Maduro asegura que el intento de magnicidio contra él “fue ordenado por Bolton en la Casa Blanca”

Maduro asegura que el intento de magnicidio contra él “fue ordenado por Bolton en la Casa Blanca”

El inquilino de Palacio de Miraflores subrayó que el asesor de Seguridad y el expresidente Juan Manuel Santos dieron la orden a Julio Borges para ejecutar la acción.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, asegura que el intento de magnicidio perpetrado contra él en agosto del año pasado fue ordenado por el asesor de seguridad de la Casa Blanca desde allí mismo, según lo declaró este martes durante una entrevista concedida al periodista estadounidense Max Blumenthal.

“Hoy yo tengo comprobado que el atentado fue mandado y autorizado por John Bolton en la Casa Blanca”, dijo Maduro, subrayando que el asesor de Seguridad y el expresidente colombiano Juan Manuel Santos dieron la orden al exdiputado venezolano Julio Borges para ejecutar dicha acción contra su persona.

En la misma línea, el mandatario venezolano señaló que todo, desde la logística hasta el apoyo institucional y de la inteligencia colombiana, pasando por la asistencia técnica, apunta a Bolton, del que dijo que “tiene una mentalidad criminal, asesina”. Asimismo, declaró que, si bien no puede acusar de momento al presidente de EE.UU., Donald Trump, en relación con estos hechos, sí tiene todas las pruebas para acusar y solicitar una “investigación histórica” sobre Bolton, al que tacha de “criminal”.

Testigos y pruebas

El inquilino del Palacio de Miraflores dijo que tanto los autores intelectuales como las personas que financiaron y dirigieron dicho intento de magnicidio por medio de videoconferencias viven en la ciudad estadounidense de Miami y están “protegidos por el Gobierno de EE.UU.”, ya que “forman parte de las redes establecidas por la Casa Blanca”. Además, recalcó que las autoridades cuentan con testigos y pruebas de todos los autores materiales del atentado fallido con drones, todo lo cual “conduce a Borges en Bogotá”, Santos y Bolton.

Bolton anunció este martes la firma por Trump de una orden ejecutiva que permite la congelación de todos los activos del Gobierno de Venezuela y prohíbe las transacciones, dado que considera que en el país latinoamericano “el tiempo del diálogo ha terminado” y “ahora es el momento para la acción”.

La medida, que incrementa de forma significativa la presión contra la nación para aislar a Maduro a nivel internacional y buscar su salida del poder, también “autoriza sanciones a las personas extranjeras que brinden apoyo, bienes o servicios a cualquier persona sancionada, incluido el gobierno de Venezuela”.

El 4 de agosto de 2018 una detonación interrumpió de manera abrupta el discurso de Maduro durante un acto oficial con motivo del 81.º aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), que se celebraba en la avenida Bolívar de la capital venezolana. El anillo de seguridad del mandatario actuó rápidamente. Siete efectivos resultaron heridos, tres de gravedad.

Dos aeronaves tripuladas a distancia con carga explosiva tenían el objetivo de alcanzar la tarima presidencial. Uno de los drones sobrevoló la tribuna donde se encontraba el jefe de Estado y estalló en el aire, mientras que el otro se estrelló en un edificio cercano. Ambos perdieron el control debido a que sus señales fueran inhibidas por equipos destinados para este fin, cuando se llevan a cabo actos en los que participa el presidente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *