El petrolero británico se vio involucrado en un accidente con un barco de pesca iraní antes de su incautación

El petrolero británico se vio involucrado en un accidente con un barco de pesca iraní antes de su incautación

Luego del incidente la embarcación iraní transmitió una señal de socorro, “pero la nave británica la ignoró”, han explicado desde la República Islámica.

Las autoridades iraníes han declarado este 20 de julio que el petrolero británico Stena Impero, incautado este vieres por los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria de Irán (CGRI) en el estrecho de Ormuz, se vio involucrado en un accidente con un barco de pesca iraní antes de que fuera detenido por los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria de Irán, informa Fars News.

“[El Stena Impero] estuvo implicado en un accidente con un barco pesquero iraní […] Cuando el barco transmitió una señal de socorro, la nave de bandera británica lo ignoró“, explicó el jefe de la Organización Marítima y de Puertos de la provincia de Hormozgán, Allahmorad Afifipour.

Se precisa que los CGRI llevaron la nave británica hasta el puerto iraní de Bandar Abbás. Los 23 tripulantes del Stena Impero permanecerán en el barco mientras la República Islámica investiga los hechos, detalla la agencia.

El buque petrolero Stena Impero del Reino Unido ha sido detenido por una unidad de buques de la Primera Zona Naval de la Armada del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán a petición de la oficina de la Organización Marítima y de Puertos de la provincia de Hormuzgan por ignorar las normas y reglamentos marítimos internacionales al atravesar el estrecho de Ormuz esta tarde”, reza el comunicado oficial iraní al respecto citado por Fars News.

El Gobierno del Reino Unido, por su parte, comunicó que está revisando la información, después de que el petrolero Stena Impero, que se dirigía a Arabia Saudita, de repente desvió el rumbo y se dirigió a aguas iraníes. Asimismo, Washington calificó la captura del buque por parte de Irán como una evidencia de la “escalada de violencia” de Teherán.

La incautación de la nave británica Stena Impero se ha producido horas después de que la Corte Suprema de Gibraltar prolongara por 30 días la detención del petrolero operado por Irán Grace 1, interceptado el pasado 4 de julio por infantes de la Marina del Reino Unido y la Policía gibraltareña en aguas del Estrecho.

El buque de la República Islámica supuestamente transportaba crudo iraní a Siria, lo que Reino Unido considera una violación a las sanciones de la Unión Europea contra Damasco, pero Teherán lo niega rotundamente. Irán tachó la interceptación del Grace 1, de bandera panameña, como “un paso destructivo” y “una forma de piratería”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *