Por qué a los inversores como Warren Buffett no les gusta invertir en oro

Por qué a los inversores como Warren Buffett no les gusta invertir en oro

En 1998 el magnate estadounidense calificó este metal como un activo que “no tiene utilidad”.

A pesar de que el oro es considerado una herramienta para protegerse contra la volatilidad del mercado y que su valor ha experimentado un crecimiento significante en los últimos años, varios inversores, como Warren Buffett, cuestionan la argumentación de invertir en ese metal precioso, informó este viernes CNBC, que consultó a varios expertos respecto al asunto. 

Buffett, que se dedica a las inversiones desde los años 2000, ha hablado en numerosas ocasiones sobre sus dudas sobre la futura demanda de oro, y ya en 1998 lo calificó como un activo que “no tiene utilidad”.

 En opinión de Buffett, el oro, al igual que todos los bienes improductivos, no es “procreativo”. Esto significa que el oro nunca producirá más oro ni ninguna otra cosa de valor. De esta manera, considera que es más razonable, por ejemplo, invertir en petróleo. 

Además, el inversor estadounidense mencionó que este metal no tiene un gran uso práctico, ya que se puede aplicar principalmente solo para producir joyas y, en consecuencia, la demanda al bien no aumentará.

Con Buffett está de acuerdo Jason Snipe, director de inversiones de Odyssey Capital Advisors. “[El oro] no produce nada y por eso, desde una perspectiva a largo plazo, es un activo difícil en el que invertir”, señaló el experto a CNBC. “Es una gestión prudente de la cartera tener tal vez una pequeña asignación allí, pero este no es un activo en el que uno desee estar fuertemente arraigado si está buscando un rendimiento a largo plazo”, agregó.

Por su parte, la directora ejecutiva de investigación de metales preciosos en Standard Chartered Bank, Suki Cooper, declaró que el oro “no es necesariamente una cobertura perfecta contra la inflación, pero puede ser una cobertura estratégica contra la inflación”. La experta precisó que el oro es “una buena cobertura de inflación” si se conserva de 12 a 18 meses antes de que la inflación llegue a un nivel más alto; sin embargo, “si solo se compra por un período corto, digamos un mes, puede que no sea una cobertura de inflación efectiva”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *