Zarpar de las Sombras

Zarpar de las Sombras

artículo Opinión Jesús Antonio Fernández Olmedo.

El trabajo sexual si no es reconocido como tal en la mayoría de los estados del planeta
es realmente precarizado aún más hoy con la pandemia.
La inexistencia de un marco legal se presta a todo tipo de abusos en este
área.
No podemos mirar para otro lado , se trata pues del más antiguo del mundo.
En muchos lugares están sometidas a detenciones arbitrarias, abusos,
a tratos inhumanos y degradantes. ¿ Cómo seguimos en el XXI todavía
tan hipócritas ? ¿ Que nos pasa por que nos gusta tirar la primera piedra
si no somos quien ni tenemos categoría ninguno de nosotros para ello ?
Hoy algunas de ellas se comienzan a organizar en herramientas
sindicales pero estamos muy lejos de generar un cambio de
situación.
La policía en su caso jugó durante muchos años de agente de mercado.
A nadie se le escapa que estas personas están en el ojo mas bajo
de la moral y de la criminalización. Paradójicamente estamos viviendo
en una sociedad donde la moral ya no existe ni tampoco la fidelidad así
como una enorme cantidad de valores se han convertido en cero.
Aceptar que existen como gremio y darle su espacio en la sociedad
significa superar unos perjuicios y convertir a las trabajadoras
sexuales en un sujeto político existente en nuestra sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *