Samsung HW-Q70R, análisis y opinión

La Samsung HW-Q70R es un modelo de barra de sonido de gama media compatible con Dolby Atmos y DTS: X que sobre el papel no desmerece frente a modelos de gama superior. La hemos probado, y en este análisis puedes leer nuestra opinión.

A pesar de los avances y esfuerzos la calidad de sonido sigue siendo uno de los puntos débiles (o “flacos”, nunca mejor dicho) desde que a los televisores les dio por ponerse a dieta, hace ya de esto algunos años. Y es que la reducción de espacio en el interior de los actuales Smart TV en pos de conseguir televisores más finos y estilizados tiene un claro efecto rebote en lo que lo que a la parte sonora se refiere que se queda especialmente coja en comparación con el vídeo.

Para solventar esta desigualdad los amantes del cine disponen de varias posibilidades, siendo las barras de sonido la opción más socorrida para aquellos que nos están dispuestos a llenar todo el salón de cables y altavoces.

Uno de los modelos más interesantes dentro de la última hornada de barras de sonido es esta Samsung HW-Q70R que hoy llevamos a análisis, un modelo de gama media compatible con Dolby Atmos y DTS: X, Acoustic Beaming y sistema de sonido adaptativo que no desmerece en prestaciones frente a las versiones de gama superior.

Barra de sonido Samsung HW-Q70R
Dimensiones (Barra de sonido) 1100 x 59 x 100 mm
Dimensiones (Subwoofer) 205 x 403 x 403 mm
Peso (Barra de sonido) 3.6 kg
Potencia total 330W
Número de canales 3.1.2
Número de altavoces 7
Sistemas de sonido Dolby Atmos, Dolby 5.1ch / Dolby DD+, DTS-X, DTS 5.1ch, UHQ 32bit Audio
Conectividad HDMI In, HDMI ARC, Audio Óptico
Conectividad inalámbrica WiFi / Bluetooth
Consumo (Barra / Subwoofer) 33W / 28W (*según la marca)
Accesorios incluidos Mando a distancia, Cable HDMI, Soporte para pared
Vídeo Compatible 4K HDR
Otros Compatible con Alexa servicios de música como Deezer o TuneIn
Precio 699 euros

Resumen del análisis del Samsung HW-Q70R:

Moderna, a la par que sobria y elegante
3.1.2 con una conectividad algo limitada
Puesta en marcha para todos los públicos
Sonido adaptativo para olvidarte de todo
Dolby Atmos y mucho más
Gama media para los más exigentes

Moderna, a la par que sobria y elegante
A nivel de diseño no se aprecian diferencias de consideración frente a su predecesora, el modelo HW-N650. Un diseño elegante y sobrio, además de discreto, en un dispositivo que no debería quitar ningún protagonismo al televisor.

Cuenta con una rejilla metálica que cubre toda la parte superior y frontal de la barra. Dispone de cuatro botones físicos en el lateral derecho: encendido, cambio de fuente y controles de volumen, además de un display LCD tras las rejilla que sirve para mostrar informaciones muy básicas, como el modo de sonido activo o los cambios en las diferentes ecualizaciones.

Con unas medidas de 1100 x 100 x 59 mm, la barra de sonido está pensada para colocarse directamente frente al televisor sin molestar la visión o puede montarla en la pared gracias al soporte incluido. Aunque estéticamente esta orientada a acompañar a los últimos televisores de la marca coreana, su diseño moderno y sus 59 mm de altura hacen que sea adaptable a la gran mayoría de televisores actuales del mercado.

Samsung HW-Q70R-review
El otro elemento del conjunto es su subwoofer con estructura de madera de 205 x 403 x 403 mm, de color. La conectividad inalámbrica hace que para su instalación sólo sea necesaria una toma de corriente, lo que unido a su discreto tamaño hace que sea bastante sencillo de colocar de forma disimulada casi en cualquier estancia.

Samsung HW-Q70R-review

3.1.2 con una conectividad algo limitada
Diseñada por Harman Kardon, empresa adquirida por Samsung hace un par de años, la barra de sonido HW-Q70R cuenta con un esquema: 3.1.2., con tres altavoces dedicados en las zonas izquierda, derecha y central, más dos altavoces en la parte superior (uno en cada extremos) ligeramente orientados hacia afuera. Estos últimos son los encargados de recrear las sensaciones inmersivas tridimensionales de Dolby Atmos y DTS: X haciendo rebotar las ondas de sonido en paredes y techo. Completa el conjunto el subwoofer inalámbrico de 8 pulgadas para graves que baja su rango de frecuencias hasta los 35 Hz frente a los 42 Hz de la versión anterior, y que otorgan al conjunto un total de 330 W de potencia.

Si le damos la vuelta a la barra de sonido encontramos un par de cavidades en las que se ubican todas conexiones de esta Samsung HW-Q70R. En en lado izquierdo se aloja un pequeño botón para activar la conectividad WiFi, un puerto de servicio y la entrada de alimentación de 19V.

Samsung HW-Q70R-review
En extremo opuesto, en la zona derecha encontraremos una entrada de audio digital TosLink (óptico), una entrada HDMI y un puerto de salida HDMI-ARC (Audio Return Channel) compatible con HDR y vídeo en 4K, fundamental si queremos enviar el audio desde el televisor a la barra de sonido con un único cable y poder realizar ajustes de sonido mediante los menús del televisor.

Samsung HW-Q70R-review
Además la HW-Q70R cuenta con Bluetooth y WiFi Direct (5GHz y 2.4GHz) para poder enviar sonido directamente a la barra desde otro dispositivos sin necesidad de cables, aunque en el caso del Bluetooth es importante indicar que no es compatible aptX, aptX HD o LDAC, por lo que siempre que puedas es mejor recurrir a la conexión WiFi. Además, tampoco funciona con Chromecast, una pena.

Puesta en marcha para todos los públicos
Configurar el HW-Q70R resulta muy sencillo, una vez colocada la barra de sonido delante del televisor y conectada la corriente de la misma debemos enchufar el cable HDMI desde la salida HDMI-ARC de la barra de sonido hasta el la entrada HDMI-ARC correspondiente del televisor (importante no equivocarse). De esta forma ya podremos reproducir el sonido del televisor en nuestra barra de sonido. Si queremos conectar otro dispositivo externo deberemos utilizar el puerto HDMI IN restante.

¿Qué es… ?
Escucha el podcast de ComputerHoy.com: ¿Qué es?
¿Qué es? es un podcast semanal de ComputerHoy.com en el que en cada episodio abordamos a fondo un tema técnico de actualidad en el mundo de la tecnología. Suscríbete y escúchanos cada martes en tu aplicación de podcasts favorita.

Escucha el último episodio
Como la HW-Q70R solo tiene una sola entrada HDMI no quedará más remedio que cambiar de forma manual el cable si queremos alternar con otra fuente de video, como un reproductor de Blu-ray, Apple TV o consola de videojuegos. Cierto es que podríamos recurrir a la conexión de audio óptica (Toslink), pero teniendo siempre en cuenta que existe una pequeña pérdida a la hora de reproducir Dolby Atmos mediante Dolby TrueHD ya que la fibra no proporciona ancho de banda suficiente.

Samsung HW-Q70R-review
El siguiente paso es conectar el subwoofer, la ausencia de un cable físico entre la caja y la barra de sonido, unido a la dispersión de las frecuencias graves en 360 grados hace que su ubicación dentro de la sala sea más flexible, quedando supeditada a la presencia de una toma de corriente cercana. Pese a ello, es recomendable colocarlo el linea con la barra de sonido dejando una separación mínima de unos 30 centímetros alrededor entre el subwoofer.

Por defecto la barra de sonido y el subwoofer debería estar emparejados, aunque en mi caso aunque todo parecía estar correcto (el pequeño LED azul permanecía encendido de forma constante) aunque no emitía sonido alguno, por lo que tuve que recurrir al emparejado manual ( botón “ID Set” en la parte posterior del subwoofer + botón “arriba” del mando a distancia) que no funcionó de forma correcta hasta el quinto intento.

Sonido adaptativo para olvidarte de todo
Una vez puesto en marcha las opciones de configuración de sonido son limitadas, poco más que un ajuste para los niveles de agudos y graves, control de volumen independiente para los altavoces laterales, central y superiores, además de los controles de volumen general y del subwoofer, que cuenta con sus botones específicos en el mando a distancia.

Si configuramos la conexión WiFi la app SmartThings de Samsung añade algunas funciones adicionales como un ecualizador de siete pistas, acceso a los servicios de música en streaming como Deezer o TuneIn, un temporizador de apagado y, tal vez lo más interesante, la configuración para el control de voz de mediante Alexa de Amazon, aunque para ello necesitas un asistente Amazon Echo conectado a la misma red.

Samsung Smart Things
La configuración es rápida y sencilla, y una vez asignado un nombre la barra de sonido podemos comenzar realizar comandos de voz para cambiar el volumen, reproducir una emisora de radio, saltar de canción, pausar, silenciar, apagar o cambiar de fuente, entre otras opciones. Realicé a prueba con un Echo Dot, el asistente más básico dentro de la gama de Amazon, y la respuesta fue buena, sin retrasos apreciables ni necesidad de repetir las órdenes incluso con el sonido a un volumen alto. No soy muy amigo de los comandos de voz, pero he de confesar que resulta cómodo cuando no tienes ni idea de donde has dejado el mando a distancia.

Samsung HW-Q70R-review
La barra de sonido Samsung HW-Q70R cuenta con cuatro modos de sonido preestablecidos: Standard, Surround, Game y Adaptative que se pueden selecciona con el botón “Sound Mode” del mando a distancia. De todos ellos el más relevante, con diferencia, es el Adaptive Sound. Un modo de sonido que ajusta dinámicamente la ecualización del sonido en tiempo real en función del contenido que se reproduce enfatizando la claridad de la voz a volúmenes más bajos. Este es el modo de sonido que se selecciona automáticamente en televisores QLED de última generación como el Samsung QLED 8K Q900R que que utilicé para este test.

Dolby Atmos y mucho más
Estuve realizando varias pruebas para este análisis de la barra de sonido Samsung HW-Q70R, mezclando diferentes tipo de contenidos y formatos de audio en sus diferentes modos de sonido, y en líneas generales el resultado fue muy satisfactorio.

El Modo Estándar resulta ideal a la hora de escuchar música, sobre todo música clásica y bandas sonoras en las que se puede percibir con gran detalle cada uno de los instrumentos. En canciones con presencia voces, la voz se percibe nítida y clara, incluso los coros y segundas voces.

El Modo Surround o de sonido envolvente genera una sensación espacial equilibrada, consiguiendo virtualizar la presencia de varios altavoces de una forma más que convincente. Los 56 agujeros con una orientación de 18 grados de la parte superior hacen que el sonido se distribuya de forma convincente hacía los laterales emulando a la perfección la presencia de dos altavoces a ambos lados de la pantalla.

Los altavoces traseros virtuales consiguen hacer llegar los efectos al espectador y crear recrear con gran fidelidad la presencia de sonidos a nuestra espalda, aunque tal vez pecan un poco de escasa potencia, aunque estos dependen mucho del entorno (cada sala tiene sus propios matices) y la forma en la que las ondas de sonido rebotan para con seguir el efecto. Pese a ello, aquellos que vengan de la clásica configuración 5.1 clásica verán colmadas con creces sus expectativas y recibirán como compensación el poder suprimir los siempre molestos y complicados de colocar altavoces traseros.

No se perciben muchas diferencias entre el Modo Surround y el Modo Juego o Game Pro más allá de una mayor prevalencia en las frecuencias graves que contribuyen a un sonido más “contundente”.

La presencia de los modos de sonido resulta interesante, aunque casi innecesaria una vez que probamos el Adaptative Sound o Sonido Adaptativo, que ajusta los efectos envolventes de la barra de sonido según lo que estemos escuchando o viendo en pantalla, dando prioridad a los diálogos, música o efectos según circunstancias. Tras unos breves ajustes, este modo unifica en uno solo los tres anteriores, adaptando el sonido a las necesidades del contenido que estemos escuchando.

El HW-Q70R es una de las muchas barras de sonido que compiten por llevar Dolby Atmos a nuestros salones, un formato de sonido que tiene como objetivo colocar “objetos de audio” (hasta 128 a la vez) en un espacio tridimimensional.

En nuestra prueba con contenidos Dolby Atmos, uno de los alicientes de esta barra de sonido, las escenas de acción, tiroteos y explosiones saltan al siguiente nivel con unos efectos de sonido que se posicionan con claridad en el espacio 3D. Tras probar y comprar Dolby Atmos con sistemas con altavoces físicos hemos de decir que las distancias son evidentes, no se pueden hacer (al menos todavía) milagros, pero el resultado no deja de ser por ello más que convincente, y un salto de calidad frente a las formato de sonidos “estándar”.

Dolby Atmos HW-Q70R
En general no podemos negar que la mayor parte del sonido procede obviamente de la zona frontal, pero la HW-Q70R consigue generar el suficiente rebote en las paredes y techo como para ampliar el entorno de sonido bastante más allá de lo que se podría esperar de una barra de sonido de dimensiones tan limitadas.

Gama media para los más exigentes
Esta HW-Q70R es una gran opción para aquellos que busquen ir un par de pasos más allá del sonido escaso en matices que suelen ofrecer la mayoría de televisores actuales y el escaso salto de calidad que suelen ofrecer las barras de sonido de gama media/baja.

Su precio de 699 euros puede parecer algo elevado para una barra de sonido ubicada dentro de la gama media, aunque su atractivo y estilizado diseño, su calidad de sonido y convincente efecto espacial, además de las compatibilidad con Dolby Atmos, justifican con creces esa inmersión extra frente a otras opciones más económicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *