La veda de MLB al béisbol venezolano puede reconfigurar el resto del Caribe

La veda de MLB al béisbol venezolano puede reconfigurar el resto del Caribe

  •  En RD plantean aumentar el número de importados
  •  Una interrogante para los jugadores si podrán jugar

SANTO DOMINGO, RD.- La decisión anunciada el jueves por la Major League Baseball de no permitir a su personal afiliado (jugadores y técnicos) participar en la liga profesional venezolana trastoca un circuito ya muy tocado. Una noticia que puede reconfigurar los planes en el resto de las ligas invernales, incluyendo la Serie del Caribe.

En el país ya hay equipos que, en privado, plantean se aumente de 10 a 13 el número de refuerzos que se pueden utilizar, una opción que no encuentra consenso pues hay quienes entienden que reduciría plazas a nativos. También se habla de realizar un sorteo con los peloteros bolivarianos entre las ligas otoño-invernales.

Algunos lo consideran innecesario, otros lo ven como una fuente para suministrar las bajas de importados que se acentúa a partir del segundo mes del torneo y llega a nivel de locura para el round robin y serie final.

La decisión de prohibir el uso de jugadores bajo la sombrilla de la Gran Carpa también alcanza a no venezolanos, como el dominicano Alejandro de Aza, quien ya había sido ratificado por los Cardenales de Lara. Pero pertenece a los Mellizos de Minnesota y juega en la Liga Internacional (AAA).

Esta medida de la MLB se une a la reducción de 69 a 43 juegos que la LVBP va a tener en la temporada 2019-2020.

En alerta

La Confederación de Béisbol Profesional del Caribe (CBPC) no ha fijado posición sobre cómo se utilizará ese personal venezolano disponible, pero trabaja en el tema para fijar una posición.

“Estamos estudiando la situación de los jugadores venezolanos en organizaciones de MLB”, dijo Juan Francisco Puello Herrera en un comunicado.

“Es una verdadera pena que la política y deporte se confundan en esa forma, pero entiendo que la posición de MLB se debe estrictamente a disposiciones giradas por su gobierno”, dijo Puello Herrera, presidente de la CBPC.

La próxima edición de la Serie del Caribe, a jugarse en Puerto Rico en febrero de 2020, está programada que participen los campeones boricuas, mexicanos, dominicanos, venezolanos, cubanos y panameños.

Tampoco los técnicos

José Gómez, gerente de operaciones de los Leones del Escogido, entiende que a la fecha (faltan 49 días para iniciar el torneo) los clubes dominicanos ya tienen acordados los importados que utilizarán en las diferentes etapas del torneo.

Además, los importados que hasta ahora conoce irían a Venezuela no están afiliados ni a la MLB ni a las ligas menores (MiLB), por lo que estos ya están bajo contrato. Son jugadores de ligas independientes.

“Prácticamente en Venezuela se acaban de quedar si coaches, porque todos pertenecen al béisbol organizado”, dijo Gómez, quien trabajó en operaciones con los Leones de Caracas en 2013.

“Tomará tiempo para definirse qué pasará con ese personal ahora disponible, uno lo que quiere es que los muchachos se ganen su dinero, pero es una decisión que la liga venezolana y la Confederación tendrán la última palabra”, explicó el joven directivo.

En 2018, solo Estados Unidos (5,071) y República Dominicana (2,061) colocaron más peloteros que Venezuela en los circuitos menores con 1,255.

Este curso, son 94 los bigleaguers nacidos en tierra de Bolívar que han pisado la Gran Carpa, solo detrás de los quisqueyanos (148) entre los extranjeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *