Llegó el día: Las 12 claves para entender la elección presidencial de EE.UU. más polarizada de los últimos años

Llegó el día: Las 12 claves para entender la elección presidencial de EE.UU. más polarizada de los últimos años

Biden Vs. Trump

Las elecciones de este martes 3 de noviembre tienen a dos personajes cercanos a la Casa Blanca como protagonistas: uno que desde enero de 2017 ha estado detrás del mesón en el emblemático despacho oval, y otro que ejerció ocho años antes como segundo al mando. Se trata del actual gobernante Donald Trump (74), candidato por el Partido Republicano; y el ex vicepresidente de Barack Obama, Joe Biden (77), carta de los demócratas. Los resultados en las urnas, la histórica participación anticipada y las fuerzas políticas que se congreguen en el Colegio Electoral, definirán si Trump extiende por cuatro años su administración o si da paso al 46º Presidente de los Estados Unidos de América.

Persisten las encuestas 

El candidato demócrata ha liderado las encuestas de intención desde mediados de julio, y según el último promedio del portal RealClearPolitics, está 6,7 puntos porcentuales por encima de Donald Trump. Sin embargo, las elecciones presidenciales de 2016 pusieron en tela de juicio estas mediciones, ya que para entonces Hillary Clinton habría ganado por 2,1% pero perdió ventaja en los estados más importantes. Profundiza en los errores de aquel año, en la siguiente

La mano derecha

 Una nutrida carrera ejecutiva cimienta los perfiles de los dos aspirantes a la Vicepresidencia de Estados Unidos, y por ende a la Presidencia del Senado. El primero de ellos es el republicano Mike Pence (61), que desde enero de 2017 ocupa el cargo e iría por su sucesión. Y la segunda opción es la demócrata Kamala Harris (55), quien podría convertirse en la primera mujer y primera afroamericana en ocupar el puesto. A principios de octubre ambos se enfrentaron en un debate televisivo realizado en Utah, el cual estuvo marcado por los casos de racismo, la violencia policial y la pandemia del coronavirus. Los ciudadanos del país norteamericano no rayan una papeleta y eligen directamente quién será su próximo Presidente por los próximos cuatro años. La decisión queda en manos del Colegio Electoral, constituido por 538 miembros y repartidos según la población de los distintos estados. Por ejemplo: en Delaware viven más de 973 mil personas y cuentan con 3 representantes; pero en California hay unos 35 millones de residentes y el número de delegados se eleva a 55. Sin embargo, en cada estado, el candidato que registre la mayoría del voto popular se llevará a todos los electores que le correspondan. 

Estados bisagra 

Conocidos también como “pendulares”, “púrpuras” o “en disputa”. Los estados bisagra son aquellas entidades subnacionales que a través de la historia han enseñado preferencia por ambos partidos, brindándole distintas victorias a republicanos y demócratas. Actualmente son seis y suman 94 votos electorales: Arizona, Florida, Michigan, Pensilvania, Carolina del Norte y Wisconsin. Sin embargo, hay quienes agregan tres más: Georgia, Ohio y Iowa. Entérate de más detalles de estos estados, y las tendencias que han marcado en las encuestas,

. Récord de voto anticipado o en ausencia

 El 21 de octubre, a dos semanas de las elecciones, se dio a conocer que Estados Unidos había roto el récord de votos anticipados. En detalle, más de 95 millones de ciudadanos se acercaron a sufragar con antelación o enviado su preferencia por correo. Un número que para las presidenciales de 2016 no alcanzó los 59 millones. Comprende estos sistemas 

.Acusaciones de fraude 

Debido a la crisis sanitaria sujeta por el covid-19, el 84% del padrón electoral en Estados Unidos tuvo la opción de enviar su voto por correo como forma de prevención. Un sistema que el actual Presidente ha denostado encarecidamente desde principios de septiembre: “Esto va a ser un fraude como nunca hayan visto, es algo horrible para nuestro país”, expresó Trump durante el primer debate con Biden, sacando a flote distintas imágenes —supuestamente verdaderas— de papeletas tiradas en la calle o gente con más de una. Acusación para la cual se designó una comisión especial, que “no halló prueba alguna que sustente las denuncias”. Pero él insiste, afirmando que acudiría al Tribunal Supremo e insinuando repetidamente que podría no aceptar los resultados en el caso de perder la Casa Blanca. 

Un resultado no instantáneo

 Puede que la continuidad de Trump o la victoria de Biden no se conozca la misma noche del martes 3 de noviembre. Un escenario que el actual Presidente y candidato republicano calificó como “terrible”, pero que se explica con las medidas de prevención ante el covid-19 y la histórica participación a través del sistema de correo. Y es que físicamente no todos los estados pueden revisar, escanear, contar y procesar tantos votos en una sola jornada. Chequea cómo se podría predecir el resultado 

 Las otras votaciones 

Este martes no sólo se elegirá por Trump, Biden, Pence o Harris, sino también por alcaldes, gobernadores, representantes y senadores. Son estas últimas autoridades las que también mantienen expectantes a los estadounidenses, ya que desde 2014 la Cámara Alta ha estado compuesta mayoritariamente por republicanos (53), dejando reducidos a demócratas (45) e independientes (2). En esta ocasión —como es habitual cada dos años— un tercio del Senado será renovado y 35 escaños estarán en disputa. La fuerza política que pondere en el Legislativo sentará el camino del nuevo Presidente, ya que en su poder está ratificar los tratados y confirmar sus nombramientos. 

Una agitada agenda

 Un agitado ambiente se percibe en EE.UU., ad portas de sus votaciones, debido a la crisis sanitaria y a las protestas antirracistas. Y es que más de 9 millones de personas se han contagiado de covid-19 en los últimos nueves meses y otras 230 mil han perdido la vida por la misma causa, convirtiéndolo en el país más afectado de la pandemia a nivel internacional. De igual forma, la agenda ha estado marcada por las manifestaciones en el estado bisagra de Pensilvania, impulsadas por el asesinato del afroamericano Walter Wallace (27), quien murió tiroteado por la policía de Filadelfia. 

La importancia de las RR.SS. 

El paso de los años convirtió a las redes sociales en una fuente de información, y el contexto sanitario las potenció aún más como un lugar de encuentro. Bien lo sabe Donald Trump, que invirtió unos US$70 millones en la estrategia digital de su primera campaña, alcanzando hasta la fecha más de 30 millones de seguidores en Facebook y sobre 87 millones en Twitter. Sin embargo, su agresivo manejo también le ha jugado en contra, siendo bloqueado en repetidas ocasiones por difundir fake-news y violar las normas de conducta. Una práctica muy común en el hoy también candidato por el Partido Republicano, ya que según la base de datos del Washington Post, en 1.316 días ha realizado más de 22.200 afirmaciones falsas o engañosas. En términos numéricos, el perfil de su contrincante Joe Biden es mucho más bajo: registra 3,4 millones de partidarios en Facebook y casi 12 millones en Twitter. Su media de tuits al día es de 9,85 al día, mientras que la del Mandatario es de 43,01 según la herramienta Twitonomy. 

Expectación extranjera 

No sólo los estadounidenses estarán pendientes de esta elección. El resto del mundo también tendrá sus ojos puestos en el país norteamericano, ante lo que pueda ocurrir. Esto, porque no hay dudas de que lo que pase en la Casa Blanca muchas veces incide en el resto del planeta, ejemplo claro de ello es la guerra comercial con China. Varios expertos señalan que, en caso de que Biden sea el ganador, una de sus misiones será restablecer lazos con algunos de sus aliados que se han fracturado en los últimos cuatro años, como Alemania, Francia y la OTAN. Repasa cómo ha cambiado el mundo tras la llegada de Trump a la Casa Blanca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *