Vladimir Putin recrudece su persecución a la prensa: allanaron la casa de periodistas que investigaron a un miembro del Gobierno

Vladimir Putin recrudece su persecución a la prensa: allanaron la casa de periodistas que investigaron a un miembro del Gobierno

La Policía de Rusia registraron este martes los apartamentos de varios periodistas de investigación y sus familiares, en medio de una creciente presión sobre los medios independientes del país.

Oficiales registraron los apartamentos de Roman Badanin, editor jefe del medio digital de investigación Proekt (”Proyecto”), y María Zholobova, una de sus periodistas. Los agentes también allanaron la casa de los padres del número dos de Badanin, Mikhail Rubin, quien fue detenido cerca del edificio residencial de Zholobova y conducido al apartamento de sus progenitores.

Los cateos se produjeron después de que Proekt prometiera publicar una pesquisa sobre el ministro ruso del Interior, Vladimir Kolokoltsev, y su supuesta fortuna, según dijo el medio en su cuenta en la aplicación de mensajería Telegram. El medio publicó la historia poco después de que comenzaran los procedimientos.

Proekt dijo más tarde que al menos dos de los tres registros estaban relacionados con un caso de difamación sobre un documental de 2017 en el que trabajaron Badanin y Zholobova sobre un empresario de San Petersburgo con supuestos lazos con el crimen organizado.

Badanin era un sospechoso en el caso, según dijo a la televisora independiente rusa Dozhd su abogada, Anna Bogatyryova, mientras que Zholobova era considerada como testigo. Sin embargo, no estaba claro por qué la policía había incluido a Rubin, el número dos de Badanin.

Mientras se llevaban a cabo los cateos el medio seguía minuto a minuto lo que sucedía por Telegram.

Proekt via Telegram
La última publicación de Proekt en Telegram dice “Por qué los investigadores allanan a Periodistas. Hoy, 29 de junio, temprano en la mañana, fueron registrados tres de nuestros colegas del Proyecto: nuestro editor en jefe Roman Badanin, su adjunto Mikhail Rubin y la periodista María Zholobova. Sus teléfonos y computadoras fueron incautados y todos fueron interrogados. Consideramos estas acciones como un intento de censurar y presionar a nuestros colegas y exigimos que cesen las acciones de investigación contra los periodistas del Proyecto. A los investigadores no les interesa cómo los familiares de las personas que ocupan cargos gubernamentales recibieron propiedades que obviamente no pueden pagar, sino cómo se enteraron los periodistas.

No por qué la propiedad de las personas importantes en la administración pública o sus seres queridos se esconde del público, sino por qué el público, sin embargo, se enteró. No cómo las personas que custodiaban la ley terminaron en relaciones muy ambiguas con ella, la ley, sino cómo resultó ser conocida por los periodistas. Los encargados de hacer cumplir la ley quieren representar a los periodistas como delincuentes y durante los interrogatorios les hacen preguntas a ellos y no a aquellos a quienes los periodistas tienen preguntas.”

Este no es un caso aislado, ya que, las autoridades rusas aumentaron la presión sobre los medios independientes de noticias en los últimos meses. Dos populares medios, Meduza y VTimes, fueron designados como “agentes extranjeros”, una denominación impuesta a grupos, medios o personas que reciben financiamiento del extranjero. La designación conlleva un escrutinio adicional del gobierno y una fuerte connotación peyorativa que podría desacreditar a los que la reciben.

VTimes cerró este mes tras ser incluido en la lista de agentes extranjeros, mientras que Meduza lanzó una campaña de recaudación de fondos.

Rusia empleó esa ley para imponer fuertes multas a Radio Free Europe/Radio Liberty, con financiamiento estadounidense, por no identificar su material como producido por “agentes extranjeros”. La emisora ha pedido la intervención de la Corte Europea de Derechos Humanos.

La nota que provocó la ira del Kremlin

El medio Proekt publicó la nota “Retrato del Ministro del Interior Vladimir Kolokoltsev con su familia y muchachos”, la cual se divide en cuatro partes: Cómo el hijo de un ministro se acercó a la familia de autoridad, Cómo se enriquecieron los parientes de Kolokoltsev, Cómo el ministro se hizo amigo de empresarios de renombre y Lo que esconde el hijo del jefe del Ministerio del Interior.

El contenido revela “uno de los mayores secretos de la policía rusa es el bienestar de Alexander Kolokoltsev, hijo del Ministro del Interior. Su propiedad está oculta en bases de datos estatales, aunque el hijo del ministro ni siquiera ha trabajado en la administración pública. Quizás la razón de este misterio fue que se registraron numerosas propiedades de los familiares del jefe del Ministerio del Interior, obtenidas, entre otras cosas, gracias a las conexiones de los Kolokoltsev con empresarios influyentes y al menos una autoridad de Izmaylovo.”

El medio The Moscow Times explicó que, el informe de Zholobova, que cita la base de datos de pasaportes de coronavirus filtrada de Moscú, alegaba que Kolokoltsev es el propietario real de una propiedad privada de 200 millones de rublos (2,8 millones de dólares) en el suburbio más rico de Moscú, Rublyovka, que en los documentos legales pertenece a un pariente lejano.

Proekt también informó que el hijo de Kolokoltsev, Alexander, posee aproximadamente 1.800 millones de rublos (25 millones de dólares) de bienes raíces de lujo debido a supuestos vínculos con el hampa criminal de Rusia, que según dijo también había contribuido al ascenso del ministro en las filas.

Proekt dijo que la oficina de prensa del Ministerio del Interior calificó sus consultas sobre la supuesta riqueza oculta de Alexander Kolokoltsev como “poco éticas”.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo a los periodistas que existían “fundamentos legales” para tales registros, aunque no estaba al tanto del motivo, según la nota del Moscow Times.

Proekt, una de las últimas noticias independientes que quedan en Rusia, saltó a la fama con sus investigaciones sobre la supuesta hija extramarital de Putin, la propiedad de élite del recién nombrado primer ministro Mikhail Mishustin y la supuesta riqueza ilícita del líder checheno Ramzan Kadyrov. El informe que motivó las razias de este martes en Rusia fue publicado en este link, pero no se sabe si el gobierno de Putin intentará bloquear el acceso a ella en algún momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *