A un año y medio del coronavirus: claves sobre el tratamiento, el diagnóstico y los estudios necesarios después del COVID-19

A un año y medio del coronavirus: claves sobre el tratamiento, el diagnóstico y los estudios necesarios después del COVID-19

Si alguien pensaba que el coronavirus se iba a tratar de una foto, a esta altura sabrá que estaba equivocado. El COVID-19 ya es parte de una película que, pese a la superación del virus que empieza a vislumbrarse en algunos países del mundo, no ha terminado.

En Argentina, la segunda ola sigue su paso con la presencia de nuevas variantes, las cuales -se sabe- resultan más contagiosas y le hacen frente a una estrategia de vacunación que se realiza a contra reloj.

A esta altura, ya son muchos los que pasaron por el COVID-19. Y los que no lo pasaron, tiene algún familiar que seguramente transitó esta enfermedad. Una de las cuestiones que tiene este virus es que, así como puede ser sintomático o asintomático, deja secuelas muy disímiles en la gente, dependiendo del grupo etario y las comorbilidades preexistentes.

Infobae propuso tres pilares de análisis: tratamiento, diagnóstico, y estudios necesarios posteriores. Para esto, dos expertos del Centro Médico de Diagnóstico CEMEDYT, el complejo médico que tiene 20 años de experiencia en diagnóstico por imágenes, diagnóstico precoz de enfermedades y medicina de prevención, dieron su mirada que se resume en las siguientes claves.

Plasma convaleciente y dióxido de cloro

Quedó demostrado en varios estudios científicos que el plasma no tiene efectividad en pacientes con neumonía grave. “No sucede lo mismo en pacientes con Covid leve, donde sí fue efectivo pero con títulos también muy altos de anticuerpos en plasma, más de 3000, administrados en los primeros tres días de infección, y dio mucho rédito en disminución de mortalidad y disminución de internación en terapia intensiva”, explica a Infobae Mariano Masciocchi, médico clínico y cardiólogo de CEMEDYT.

Masciocchi explica que del mismo modo que el dióxido de cloro no está fundamentado por la Sociedad Argentina de Infectología. Lo mismo que la ivermectina ni el ibuprofeno inhalado que está en estudio. “Son tratamientos que se llaman “Compasivos”, porque aún no están totalmente demostrado que puedan ser de utilidad. No tenés un peso estadístico que lo avale. Ojo con lo que recomendamos”, dice Masciocchi.

Antibióticos

Una de las recomendaciones de los médicos es no utilizar antibióticos profilácticos en una enfermedad viral. ¿Por qué? Porque el antibiótico mata bacterias, no virus. “Muchas veces me encuentro en el consultorio post Covid y eso me preocupa mucho. Porque entrevisto a un paciente, le pregunto cómo está y me cuenta que estuvo en domicilio. O sea, no estuvo internado. Un Covid leve con fiebre. Pero resulta que le dieron antibiótico, azitromicina. No es una infección bacteriana, es viral”, aclara el doctor Masciocchi

“Solo se da antibiótico en internación de paciente en terapia en Covid grave. Cuando tenés un paciente internado con oxigenoterapia, con neumonía. Ahí le das el optamox querido, por dar un ejemplo. Pero esto no debe ser así, al azar, en la casa, porque supuestamente lo leí en algún lado o un médico amigo me lo dijo”, dice Masciocchi

¿Los corticoides son buenos?

La respuesta es: Ni. Los corticoides hoy en el mundo han sido lo único efectivo contra la neumonía grave por Covid, que es la que requiere oxigenoterapia. “El estudio inglés Recovery fue el que demostró que la dexametasona en seis miligramos al día, por diez días, era útil para prevenir muerte, asistencia respiratoria mecánica y progresión de infiltrados a nivel pulmonar”, explica Masciocchi

“Pero no hay que darlo no en la casa, sino cuando estás internado. Lo que pasa es que estamos quemando etapas y eso no debe suceder porque lo que era útil para darlo cuando era grave ya lo usaste cuando era leve y no me sirve ahora que es grave”, apunta a Infobae Lucas Acri, especialista en Diagnóstico por imágenes de CEMEDYT.

Mucho se ha hablado de los tratamientos para el COVID-19. Lo cierto es que hay que seguir teniendo en cuenta algunas cuestiones básicas como un antitusivo para la tos, o un paracetamol en caso de fiebre. “¿Requiero oxigeno por neumonía?, aporto corticoides. Quizás en este caso puedo sumar algún antibiótico profiláctico. Estamos hablando siempre de neumonía grave”, refiere Acri

Existen nuevas drogas que se han utilizado que están en publicaciones internacionales, como el remdesivir que es un antiviral que en etapas leves de la enfermedad por Covid, ha tenido buen rédito por el estudio Recovery

Lo mismo como el tocilizunav, que es un anti interleuquina 6. “Se está escuchando mucho hablar de las citoquinas inflamatorias. Estas son las que llevan a la falla cardíaca y puede ser la muerte del paciente. Esta droga anti interleuquina 6, que se llama rocilizunav, se da en pacientes con afecciones graves que requieren oxigenoterapia de alto flujo u en las primeras 24 horas de la asistencia respiratoria mecánica, donde se observó en estos estudios internacionales que ha tenido buen rédito”, dice Masciocchi.

Otra cuestión que sigue estando en duda para muchas familias son las nebulizaciones. “No se nebuliza en una pandemia de Covid”, advierte tajante Masciocchi. “Se dan paf inhalatorios si hay broncoespasmo. El que es asmático necesita el broncodilatador, eso no se lo voy a negar. Pero no lo nebulizo porque aerosoliza y tira el virus como una nube tóxica por todo el ambiente”, agrega Masciocchi

Diagnóstico

En materia de diagnóstico el PCR es la opción más segura. Hay muchos test rápidos en el mercado, que en CEMEDYT también los manejamos. Pero el diagnóstico de certeza es el la biología molecular, la Reacción en Cadena de la Polimersa.

“Se hace a través de hisopado nasal y oral y se manda a la detección de antígeno viral o reacción en cadena de la polimerasa. No es como el evatest que te se puede hacer con una gotita de sangre u hispadito en un consultorio. Esos son orientadores, que por supuesto nos pueden ayudar. Si dan positivo en general son positivos. Pero si son negativas, no se descarta que puedan ser positivos por PCR”, explica Acri.

Seguimiento Post COVID-19

Los profesionales de CEMEDYT realizan los seguimientos médicos necesarios de las personas que transitaron la enfermedad COVID-19 y se recuperaron. Un mes. Ese es el tiempo de espera para hacer un control.

“Lo importante es que todos los pacientes que tuvieron Covid tienen que hacerse un control, un chequeo mínimamente para descartar si hubo impacto en tres órganos fundamentales: el pulmón, el corazón y el hígado”, dice Acri.

“Se hace un laboratorio porque ahí es donde vamos a ver cómo está el hemograma, es decir los glóbulos blancos, la función renal, la función hepática para ver las enzimas hepáticas. En este virus se elevan las enzimas hepáticas, puedes llegar a tener una hepatitis viral y no será por el virus de la hepatitis C sino que es por Covid. El hígado es el filtro de un montón de toxinas de drogas y puedes tener alteraciones”, apunta Masciocchi.

“Mucha gente nos dice que tuvo Covid hace 15 días y después se fue a vacunar. Nosotros le decimos que espere. Yo soy provacuna pero si estás en un pico de anticuerpos porque tuviste una enfermedad reciente, no es conveniente vacunarse”, explicó el doctor Mariano Masciocchi, médico clínico y cardiólogo
Con todo este proceso se hace la detección de anticuerpos. “Mucha gente nos dice que tuvo Covid hace 15 días y después se fue a vacunar. Nosotros le decimos que espere. Yo soy provacuna pero si estás en un pico de anticuerpos porque tuviste una enfermedad reciente, no es conveniente vacunarse. El gobierno de la Ciudad te hace firmar una declaración jurada que tenés que haber pasado 3 meses de haber tenido la enfermedad. Esto es porque consumimos una vacuna básicamente sin fundamento. Si vos tenés anticuerpos y con la vacuna querés lograr anticuerpos pero ya los tenés por la enfermedad, vas a perder una vacuna que después no te voy a poder volver a poder dar”, refiere Masciocchi.

Es importante que las personas que tengan COVID-19 y que sientan falta de aire, que se fatiguen, sobre todo que tengan tos seca y si se saturan, saturan un poco más bajo que lo habitual, lo comuniquen lo más rápido posible con su médico. “Recomendamos hacerse un estudio de imágenes y/o tomografía para tratar a tiempo una neumonía y sus complicaciones”, dice Acri.

Con respecto a los estudios post COVID hay muchos efectos que pueden llegar a detectarse en los estudios y evitar que la persona se reintegre a sus actividades habituales, como por ejemplo las actividades deportivas, “pudiendo desarrollarse alguna cuestión mayor, por ejemplo a través de una tomografía descartar signos de fibrosis del pulmón”, grafica Acri.

Vacunación completa ante las nuevas cepas

Ante la alta contagiosidad de las nuevas variantes, los expertos explican, sobre todo en relación a la Delta y Gamma, que no responden bien ante una sola vacuna. Sino ante las dos dosis. “La vacunación tiene que ser completa, no alcanza como dicen algunos con una sola vacuna. Porque las nuevas cepas no responden a una sola dosis, sino a la dos. Eso es muy importante. Las nuevas cepas se devoran al paciente que no tiene la vacunación completa”, advierte Masciocchi.

Seguir con las medidas de prevención

Los especialistas piden que las personas vacunadas sigan utilizando las medidas de precaución. “No puedo dejar de usar el barbijo por la simple razón de que la vacuna, como cualquier vacuna, protege sobre la proyección grave, o sea la asistencia respiratoria o la muerte. O sea el problema que te genera el virus, pero no la enfermedad. La enfermedad la podés tener igual. Y la puedes contagiar. Por eso hay que seguir con el lavado de manos y la distancia social porque pueden contagiar”, finalizan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *