Joe Biden habló con Jacob Blake, el hombre afroamericano baleado por la policía

Joe Biden habló con Jacob Blake, el hombre afroamericano baleado por la policía

La conversación telefónica se extendió durante 15 minutos y tuvo lugar en el marco de la visita del candidato presidencial a la ciudad de Kenosha, que ha sido escenario de protestas como consecuencia del hecho.

El candidato presidencial demócrata, Joe Biden, habló este jueves con Jacob Blake, el joven afroamericano gravemente herido por la policía. La conversación, que se extendió durante 15 minutos, tuvo lugar en el marco de la visita del candidato a Wisconsin, un estado clave para las elecciones de noviembre.

“Tuve la oportunidad de hablar con Jacob. Está fuera de terapia intensiva. Habló de como nada lo iba a derrotar, de como no se iba a dar por vencido sin importar si vuelve a caminar o no”, dijo Biden en una reunión en una iglesia de la ciudad de Kenosha, donde tuvo lugar el hecho.

Al llegar al estado, Biden y su esposa, Jill, mantuvieron también una reunión privada de alrededor de una hora y media con la familia de Blake: en concreto, con su padre, Jacob Blake Sr., sus hermanos y uno de sus abogados, B’Ivory LaMarr. La madre de Blake, Julia Jackson, y otro abogado, Ben Crump, participaron del encuentro por teléfono.

“La familia estaba agradecida por la oportunidad de reunirse y los impresionó la voluntad de escuchar de los Biden. La madre de Jacob lideró una plegaria por la recuperación de Jacob. Hablaron de como cambiar el desigual tratamiento de las minorías durante las interacciones con las fuerzas de seguridad”, expresa un párrafo de un comunicado sobre la reunión publicado por Crump.

Blake se actualmente paralizado de la cintura para abajo como consecuencia de los siete disparos a quemarropa que recibió frente a su hijos de un policía blanco el 23 de agosto. El incidente, grabado en video por un transeúnte, reavivó el movimiento de protesta contra el racismo y la brutalidad policial que ha sacudido a Estados Unidos desde mayo, y generó nuevas protestas -algunas de las cuales se tornaron violentas- en esa ciudad de 100.000 habitantes. De hecho, en una de ellas un simpatizante de Donald Trump, Kyle Rittenhouse, mató a dos personas. Ryttenhouse ha sido arrestado.

El viaje de Biden a Wisconsin, el primero al estado en su campaña, tiene como objetivo además contrastar con la actitud del presidente Donald Trump en materia de violencia policial contra la comunidad afroamericana.

Así, Biden busca reforzar la idea de que es una figura de unidad, capaz de liderar a la nación a través de un ajuste de cuentas con el racismo sistémico. En contraste, Trump no se reunió con la familia Blake cuando visitó Kenosha a principios de esta semana.

Se espera que, después de la reunión, Biden siga con un encuentro público más tarde el jueves con en el que dialogue con representantes de la comunidad, en una ciudad que aún se encuentra sacudida por el tiroteo de Blake y las protestas posteriores.

Dos meses antes de las elecciones, el viaje presenta a Biden tanto oportunidades como riesgos. A lo largo de su campaña de 2020, ha prometido que puede “unificar el país” y encontrar un consenso incluso donde el mismo no sea evidente.

Ese tema se ha agudizado durante un verano de protestas a nivel nacional. La mayoría han sido pacíficas, pero algunos de ellos, como en Kenosha, se volvieron violentos.

“Nadie es perfecto”, dijo Michelle Stauder, una maestra de escuela de Kenosha jubilada de 60 años sentada en una barricada erigida anteriormente y sosteniendo un cartel de campaña de Biden-Harris. “Pero estoy entusiasmada con Biden. Y me gusta que esté aquí difundiendo la palabra de paz y reconstrucción“.

Kenneth Turner estaba cerca con un letrero de Trump-Pence bajo el brazo. “Todos culpan a Trump de todo”, dijo el hombre de Kenosha de 50 años. “Pero los problemas aquí han existido desde hace mucho tiempo antes de Trump”.

Biden ha contado para su nominación demócrata con los votantes negros. Desde la muerte, el pasado 25 de mayo, de George Floyd -un hombre afroamericano asesinado por un oficial de policía blanco de Minneapolis- Biden ha pedido una revisión del funcionamiento de la policía estadounidense y ha pedido una conversación nacional sobre el racismo.

Ese fue un factor para que Biden eligiera a la senadora de California, Kamala Harris, como la primera mujer afroamericana en unirse a una candidatura presidencial de un partido importante.

Trump, mientras tanto, ha respondido con amplias condenas a los manifestantes, una defensa absoluta de la aplicación de la ley y negando que los estadounidenses latinos y afroamericanos enfrenten barreras que los blancos no enfrentan.

admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *