Si te acabas de comprar una Raspberry Pi, así debes configurarla paso a paso

La Raspberry Pi es el Mini PC de más éxito del mundo. Si acabas de comprar una y no sabes por dónde empezar, te echamos una mano con esta guía para ponerla a funcionar.

A día de hoy hay muchos Mini PC disponibles, aunque sin duda la Raspberry Pi sigue siendo la referencia del mercado. Cada años se venden miles de dispositivos en sus distintas versiones, con miles de usuarios preguntándose por dónde empezar a configurarla.

Configurar una Raspberry Pi no es nada complicado, ya que de hecho la facilidad de uso es su principal punto fuerte. No son necesarios muchos conocimientos de informática para convertirla en un ordenador de bajo consumo o incluso en una Android TV completamente funcional.

A continuación te vamos a explicar paso a paso como hacerla funcionar en una breve guía tutorial para Raspberry Pi. Enlazaremos a otros tutoriales que también te serán de utilidad a la hora de sacarle el máximo partido a tu nuevo juguete.

Estas son las nuevas alternativas a RPI que ya están disponibles

Para empezar, esto es lo que vas a necesitar:

Otro PC completamente funcional
Un pendrive o microSD de 1 GB de capacidad o más
Al menos una hora de tiempo libre
Protege tu Raspberry Pi del polvo y los golpes
Este primer paso no es imprescindible, pero sí muy recomendable. Sea cual sea el uso que le vas a dar a tu Raspberry, es mejor protegerla con una carcasa. Las venden por apenas 16€ con cargador y ventilador incluido en Amazon España.

Es una inversión que merece la pena porque evitará que el polvo y la suciedad se acumule en la placa, conservando su funcionamiento a largo plazo.

Si lo prefieres, hay otro tipo de carcasas para RPI, como por ejemplo esta, que imita el aspecto de las antiguas consolas Nintendo.

Raspberry Pi 3
Elige un sistema operativo
Pasamos ahora al primer paso de esta guía para configurar la Raspberry Pi como tal: la elección del sistema operativo. Windows no es una buena elección, ya que a este PC le falta potencia para ejecutarlo. Tienes dos opciones: Linux o Android.

Es difícil encontrar una versión de Android que funcione bien, aunque las hay. Una de ellas es RaspAnd, disponible gratis en su blog.

No obstante, si la vas a usar como PC, es mejor instalar una distribución ligera de Linux. Hay decenas para RPI, cada una de ellas con sus propias características. Aquí puedes ver un listado; elige la que más te guste y descárgala en otro ordenador.

Estas son las mejores distros de Linux para 2019

Flashea el SO en una microSD o pendrive
Ahora que ya has decidido que SO vas a usar, es el momento de instalarlo en un pendrive o microSD. Son las dos únicas formas de instalar un sistema operativo en la Raspberry Pi, ya que evidentemente no tienen lector de CD.

Aquí te contamos paso a paso cómo puedes hacerlo con Windows 10, aunque el proceso es idéntico. Si no quieres usar Rufus, Etcher es otra herramienta perfecta para flashear imágenes ISO en un pendrive USB o una microSD.

Bodhi Linux
Instala tu sistema operativo y llénalo de software
El siguiente paso es, cómo no, instalar el sistema en tu Raspberry Pi. Conectándola a un monitor externo podrás iniciar todo el proceso sin problemas. Basta con bootear el pendrive en el inicio y seguir las instrucciones de instalación.

Cuando ya por fin puedas iniciar sesión en dicho sistema en tu RPI, toca disfrutar: manipúlalo y decide tú mismo qué aplicaciones y sotware vas a instalar y necesitar. Al fin y al cabo ya tendrás tu Raspberry Pi 100% lista para usarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *