Nuevos brotes de COVID-19 han causado una nueva ola de restricciones en distintos países

Nuevos brotes de COVID-19 han causado una nueva ola de restricciones en distintos países

Países como Australia e Israel, que parecían estar a salvo, han vuelto a medidas como el aislamiento
25 de Junio de 2021.

Aunque parecía que la pandemia del COVID-19 por fin estaba en proceso de ser vencida en algunas naciones, muchas partes del mundo comenzaron a tener aumentos de la enfermedad, por lo que se han vuelto a implementar restricciones para poder controlar su propagación.

Países que habían tenido éxito en la mitigación del virus SARS-CoV-2 como Australia, Israel y algunas zonas de Europa, ahora han puesto en marcha nuevas restricciones este fin de semana. Esto, debido a que se han reportado algunos grupos de brotes, por lo que se quieren adelantar a que haya más transmisiones.

Esto es un punto clave ahora que la cepa Delta se ha convertido en la variante dominante en varios países.

Nuevas olas de restricciones

De acuerdo con el portal de noticias NPR, este viernes autoridades de Nueva Gales del Sur, Australia informaron que los viajes no esenciales estarán restringidos hasta el próximo 2 de julio. Esto debido a la evolución de un brote del virus que ha ido evolucionando.

El gobierno local informó que el brote que fue detectado la semana pasada provocó la infección de por lo menos 65 personas. La agencia AP reportó que el surgimiento se le atribuye al chofer de una limusina del aeropuerto de Sydney, quien no estaba vacunado y no llevaba cubrebocas y se sospecha que se infectó mientras transportaba a un grupo de extranjeros.

Ahora, los habitantes de Sydney, Waverley, Randwick, Canada Bay, Inner West, Bayside y Woollahra no podrán viajar fuera del área metropolitana de Sydney por razones no esenciales.

“Esto es para que podamos asegurarnos de que no se estabilice durante semanas y semanas, y creemos que es una respuesta proporcionada al riesgo”, dijo Gladys Berejiklian, primera ministra del estado.

Además, se recomendó que los residentes del área metropolitana de Sydney limiten la actividades innecesarias, eviten grandes reuniones en los próximos días y cumplan con las restricciones actuales.

Para Israel las cosas se han complicado un poco más, pues el jueves más de 180 personas dieron positivo a la prueba de coronavirus, en el cuarto día en que las infecciones superaron las 100.

El país que fue admirado por otras naciones al vacunar a grandes partes de su población, comenzar a volver a la normalidad y que canceló el uso de mascarillas apenas hace una semana, dio pasos atrás. Ahora, el gobierno requerirá que los cubrebocas se vuelvan a utilizar y pospondrá los planes para permitir la entrada de ciertos visitantes internacionales. Los funcionarios de salud también culparon a la cepa Delta por el aumento en los contagios.

Israel pospondrá hasta el 1 de agosto la entrada a los turistas que no habían sido autorizados. Mientras que los que ya habían sido autorizados a entrar, aún podrán ingresar al país.

Por su parte, el primer ministro Naftali Bennett anunció una campaña nacional para vacunar a las personas menores de 12 años y pidió a los residentes a no viajar al extranjero si no es necesario.

Portugal por su parte, ha sido severamente afectado por la variante delta, la cual es la culpable de 7 de cada 10 nuevos casos de coronavirus en Lisboa. Por esta razón, el gobierno anunció nuevas restricciones para este fin de semana.

Las nuevas restricciones incluyen limitaciones de capacidad para restaurantes y cafés, además de horarios de cierre obligatorios a las 15:30 horas en los fines de semana. Se permitirá que los lugares para eventos tengan solo un 25% de capacidad, en comparación con el 50% anterior.

Mientras que los viajes de fines de semana para salir o entrar a la capital están prohibidos a menos que se pueda que los visitantes puedan mostrar una prueba de coronavirus negativa. Según el gobierno portugués, las políticas serán reevaluadas semanalmente.

“Estamos en una lucha contra el tiempo entre la progresión de la enfermedad y el proceso de vacunación”, dijo el jueves la ministra Mariana Vieira da Silva en una conferencia de prensa.

Pero un país que no ha tomado estas medidas es Estados Unidos. A pesar de las advertencias de sus funcionarios de salud, muchos lugares han reabierto.

El Dr. Anthony Fauci, de los Institutos Nacionales de Salud advirtió esta semana sobre el peligro que representa la variante delta para las personas no vacunadas. Aunado a esto, el presidente Joe Biden dio a conocer que la Casa Blanca no cumplirá su objetivo de vacunar al 70% de la población antes del 4 julio, día de la independencia.

Por ejemplo, en Hawai, las restricciones se levantarán para los viajeros que ya estén vacunados a pesar de que la tasa de inmunización para los locales está por debajo de los objetivos del estado. El gobernador David Ige expresó que esta acción se tomaría solamente cuando el estado alcanzara la inoculación del 60% de la población. No obstante, al 21 de junio, el 57% cuenta con la inyección. Ige por su parte, aseguró que para el próximo 8 de julio el estado alcanzará su meta.

Además, para esa fecha también se planea poner fin al requisito de la prueba de COVID-19 antes del viaje para los visitantes residentes de Estados Unidos que ya cuenten con el esquema completo de la vacuna. Sin embargo, los viajeros tendrán que enviar su comprobante de la inoculación al sitio Safe Travels del gobierno estatal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *