Pechugas de pollo rellenas a la italiana con jamón y albahaca

Pechugas de pollo rellenas a la italiana con jamón y albahaca

Plato de pechuga rellena con albahaca.
El toque de especias como la albahaca le dará mayor sabor a esta sencilla preparación.

Las recetas italianas están presentes en casi cualquier parte del mundo y resulta bastante difícil resistirse a algunas de estas famosas preparaciones. Incluso, en ocasiones, es normal omitirlas debido a que contienen muchos carbohidratos y podrían hacerte engordar.

Este no es el caso de esta adaptación que emplea pechugas de pollo rellenas. Descubre lo delicioso y sencillo que puede ser realizar esta receta. Además, el toque de albahaca es un plus que por ningún motivo deberías perderte.

No te lo pierdas: Prepara estas deliciosas papas rellenas al horno.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de mantequilla sin sal (20 g).
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (30 ml).
  • 2 chalotes medianos.
  • 1 cucharada de sal (15 g).
  • 2 dientes de ajo sin piel.
  • 1 pizca de pimienta negra molida.
  • 4 pechugas de pollo sin hueso (800 g).
  • 4 tiras anchas de jamón de pavo (unos 300 g).
  • 12 hojas grandes de albahaca.
  • 1 cucharada de albahaca picada (15 g).
  • 1 cucharada de vino blanco (15 ml).
  • 2 cucharadas de crema de leche (30 ml).
  • ½ taza de caldo de pollo bajo en sodio (125 ml).

Preparación:

  1. En primer lugar, precalienta el horno a 180 ºC.
  2. Luego, empieza derritiendo la mantequilla en una sartén con aceite de oliva.
  3. A continuación, añade la mitad de los chalotes y el ajo y comienza a saltear hasta que desprendan aroma y los notes tiernos. Aproximadamente te llevará unos 2 o 3 minutos.
  4. Después, agrega sal y pimienta y retira del fuego. Guarda la mezcla en un tazón y reserva.
  5. Extiende las pechugas de pollo, realiza cortes en tiras anchas y comienza a rellenarlas con la mezcla de chalotes y ajo. También añade 3 hojas de albahaca y el jamón de pavo en trozos.
  6. A continuación, acomoda las piezas de pechugas de pollo en un recipiente o bandeja y ásalas dando giros cada 5 minutos, sin quemar la piel.
  7. Después, disminuye la temperatura del horno y comienza a hornear durante 20 minutos. Pasado el tiempo, pasa las pechugas a un tazón y consérvalas calientes.
  8. Mantén los jugos del pollo dentro del tazón y retira la grasa con ayuda de un cucharón. Después, vuelve a ponerlo en la bandeja de asar, a fuego medio.
  9. Incorpora el resto de los chalotes y el ajo sobre el pollo caliente, y revuelve hasta que se integre bien todo. Bastará con 2 minutos, más o menos.
  10. Casi para terminar, vierte las cucharadas de vino blanco y asegúrate de que alcance el punto de ebullición.
  11. Cuando esté próximo a secarse, añade el caldo de pollo y la crema de leche.
  12. Por último, espera a que vuelva a secarse y podrás agregar la albahaca picada y un toque de sal y pimienta. Ya podrás servirlo en compañía de patatas y vegetales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *