Se confirma que Sony odia una de las funciones de PS4 que más gustan a sus usuarios

Algunos documentos filtrados entre Sony y Epic Games revelan que los publisher deben pagar a Sony un royalty para que juegos como Fortnite tengan crossplay en PS4.

Con esta filtración queda claro que Sony no es muy partidario de esta forma de jugar. El crossplay o juego cruzado es un estilo multijugador online entre consolas y PC que permite a los jugadores disfrutar de la partida con sus amigos desde diferentes plataformas como PlayStation, Xbox, Nintendo Switch, PC o un móvil.

Esta opción puede ser muy interesante para los usuarios, pero no todas las compañías de videojuegos están igual de interesadas, Sony se ha mostrado reacia y bloqueó el crossplay de juegos tan populares como Minecraft o Fortnite. Una serie de documentos confidenciales dejan a la vista la opinión de la compañía en este tema.

Los documentos han sido desclasificados durante el juicio entre Apple y Epic Games que se está realizando en estos momentos. En uno de los documentos se revela que Sony cobra una comisión a las empresas que quieren tener en su oferta de crossplay sus juegos.

The Verge ha publicado varios de estos documentos, el primero es un correo enviado por Epic Games a Sony en 2018, fecha anterior al bloqueo que aplicó Sony a sus juegos. En ese correo Epic argumenta que el posible bloqueo sería perjudicial para ambas empresas y “no ven ningún escenario en el que Epic no consigue lo que quiere” se puede leer en la imagen superior.

Al final se muestra la firma de Joe Kreiner, vicepresidente de desarrollo de negocio de Epic Games. En el correo se intenta convencer a Sony de que acepte el acuerdo con la oferta de contenido exclusivo de Fortnite (promociones en PS Plus, skins exclusivas). También ofrecen la posibilidad de que todos los eventos de Epic en el E3 de ese año tuvieran la marca de PlayStation, e incluso dejar que Sony organizara un anuncio del crossplay en el que su imagen quedara por encima de las demás empresas. Las palabras textuales son “Epic hará todo lo posible para que Sony quede como los héroes”.

El mensaje no sirvió de mucho como podemos imaginar sabiendo que meses después se aplicó el bloqueo. Aún así es interesante ver la respuesta de Gio Corsi, el director de relaciones de desarrollo en Sony por aquel momento. “Como saben, muchas empresas están explorando esta idea y ninguna compañía les ha podido explicar aún por qué el crossplay mejora el negocio de PlayStation”.

No obstante, en 2019 Sony acabo encontrando un punto positivo a esta forma de juego multiplataforma. Un segundo documento publicado revela el motivo por el que Sony acepto adoptar el crossplay con el resto de empresas: los editores están obligados a pagar a Sony una regalía cada vez que los jugadores de PlayStation contribuyen con más de un cierto porcentaje al resultado final de un juego multiplataforma, para “compensar la reducción de ingresos” de Sony al permitir el crossplay.

En declaraciones a The Verge, el CEO de Epic Games, Tim Sweeney, ha explicado que Sony es la única empresa que recibe esa compensación. Además, prohíbe a los editores transferir monedas virtuales hacia o desde PlayStation, y le obliga a ofrecer una configuración desde la que deshabilitar todas las interacciones multiplataforma.

No se sabe si este fue el único motivo por el que se decidieron a aceptar el modo crossplay en juegos como Fortnite o Minecraft. Tras el bloqueo la compañía recibió muchas críticas por parte de los jugadores, lo cual pudo decantar la balanza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *