Dictan orden de aprehensión contra ocho personas por desfalco de 1,7 millones de dólares en el Banco Central de Venezuela

Dictan orden de aprehensión contra ocho personas por desfalco de 1,7 millones de dólares en el Banco Central de Venezuela

VENEZUELA.-El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, informó este viernes que se dictó orden de captura a ocho personas presuntamente implicadas en un desfalco en el Banco Central de Venezuela (BCV).

William Saab manifestó que la investigación penal comenzó el pasado diciembre tras la denuncia del presidente del BCV, Calixto Ortega, sobre una serie de pagos realizados a las empresas Corporación Líder Plus 080, Corporación Arealíder y Textiles Siempre Líder, que no fueron contratadas por el ente emisor.

Las irregularidades se detectaron cuando un trabajador del BCV informó de un sobreprecio en el costo unitario de unos neumáticos en una factura emitida por la ‘Corporación Líder Plus 080’ al BCV. 

Según el fiscal general, valoraron en 900 dólares cada caucho, con medidas que no usan los vehículos del BCV, cuando su precio en el mercado era de 60 dólares. La mercancía nunca fue entregada.

¿Quién pagó las facturas?

La investigación interna determinó que el jefe del Departamento de Pagos y Tributos del BCV, José Rubén Albornoz Pirela, en complicidad con otros dos trabajadores, forjó expedientes de adquisición de bienes, que no cumplieron con los trámites establecidos, e hizo los pagos a las empresas.

Las tres empresas involucradas recibieron siete pagos, tramitados con expedientes forjados, por un monto de 1,7 millones de dólares, aproximadamente.

Por estos hechos, se solicitaron órdenes de aprehensión contra los representantes legales: Naim Saade y José Antonio Saade (Corporación Líder Plus 080 y Textiles Siempre Líder); Eneida Ottamendi (Corporación Líder Plus 080); Sabrina Musso Navas y Antonio Jaén Núñez (Corporación Arealíder).

Por el BCV, los imputados son: José Albornoz, jefe del Departamento de Pagos y Tributos; José Alberto Hidalgo, asistente administrativo, y el analista Robin Sanabria, ambos del Departamento de Compras y Suministros.

Los delitos que se les atribuyen son “lucro ilegal en acto de la administración pública, aprovechamiento o distracción de fondos públicos, asociación para delinquir y legitimación de capitales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *