welter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) cuando enfrente al peligroso Adrien Broner, de Estados Unidos.

Según reportes de las agencias de prensa, el gladiador filipino (foja de 60-7-2, 39 victorias por nocaut), se ve en “muy buenas condiciones físicas”.

“Pacquiao luce en excelentes condiciones físicas con miras al enfrentamiento que sostendrá contra el estadounidense Adrien “The Probleman” Broner, en un interesante combate que se llevará a cabo en el MGM Grand de Las Vegas, Nevada”, se lee textualmente en uno de los informes publicados.

Recuperar la cima

Pacquiao, en su combate con Broner, quien presenta foja profesional de 33-3-1, 24 nocauts y ganador de cuatro fajas mundiales en diferentes divisiones, ¿podrá demostrar que está en plena condición física-técnica para volver a la cima del boxeo mundial?

Los analistas no dudan de que sí, que está apto no solo para derrotar a Broner, sino que “todos podrán ver que hasta está en capacidad de vérselas de nuevo en un cuadrilátero con Floyd Mayweather”.

Freddie Roach, el experimentado entrenador estadounidense, volverá a la esquina de Pacquiao. En la anterior pelea del filipino, en la que noqueó al argentino Lucas Mathysse, Roach no trabajó en la esquina del actual monarca welter de la AMB. Pero Buboy Fernández, quien ha trabajado con Pacquiao, será el principal hombre de la esquina.

En muchos rincones del boxeo no se observa mucho interés en una posible segunda pelea Pacquiao-Mayweather.

Sin embargo, algunos analistas consideran que “todo va a depender” de su comportamiento en su compromiso de esta noche. Creen que si realiza una pelea “efectiva”, y logra salir airoso en forma contundente, “entonces las puertas podrían abrirse de par en par “para una nueva reyerta con Mayweather.

Basan su criterio, además, en que Pacquiao hace meses -tras romper sus viejas relaciones con el promotor Bob Arum-, firmó un convenio (económico) con Al Haymon, el poderoso manejador que es especie de “un exitoso empresario del boxeo escondido bajo las sombras del buen negocio”.

Haymon, desde hace varios años, es socio de Mayweather.
Expertos dicen que Pacquiao, ahora aliado a Haymon, tendrá todo el chance de contener de nuevo con Mayweather, ¡pero eso es si logra vencer de manera clara a Broner!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *