El segundo mayor productor de aceite de palma propone una iniciativa para frenar la escasez mundial del producto

El segundo mayor productor de aceite de palma propone una iniciativa para frenar la escasez mundial del producto

La producción de aceite en Malasia se ha visto afectada debido a una grave escasez de mano de obra tras las restricciones fronterizas por el coronavirus que detuvieron la entrada de trabajadores migrantes.

Zuraida Kamaruddin, ministra de Industrias de Plantación y Productos Básicos de Malasia, aseguró este martes en una entrevista a Reuters que desde su cartera de Estado han propuesto reducir el impuesto a la exportación de aceite de palma a la mitad para ayudar a cubrir la escasez mundial del producto. 

De este modo, Malasia, el segundo mayor productor global de aceite de palma, aumentaría su participación en el mercado.

La iniciativa fue presentada al Ministerio de Finanzas malasio, con quién ya han creado conjuntamente un comité para analizar los datos y la decisión podría tomarse a partir del mes de junio.

Según Zuraida se trata de una medida temporal que reduciría el 8 % actual al 4-6 %, puesto que para los países importadores el precio resultaba “demasiado alto debido a los altos costos en toda la cadena de suministro”.

“Durante estos tiempos de crisis, probablemente podamos relajar las medidas un poco para que se pueda exportar más aceite de palma”, aseguró Zuraida en referencia al conflicto en Ucrania y la decisión de Indonesia de prohibir las exportaciones de aceite de palma, reduciendo aún más los suministros mundiales.

La ministra incluso afirmó que habían solicitado al Ministerio de Finanzas que se reduzcan los impuestos al productor de aceite de palma vinculado al estado FGV Holdings.

“Tenemos que priorizar dar comida al mundo primero”, expresó la alta funcionaria, señalando que estaban dando preferencia al suministro de aceite a las industrias alimentarias nacionales e internacionales.

La producción de aceite de palma en Malasia se ha visto afectada debido a una grave escasez de mano de obra tras las restricciones fronterizas por el coronavirus que detuvieron la entrada de trabajadores migrantes, pero Zuraida confía en que se solucionará: “Malasia ahora espera que llegue un nuevo lote de trabajadores extranjeros en mayo y junio, superando así el problema de mano de obra para la cosecha de aceite de palma”.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, aseguró que el índice de precios de los aceites vegetales disminuyó un 5,7 % en abril.

Aun así, han advertido que los precios de los alimentos, que alcanzaron un máximo histórico en marzo, podrían subir hasta un 20 % en un contexto en el cual las perspectivas del comercio mundial se debilitan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *