“Todos nuestros drones regresaron a sus bases”: El Ejército de Irán desmiente que EE.UU. haya derribado su aeronave

“Todos nuestros drones regresaron a sus bases”: El Ejército de Irán desmiente que EE.UU. haya derribado su aeronave.

Este 18 de julio, desde EE.UU. afirmaron que su buque de guerra había derribado un dron iraní en el estrecho de Ormuz, a la entrada del golfo Pérsico.

El portavoz del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas iraníes, el general de brigada Abolfazl Shekarchi, ha negado este 19 de julio la afirmación del presidente de EE.UU., Donald Trump, sobre el derribo de un avión no tripulado iraní en el estrecho de Ormuz, a la entrada del golfo Pérsico, informa la agencia de noticias Tasnim con referencia al Departamento de Defensa de la República Islámica.

“Contrariamente” a las afirmaciones de Trump, “todos los drones iraníes” que volaron sobre el estrecho de Ormuz en el marco de “los controles planificados han regresado a sus bases de manera segura”, ha asegurado.

Momentos antes, el presidente de EE.UU., Donald Trump, declaró que un buque de guerra estadounidense había derribó un dron de Irán este jueves en el estrecho de Ormuz. De acuerdo con el mandatario, la aeronave no tripulada se acercó a menos de un kilómetro del barco de asalto anfibio USS Boxer “ignorando múltiples advertencias” estadounidenses antes de ser “inmediatamente destruida” por ese buque.

“El Boxer tomó una acción defensiva contra un avión no tripulado iraní que volaba a una distancia muy cercana, aproximadamente 1.000 yardas [914 metros]”, aseveró Trump, asegurando que el avión estaba “amenazando la seguridad del barco y de su tripulación”.

Por su parte, el Pentágono había asegurado que la operación mencionada por Trump correspondió a una “acción defensiva” tomada luego de que la aeronave volara “dentro de una distancia amenazante”. El mandatario calificó ese presunto sobrevuelo como otra de las “acciones provocativas y hostiles de Irán”.

La situación en torno a este presunto derribo se produce semanas después de que la República Islámica abatiera un dron norteamericano de vigilancia RQ-4 Global Hawk en esa misma zona. Según Teherán, ese avión de reconocimiento no tripulado volaba en el espacio aéreo iraní, pero Washington afirma que en ningún punto de su trayecto salió del espacio aéreo 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *