A día de hoy no hay retos para Alonso en F1, pero si llama Ferrari…”

A día de hoy no hay retos para Alonso en F1, pero si llama Ferrari…”

A día de hoy”, es la expresión con la que Fernando Alonso hizo ayer una declaración de intenciones para el futuro. Sin esas cuatro palabras parecería que renuncia definitivamente a regresar a la Fórmula 1, pero tampoco es el caso, exactamente.

 A día de hoy, Alonso parece estar un poco hastiado de aparecer un día sí y otro también, en informaciones de medios y revistas especializadas, donde se especula sobre lo que hará o no hará, de si ha partido las peras con McLaren, o de si ha llamado a Red Bull o a Ferrari cada día para ofrecerse a pilotar para ellos 2020. Es lo que tiene ser uno de los mejores pilotos de la historia y seguir en activo.

“En los últimos años, lo que puede ofrecerme a nivel personal no me resulta lo suficientemente atractivo. Fue una etapa excepcional, pero a día de hoy no encuentro en la F1 los retos que puedo conseguir fuera de ella”. Esa es la frase que pronunció Fernando en la presentación de una nueva edición del Liberbank Challenge, que organiza su Fundación.

“A día de hoy” es así, pero podría ser diferente mañana por la mañana o dentro de dos semanas o de dos meses. Todo pasa por si Ferrari decidiese prescindir de un Sebastian Vettel en caída libre y que genera cada día menos confianza en la cúpula de Maranello (o de Turín, que es donde está ahora el mando), o bien si el propio piloto alemán decidiese irse de la competición. También podría Seb regresar a Red Bull, donde sigue teniendo amigos y valedores como Marko y Horner.

Y entonces, no a día de hoy, habría un reto tan desafiante como regresar para ser campeón vestido de rojo, con el ‘cavallino’ bordado en el pecho y tras 12 años de sequía en el Mundial de pilotos para el mejor equipo de la F1. Un reto a su medida.El debate sobre su futuro le fastidia Alonso viene de una semana en la que McLaren tuvo que salir un domingo de madrugada a decir que sigue siendo su embajador y en la que dos días después dio por confirmados oficialmente a Carlos Sainz y Lando Norris como su alineación para 2020. Y cuando oyó lo de las “puertas abiertas” a la F1, una pregunta que le hicieron en Le Mans y que no quiso contestar, ayer decidió hacerlo.”Tengo una idea clara de lo que voy a hacer. No dejo puertas abiertas, ni estoy esperando o buscando que me llame nadie. 

Siempre he elegido dónde y cuándo quería correr, porque me muevo en base a lo que me hace feliz. Lo que haga en el futuro está en mi cabeza y se sabrá a su debido tiempo”, dijo para cerrar debates, que es algo que le molesta.

El Dakar parecería claro para enero con Toyota, pero Alonso no quiso confirmar ni desmentir: “Es una carrera atractiva, la más importante, pero también opuesta a mis cualidades o manera de conducir. Nunca lo he hecho en tierra y hacer el raid más duro del mundo, de repente, sería algo extremo”, dejó en el aire, siempre a día de hoy, claro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *