Codevi: Un modelo para construir un muro de empleos formales

Codevi: Un modelo para construir un muro de empleos formales

En Codevi trabajan poco más de 10,700 haitianos y 1,000 dominicanos. En este parque industrial también convergen profesionales de China, Sri Lanka y otras naciones. Se ha convertido en un referente en materia de generación de empleos formales en la frontera norte de República Dominicana y Haití.

En los últimos 15 años, que coincide con la instalación del parque industrial Codevi, la zona se ha caracterizado por tener uno de los mejores índices de reducción de pobreza del país. Para los empresarios, este es el ejemplo idóneo de que en la frontera sí es posible construir un muro de empleos formales.

El presidente de Codevi, Fernando Capellán, afirma que la demanda del parque ha sido tal que los únicos espacios disponibles ya están contratados. Se trata de cuatro edificios cuya construcción fue encargada por las empresas que se instalarán próximamente.

Sin embargo, según el empresario, Codevi tiene el doble de terreno disponible en otro lugar aledaño y será donde se replicará y duplicará el modelo que lleva 15 años demostrando que es viable y conveniente para ambos países.

Capellán, al referirse a la valoración que los empleados le dan a esta oportunidad de desarrollo, destaca que la rotación laboral es mínima, lo que es un indicativo del cuidado que dan los empleados a su puesto de trabajo porque están conscientes de lo que eso significa para sus familias.

El empresario estimó que producto de la toma de conciencia y del impacto que tiene el parque en el desarrollo de la zona, en pocos años se eliminará el uso de la leña para cocinar en Juan Méndez, lo que redundará en un impacto importante a favor del medio ambiente.

“Codevi parte de una realidad: hay una frontera y dos países en una isla. Queremos hablar de la que nosotros sabemos más, donde más impacto hemos tenido y donde se acumula nuestra experiencia. La interacción de estas dos ciudades fronterizas, Juana Méndez y Dajabón, ha traído como resultado una mejoría en los indicadores sociales y económicos”, explicó Joseph Blumberg, vicepresidente de Mercadeo y Desarrollo Estratégico del Grupo M.

Explicó que hay hitos que se han registrado desde la instalación de Codevi. En estos momentos, indicó, hay un 80% de pobreza en Juan Méndez, pero cuando Codevi se instaló era casi del 100%, mientras que en Dajabón en estos momentos ronda del 50%. Respecto al desempleo, señaló, en el lado haitiano anda por el 60%, mientras que en la parte dominicana ronda el 25%.

Durante una presentación a una comisión de empresarios de alto nivel que visitó la frontera, Blumberg refirió que en estos momentos hay cuatro millones de jóvenes (21-35 años) en la isla, pero que en 14 años esa cifra se duplicará. Ante estos números, cuestionó dónde se le buscará trabajo a esta población.

“Lo que estamos viendo ahora en la frontera es inseguridad, falta de diálogo público y privado, transparencia, reglas; escasez de normalización en toda la frontera, que si fuera de otra manera hubiera otras formas de captar ingresos. El comercio ilegal se estima entre US$300 y US$400 millones al año y en la medida que siguen bajando las donaciones internacionales a Haití, más presión habrá”, detalló Blumberg.

Explicó que en estos momentos Codevi tiene 1.3 millones de pies cuadrados bajo techo distribuidos en 19 naves, en las cuales laboran 10,749 empleados haitianos. Informó que las empresas instaladas en el parque son de diversas partes del mundo, pero ante el contexto creado a raíz de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, ha habido un aumento de la demanda de empresas por instalarse.

ADEMÁS:  Mi más reciente visita a la frontera con Haití

Blumberg detalló que Codevi tiene cuatro millones de pies cuadrados y que recientemente completaron la negociación con el Gobierno haitiano para ampliar a cinco millones de pies más, ya que lo que viene y pudiera replicarse en toda la frontera, dijo, es algo que debe pensarse seriamente por sus bondades para ambos lados.

“El Grupo M, como tal, tiene 11,242 empleados entre República Dominicana y Haití, de los cuales 10,700 están en Codevi y todas las semanas se reciben cerca de 200 nuevos empleados con una rotación mínima. Ustedes vieron el flujo que se produce al mediodía para el almuerzo. Cada fábrica tiene un color de suéter para manejar el orden”, explicó.

El ejecutivo de Grupo M destacó la importancia que ha tenido para facilitar la comunicación en la población el funcionamiento de una estación de radio y otra de televisión desde el parque. Estos medios de comunicación, refirió, han ayudado a informar sobre cualquier acontecimiento importante, incluyendo todo lo relacionado al brote de cólera que hubo en el país, lográndose cero casos en esa zona.

Además, resaltó la transformación que se comenzó a implementar con las mujeres cocineras, de las cuales 60 comenzarán a ser microempresarias con un mejor manejo de los alimentos, agua purificada, gas licuado de petróleo y todo un proceso ágil de negocios que las hará más eficientes.

Apoyo oficial

El director de Aduanas, Enrique Ramírez Paniagua, afirma que la experiencia de Codevi debió replicarse hace muchos años en otras zonas de la frontera, destacando la importancia que ha tenido para el país.

Especificó que más del 30% del personal de Aduanas está dedicado o enfocado en parques y empresas de zonas francas, lo que es una muestra de que es una de las áreas que se han trabajado para mejorar. Su interés es que esa entidad no sea una retranca para los exportadores.

“Yo creo que el muro es este tipo de inversión y de concepto de empresas o de desarrollo, el cual deberíamos replicar en los demás puntos donde hay población haitiana de consideración. Esta gente que trabaja aquí estuviera en Santo Domino, en Santiago o en cualquier otra zona de nuestro país”, indicó Ramírez Paniagua.

Para Manuel Díez Cabral, expresidente del Conep, proyectos como el que ha desarrollado Codevi es lo que debe ser planteado en la frontera con Haití, pues representa una verdadera apuesta de desarrollo de esta zona. “Hay que generar empleos y buenos negocios que busquen el valor de ambos lados o lo positivo que tienen las dos naciones. El hecho es demostrar que ciertamente se puede hacer un buen negocio en beneficio de todos. Yo creo que esta es la mejor solución que se puede hallar en la frontera”, sostuvo el empresario.

Respecto a la propuesta de construir un muro de concreto, entiende que a veces las personas responden a inquietudes y miedos que tienen. Sin embargo, afirma que Codevi es un gran ejemplo de cómo enfocándose en buscar valores, en los sitios donde los hay, se puede lograr mucho.

La empresaria Ligia Bonetti, de Mercasid, valoró el esfuerzo y dedicación de los empresarios que iniciaron este proyecto hace 15 años, ya que se ha visto que ha valido la pena. “Algo que noto aquí es la limpieza y el orden. Se ve que los empleados han aprendido a no sólo cuidar su empleo, sino también el entorno de trabajo”, dijo.

Abraham Hazoury, de Cap Cana, reconoció que los promotores de Codevi se adelantaron a los tiempos y fueron muy certeros al concebir este proyecto. “Hoy el gobierno de Estados Unidos se enfrenta a una caravana de inmigrantes que va hacia su frontera. Se habla de un nuevo Plan Marshall para Centroamérica, con lo cual podemos deducir que Fernando Capellán, Félix García, Miguel Lama y otros no están locos. Yo pensaba que estaban locos cuando vi este proyecto al principio. Pensaba que era muy agresivo y que era una locura”, expresó.

ADEMÁS:  La frontera, un horizonte con oportunidades infinitas de desarrollo

Hazoury está convencido que Codevi demuestra que va en el sentido correcto y que el esfuerzo que han hecho sus promotores ha valido la pena. Destacó que la presentación que hizo Joseph Blumberg sobre el proyecto no es más que una demostración de lo que todos los empresarios vieron durante el recorrido previo.

Dijo que iniciativas como Codevi protegen a la economía dominicana y la nacionalidad, así como la dignidad de Haití. Destacó que Codevi constituye un verdadero muro de empleos formales. A su entender, es importante que se piense seriamente en la ampliación del mercado binacional por el hecho de que hay una demanda de vender más. Dijo que la mejoría de las condiciones económicas de los haitianos repercute en el sector industrial dominicano.

Propuso a los empresarios buscar mecanismos de participación real en el desarrollo de la frontera, ya sea a través de la participación en el proyecto, aunque sea simbólica, con acciones.

“Hay que buscar mecanismos que nos comprometa a todos y que no nos quedemos en una visita turística. Te pido, Fernando Capellán, que emitas unas acciones, aunque sea simbólicas, para que cuando salga la lista de los socios estemos todos. Más que un mensaje económico, que ojalá también se dé, sea un tema de mensaje político de que los empresarios dominicanos estamos solidariamente conscientes en que vale la pena el proyecto”, dijo.

carlos josé martí y carlos martí

Carlos José Martí y Carlos Martí.

El empresario Carlos José Martí valoró el trabajo e impacto positivo que tiene Codevi en su zona de influencia por alrededor de 15 años, lo cual se nota en la mejora de la calidad de vida de los habitantes de la frontera norte con Haití. Indicó que este es el tipo de proyecto que debe impulsarse, pues se convierte en un muro de empleos formales de personas que emigrarían a las ciudades a formar cinturones de pobreza.

“Para mí lo que está haciendo Fernando Capellán en Codevi es un ejemplo a seguir por todos los empresarios. Yo invito a todos los dominicanos a venir a ver lo que se hace aquí y a ser testigos de un verdadero muro de empleos formales que funciona en esta parte desde hace 15 años. Esto es lo que necesitamos los dominicanos”, sostuvo Martí.

Valoró los programas de apoyo que realiza Codevi en la zona, así como la creación de conciencia entre los trabajadores en el sentido de la importancia de cuidar el entorno de trabajo y el medio ambiente. Estima que en pocos años se notará aún más el desarrollo en esta parte de Haití, especialmente en Juana Méndez y zonas aledañas.

El presidente de la Asociación Nacional de Jóvenes Empresarios (ANJE), Guillermo Julián, consideró que el modelo de Codevi debe ser replicado cuatro o cinco veces en otras zonas de la frontera, pues es el verdadero muro al que está abocado República Dominicana para evitar la inmigración masiva de haitianos hacia las ciudades.

“Construir un muro de concreto en la frontera con Haití es una idea estúpida e insensata. El que viene aquí cambia de opinión. El verdadero muro está en la generación de empleos formales”, dijo.

Destaca la transformación o avance implementado en la cocción de los alimentos, pues antes cientos de mujeres lo hacían con leña, mientras que ahora será con estufas y gas, lo que redundará en un método para garantizar el cuidado al medio ambiente. “Antes comían donde quiera y decidimos hacerles los comedores. El plan piloto con las cocineras comienza con 60 mujeres”, explicó.

ADEMÁS:  Mi más reciente visita a la frontera con Haití

Una necesidad para el desarrollo

La amplicación del muelle de Manzanillo, en Montecristi, es una de las prioridades a mediano plazo para los empresarios que lideran a Codevi. Fernando Capellán explica que si este puerto se habilita para recibir barcos más grandes, entonces todo lo que se produce en la zona estaría a solo dos días de Miami. De lo que se trata, indica, es de ampliarlo para poder instalar una grúa.

Señala que aún hay que trabajar con el sindicato de camioneros, pues los equipos disponibles no están en las mejores condiciones y los clientes de Codevi necesitan, incluso, inspeccionar los camiones. El sindicato pertenece a la Federación Nacional de Transporte Dominicano (Fenatrado). El presidente de Codevi explica que los clientes de Codevi exigen que los camiones tengan GPS para aumentar la seguridad de la carga, que estén en mejores condiciones y estén limpios.

Fernando Capellán reveló que han sostenido conversaciones con las autoridades para ver de qué manera el mercado, que sólo se celebra viernes y lunes, puede ser extendido a toda la semana.

codevi siembra arbol

Abraham Hazoury sembró un árbol con el apoyo de Félix García, Fernando Capellán y otros empresarios.

El tipa-tipa para madres que laboran en Codevi

El empresario Fernando Capellán mostró a la comisión de visitantes algunos de los programas de apoyo social y económico que realiza el parque industrial en favor de los empleados, especialmente el Tipa-Tipa, que beneficia a madres solteras que no tienen con quién dejar sus hijos.

En ese orden, explicó que Codevi ofrece a las madres que trabajan en el parque industrial la ventaja de un centro infantil o guardería, donde sus hijos reciben educación, alimentación, cuidados médicos y ellas pueden amamantarlos.

Ejecutivos del Grupo M explicaron que todas las mañanas los niños realizan el acto de izamiento de su bandera haitiana y se les enseñan los valores de su patria. El centro tiene como objetivo principal proporcionar cuidado y educación a niños de 45 días de nacidos hasta 6 años de edad, hijos de familias de empleados.

Senadora apuesta al desarrollo

La senadora por Dajabón, Sonia Mateo, está convencida de que proyectos como el que representa Codevi es el tipo de muro que requiere la frontera, ya que se convierte en un referente de creación de empleos formales. De esta manera, dice, se le eleva la calidad de vida a las personas y no emigran de su tierra.

“La inversión en la frontera beneficiará tanto a haitianos como a dominicanos. Aquí hay más de diez mil haitianos trabajando y más de mil de nuestros compatriotas también con un empleo formal. Esto evita la emigración en su conjunto”, expresó.

A su parecer, ante la poca oportunidad que hay en la zona para conseguir un empleo de calidad y formal, los trabajadores valoran lo que tienen, que es justamente lo que ha sucedido con Codevi. Aseguró que entre ambos pueblos hay muy buenas relaciones porque de ambos lados de la frontera se ha entendido que el progreso, con este tipo de proyectos, llegará para todos. Valoró la presencia de todos los empresarios en la frontera para que vean cómo es que funciona.

A su entender, la inversión en la frontera no sólo beneficiará a la economía haitiana, sino que también es una muestra del interés que tiene el país de que Haití se desarrolle, pues eso también redunda en beneficio de RD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *