JP Morgan rechaza comprar activos con tasas negativas por temor a recesión

JP Morgan rechaza comprar activos con tasas negativas por temor a recesión

SANTO DOMINGO, RD.- Muchos inversionistas se irritan ante la idea de comprar bonos con rendimiento negativo. Pocos están tan repelidos por la perspectiva como William Eigen.
El administrador de fondos de JPMorgan Asset Management dice que se retiraría antes de comprar valores bajo cero, incluso cuando algunos de sus pares se benefician de estas negociaciones en medio de los crecientes temores de una recesión global.

Él predice que los bonos con rendimiento negativo eventualmente conducirán a pérdidas “devastadoras” y ha colocado casi la mitad de su fondo en efectivo, para aislarlo de una venta masiva del mercado.

“Todo el concepto de rendimientos negativos, de personas que pagan por el privilegio de prestar dinero, es un comportamiento insano para mí”, indicó en entrevista desde Boston.

Eigen es un veterano de 29 años de la industria que supervisa el JPMorgan Strategic Income Opportunities Fund (Fondo de Oportunidades de Ingresos Estratégico) de 12.4 mil millones de dólares. “No pago por prestar dinero. Eso no es inversión de renta fija, es inversión de pérdida fija”.

Eigen dijo que los inversionistas finalmente se enfrentarán a un mercado distorsionado por grandes cantidades de deuda con rendimientos negativos provocada por años de política monetaria excesivamente laxa desde Europa hasta Japón.

Alrededor de 13.3 billones de dólares en valores ahora se negocian con rendimientos bajo cero, ya que varios bancos centrales europeos y Japón recortaron las tasas a negativas después de la crisis financiera en un intento por estimular el crecimiento.

Las medidas, incluido el enorme programa de compra de bonos del Banco Central Europeo, estaban destinadas a ser temporales, pero la tasa de referencia en esa región se ha mantenido constantemente por debajo de cero desde 2014. El valor de los bonos con rendimiento negativo aumentó 60 por ciento este año, desencadenado en parte por temores de una guerra comercial prolongada entre EU y China.

Eigen dijo que está evitando la deuda incluso cuando predice una recesión en Europa y una desaceleración “bastante fuerte” en EU, que normalmente sería un buen momento para comprar bonos.

Dio tres razones: los bonos ya tienen precios de tiempos malos. Y solo puede obtener una ganancia de capital de la deuda con rendimientos negativos “si alguien más loco que usted está dispuesto a entrar para pagar más por el privilegio de prestar dinero a un gobierno o una empresa sobre endeudada”.

Pérdidas “devastadoras. Pero lo más importante, nada sobre el actual mercado de bonos es sostenible, según Eigen. Tarde o temprano, se va a estrellar, y él quiere estar allí con polvo seco cuando suceda.

“Lo que digo es que se imprime tanto dinero, pones billones de dólares en valores en tus estados financieros, y en algún momento algo va a estallar”, dijo Eigen. “No digo que vaya a ser en el corto plazo, pero hombre, cuando esto se reviente, las pérdidas que enfrentarán los inversionistas de renta fija serán devastadoras, y mi trabajo en ese entorno es obtener resultados positivos”.

El fondo de Eigen, cuyo objetivo es generar ganancias del efectivo, obtuvo beneficios de 3.2 por ciento en lo que va de 2019, por arriba de la tasa efectiva de los Fondos Federales de entre 1.75 a 2.0 por ciento. Pero también está detrás de sus pares que compran bonos de rendimiento bajo o negativo: el Índice de Rendimiento Global Total de Bloomberg-Barclays ha ganado 6.3 por ciento este año.

No está solo, ya que los bonos bajistas han tenido un rendimiento inferior este año, incluso los grandes bateadores como el Pimco Income Fund de Dan Ivascyn y el principal fondo de inversión de Ray Dalio se están perdiendo en medio de una recuperación mundial.

No son solo las tasas menores a cero en Europa las que aumentan la cautela de Eigen.
Un entusiasta de los automóviles con una inclinación por las motocicletas italianas rápidas, toma sus señales sobre la economía de los clientes en dos garajes comerciales que posee parcialmente en el centro de Massachusetts.
A Eigen no le gusta lo que está escuchando a medida que se acercan las elecciones presidenciales de 2020.

Clientes nerviosos. “Veo que algunos de nuestros compradores más grandes y los clientes más grandes se ponen realmente nerviosos”, dijo.
Las elecciones “se han polarizado tanto aquí en los Estados Unidos que eso no puede ser bueno para la confianza, y la confianza impulsa la economía”.

El cóctel de riesgos está incitando a Eigen a favorecer el efectivo y los activos altamente líquidos. Su estrategia, que puede invertir o apostar contra casi cualquier cosa en el universo de renta fija, tiene una posición de 21 por ciento en deuda corporativa con grado de inversión. También favorece las hipotecas no relacionadas con agencias.

Los bonos basura ahora representan menos del 5.0 por ciento del fondo desde el 70 de hace tres años. Si bien Eigen se benefició el año pasado al reducir su posición de deuda del gobierno alemán a cinco años, ahora no está dispuesto a repetir la apuesta.

“Creo que las tasas probablemente pueden bajar un poco en los Estados Unidos y las tasas alemanas probablemente las seguirán”, dijo.

Incluso las predicciones de una nueva recuperación en los bonos del Tesoro de los Estados Unidos no son suficientes para despertar su apetito. Él ve potencial para que el rendimiento del Tesoro a 10 años caiga al 1.0 por ciento.

La cartera de Eigen está “tan defensivamente posicionada como siempre” y está construyendo un ‘cofre de guerra’ que desplegará cuando los mercados de bonos se agoten. Y mientras tanto, no comprará valores con rendimientos negativos, incluso si pierde algo de utilidades.

“No me involucraré en eso”, dijo. “El día que compre algún instrumento con rendimiento negativo, ese día me retiro. No hago eso por los inversionistas. Si las personas quieren bloquear las pérdidas, pueden hacerlo por sí mismas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *