Richarrd Viano, el haitiano que llega a los Juegos Olímpicos de Invierno

El mercurio superó los 30 grados centígrados en Port-au-Prince esta semana, a más de 8,000 millas de donde el esquiador haitiano de 19 años Richardson Viano se prepara para hacer su improbable debut en los Juegos Olímpicos de Invierno.

Viano espera que su aparición en el slalom gigante masculino en Beijing ayude a cambiar la percepción de un país habitualmente considerado como el más pobre del hemisferio occidental, y sirva de inspiración para los niños en casa.

Cuando salga por la puerta de salida el 13 de febrero, Viano no solo se convertirá en el primer atleta de Haití en competir en unos Juegos Olímpicos de Invierno, sino también en el primer esquiador caribeño en la historia de los Juegos.

La joven promesa del esquí alpino cambiará el sol abrasador para ponerse el equipo adecuado y deslizarse en la nieve de Beijing 2022.

Con 19 años de edad, el sueño de Richard Viano parece una historia de película, puesto que fue un niño huérfano. La suerte le sonrió y una familia franco-italiana decidió recibirlo con los brazos abiertos en 2005. Andrea Viano y Silvia Grosso-Viano fueron los primeros en enamorarse de la sonrisa de un niño que ahora como joven adulto marcará la historia del deporte olímpico para Haití.

El esquí alpino lo aprendió en los Alpes franceses. La calidad de sus movimientos sobre la nieve provocó que Haití lo trajera de vuelta, esta vez para vestir los colores del país que lo vio partir para buscar un mejor futuro. No sobra decir que Haití es una región con un alto índice de pobreza, que aunado a los desastres naturales el sobrevivir es una cuestión del día a día.

Andrea Viano, padre adoptivo del atleta olímpico, fue el primero en ponerle los esquís y hasta el 2018 tuvo un crecimiento exponencial, sólo que la competencia por ganarse un boleto a Beijing 2022 parecía cada vez más difícil y el gusto por el deporte declinó hasta que una invitación de Haití lo hizo soñar de nuevo.

“Es un sueño para mí estar aquí y representar a Haití en unos Juegos Olímpicos de Invierno por primera vez. Espero que esto muestre que nuestro país es más que terremotos y otros desastres”, dijo Viano al diario canadiense Toronto Star.

El sueño de Viano se hizo realidad con la ayuda de la totalmente improbable Federación Haitiana de Esquí, creada por Jean-Pierre Roy, un haitiano que vivía en Francia y logró representar a Haití en el Campeonato Mundial de Esquí en 2011 a la edad de 47 años, donde terminó 78.

Roy no dudó dos veces y llamó a la promesa haitiana porque sabía que era la oportunidad del país a tener una gloria más grande que la del propio dirigente estuve en seis justas mundiales, la más importante en el Campeonato Mundial de Esquí FIS 2011 en Garmisch-Partenkirchen, Alemania , lugar en el que alcanzó su mejor puesto (78 en eslalón y 127 en eslalón gigante).

Para dimensionar la calidad del caribeño, en su primer mundial llegó al lugar 35, un sitio superior al obtenido por Jean Pierre Roy, que sumado a otros resultados le permitió meterse a la bolsa el puntaje suficiente para llegar a los Juegos Olímpicos de Invierno Beijing 2022 en donde tendrá su primera aparición este próximo 13 de febrero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *