Afirman Asilis logró acuerdo con la DGII

Afirman Asilis logró acuerdo con la DGII

El empresario José Luis Asilis, propietario de la terminal de transporte de autobuses Metro, y ejecutivo de la empresa Lajun Corporation, que administraba el vertedero de Duquesa, fue dejado en libertad ayer luego de arribar a un acuerdo con la Dirección General de Impuestos Internos (DGIII), que lo había acusado de fraude fiscal.

Una fuente del Ministerio Público explicó que el empresario fue dejado en libertad supuestamente a cambio de que se presente mañana a la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional para conocerle medida de coerción.

Acuerdo
El empresario supuestamente logró que la DGII le rebajara el monto a pagar, aunque no se especificó la cantidad.

Se recuerda que la empresa Lajun Corporation había demandado al Estado por 300 millones de pesos por incumplimiento de contrato.

La fuente explicó que se está discutiendo el monto de dinero que Asilis pagará a la DGIII, por concepto de impuestos.

Aunque la Fiscalía del Distrito Nacional había anunciado su arresto, en la lista de recluidos de la cárcel del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva no figura su nombre.

Sponsored
Hágalo antes de ir a dormir para regenerar su cabello durante la noche

Desde tempranas horas de la mañana de ayer periodistas del área de justicia permanecieron casi todo el día a espera de que la Fiscalía presentara la medida de coerción ante la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional hasta anoche que se supo que Asilis llegó a negociación con la institución recaudadora de impuestos.

La información de que estaba preso fue supuestamente para presionarlo, según reveló una persona allegada al empresario, que hizo reserva de su nombre.

Antecedentes

En el 2007 la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) acusó al empresario de evasión de impuestos, y en abril del 2015 la autoridad tributaria convocó a pública subasta de 23 autobuses y un camión perteneciente a la empresa Metro Servicios Turísticos, con el objetivo de cobrarse una deuda fiscal, más recargos e intereses por RD$173.5 millones, por el mismo caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *