Ven violación normas es por falta autoridad

Ven violación normas es por falta autoridad

Pese a que el Gobierno decidió que el país no pase a la tercera fase de la desescalada de la actividad económica debido al aumento de los contagios de coronavirus, las autoridades no están haciendo cumplir de manera estricta las medidas preventivas contra la pandemia.

En las estaciones del Metro de Santo Domingo, en el transporte público, en las entidades bancarias, las tiendas y otros centros comerciales no se cumplen a cabalidad las disposiciones del Ejecutivo que establece, entre otras, el distanciamiento y el uso obligatorio de mascarillas.

En muchas estaciones del Metro, a pesar de estar señalizadas, los usuarios de ese transporte rompen con el distanciamiento físico en las largas filas que se forman en ciertas estaciones como la Mamá Tingó, en Villa Mella, la cual es la más concurrida. Esta mañana había una larga fila en esa terminal donde las personas se encontraban apiñadas, violando los parámetros de distanciamiento social.

Aunque la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (Opret) ha establecido algunas medidas preventivas, en las filas no se cumple con la distancia que debe haber entre una persona y otra.

Aunque agentes de seguridad de la Opret en dicha estación toman la temperatura a cada uno de los que se proponer abordar el tren, no se encargan de regular el distanciamiento en las filas.

Gravedad del caso

Lo peor del caso es que en los lugares de alta concentración de personas no hay agentes que se encarguen de exigir a todas las personas que se pongan la mascarilla y que los obliguen a mantenerse distanciados.

Aunque las autoridades sanitarias han establecido que el uso de la mascarilla es obligatorio para todos, muchas personas no se las ponen y otros se la colocan en la barbilla.

El caos fue mayor en estaciones como la Gregorio Luperón, en la avenida Hermanas Mirabal, ya que la misma carece de autoridades que vigilen el complimiento de las normas preventivas.

Esta mañana había una fila en la sucursal de Caribe Express, en la avenida Charles de Gaulle con Hermanas Mirabal, donde las personas estaban apiñadas, lo que los exponía al contagio de la pandemia.

En las Oficialías del Estado Civil, que también lucen abarrotadas de personas, la gente no respeta el distanciamiento.

Otros lugares que también se ha convertido en espacio propició para el contagio de covid-19, son los mercados, las tiendas y los establecimientos bancarios.

Pierde el miedo

Lo más preocupante del caso es que la gente le ha perdido el miedo a la enfermedad, por lo que en los sectores se puede apreciar muchas personas que no usan la mascarilla.
El país no pasará a la tercera fase de la desescalada de la actividad económica como estaba pautado para este miércoles porque no se dan las condiciones debido al incremento de los casos de coronavirus que se han registrado durante la fase 2.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *