Devers: “Decidí prepararme mejor”

“Salud y mejor preparación” así describió Rafael Devers, los factores fundamentales que lo han ayudado a convertirse en uno de los mejores bateadores en esta campaña en las Grandes Ligas.

El bateador zurdo, que está destrozando el picheo en La Gran Carpa, reconoció que a pesar de que el año pasado obtuvo su primera Serie Mundial en su carrera, no terminó como esperaba. Por ello, no se conformó, y desde que se acabó el éxtasis del campeonato en octubre, se fue a República Dominicana, y se preparó; optó por trabajar más, invertir más y cambiar ciertas costumbres.

“Hizo unos ajustes en la temporada muerta; en su vida personal, contrató preparador físico, nutricionista, trabajó en su defensa, llegó temprano a Fort Myers (entrenamiento de primavera) para seguir trabajando en lo que estaba haciendo en su país y ya estás viendo los resultados”, expresó Alex Cora, dirigente de los Medias Rojas de Boston a elCaribe.

Sus números (promedio .322, 23 cuadrangulares y 87 remolcadas), dan fe y testimonio de los cambios en su vida que realizó Devers y que ahora, no solo lo pueden llevar a convertirse en el sexto pelotero dominicano en la historia en conquistar un título de bateo en Las Mayores, sino que también será un candidato al premio de Jugador Más Valioso.

“El año pasado empecé bien y acabé un poco mal, y pienso que fue que ya me conocían. Pero, decidí prepararme mejor. Aunque, la salud, ha sido determinante. Gracias a Dios, no me he lesionado este año, no he entrado a la lista de lesionados. Si tengo salud, puedo poner buenos números, eso es lo que más me ha ayudado”, manifestó Devers, quien se encuentra en segundo lugar, en promedio de bateo de la Liga Americana con .322 detrás de DJ LeMahieu, de los Yanquis.

“Trabajé fuerte en el invierno, pero también lo que hice en los entrenamientos, los coaches me ayudaron bastante. Traté de mejorar lo más que pude, nunca lo había hecho. Este año me he fajado bastante”, resaltó Rafael, quien impulsó 34 vueltas y terminó con un promedio de bateo de .358 en julio.

Tras compilar más de 30 remolcadas en un mes, esa hazaña convirtió a Devers, de 22 años, en el jugador más joven de los Medias Rojas en llegar a esa cifra desde que Ted Williams en 1939, sumó 30 impulsadas en un solo mes.

Esta no es la primera vez que Devers igualó números como Ted Williams. En mayo, el quisqueyano registró una marca de extra bases en ocho partidos consecutivos para colocarlo justo detrás de Williams como el segundo jugador más joven de Boston en hacerlo.

Asimismo, el nativo de Samaná, resaltó el gran trabajo que realizó junto al coach de tercera base, Carlos Febles, en el invierno y durante los entrenamientos del conjunto de Boston.

“Rafi, no me ha sorprendido. Él tiene talento. Cuando todos estaban desesperados con él, a principios de la campaña, él estaba controlando la zona de strike, y mira los resultados”, indicó el piloto Cora, quien se convirtió en el primer capataz puertorriqueño en ganar la Serie Mundial.

Devers también está empatado en el liderato de la Liga Americana en dobles con 37 y se encuentra en el primer lugar en Las Mayores en hits con 146, sin la jornada de anoche.
“Sé que el año pasado cometí bastante errores. Los errores pasaran como quiera, pero uno lo que tiene que tratar es de mejorar en todo momento. Le doy gracias a Dios por la oportunidad de estar aquí”, agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *