Putin ordena organizar hasta el 15 de julio la vacunación de los trabajadores migrantes

Asimismo, el mandatario ha encargado la realización hasta el 30 de junio de un informe sobre la organización de la vacunación mediante pago para los extranjeros.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha ordenado al Gabinete de Ministros que organice hasta el próximo 15 de julio la vacunación de los migrantes extranjeros en Rusia, “identificando las fuentes de financiación para las actividades pertinentes”, según reza la orden correspondiente publicada en el sitio web del Kremlin.

Asimismo, el mandatario ha encargado al Gobierno que garantice la posibilidad de vacunación mediante pago a “ciudadanos extranjeros y apátridas en el territorio de Rusia”, cumpliendo con los requisitos sanitarios y epidemiológicos.

El presidente ha encargado la realización de un informe sobre la organización de la vacunación hasta el próximo 30 de junio.

Vacunación con Sputnik Light
Alexéi Nemeryuk, jefe del Departamento de Comercio y Servicios de Moscú, anunció el martes que los ciudadanos extranjeros que se encuentran en la capital tendrán la oportunidad de vacunarse contra el coronavirus desde esta misma semana con el fármaco ruso de una sola dosis Sputnik Light.

“Ya esta semana será posible que un número suficientemente grande de ciudadanos extranjeros se vacune”, comentó Nemeryuk a los periodistas.

Las autoridades de Moscú han decidido este martes restringir el acceso a los restaurantes y otros lugares de comidas de la ciudad para hacer frente al repunte de casos de coronavirus. El alcalde de la capital rusa, Serguéi Sobyanin, anunció en su blog que a partir del 28 de junio solo las personas protegidas contra el virus podrán acceder a dichos locales. La protección contra la enfermedad se verificará a través de un código QR especial.

En cuanto a la posibilidad de que los ciudadanos extranjeros visiten los restaurantes y cafeterías de Moscú, Nemeryuk dijo que en Moscú hay un gran número de expatriados que ya se han vacunado con Sputnik V y “pueden ir a restaurantes con calma, también con un código QR”.

Asimismo, añadió que las personas que han llegado a la capital rusa por un periodo corto pueden hacerse una prueba de PCR y, si dan negativo, podrán acceder a los restaurantes durante tres días mientras actúa la validez de la prueba.

La Sputnik Light, autorizada en Rusia a principios de mayo, consta de uno de los componentes de la Sputnik V, la primera vacuna rusa contra el covid-19, desarrollada por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya de Moscú. Se trata de los vectores adenovirales recombinantes basados en el serotipo 26 (componente I, rAd26) que, según se explica en un comunicado de prensa, “ha demostrado su eficacia contra todas las nuevas cepas de coronavirus”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *