LGBT condenan aprobación de Código Penal que no castigue la discriminación

LGBT condenan aprobación de Código Penal que no castigue la discriminación

En la República Dominicana la discriminación hacia las Personas lesbianas, gay, bisexuales, trans e intersexuales (LGBTI), es una realidad que se vive día a día,  para Trans Siempre Amigas (TRANSSA) punto focal en el pais de la Red Sin Violencia LGBTI, el Observatorio de Derechos Humanos para Personas Trans (ODHPT), el Voluntariado GLBT Dominicano y es preocupante que el Estado Dominicano siga promoviendo y creando leyes que fomenten la discriminación, que las creencias religiosas predominen en un país en donde su constitución manda a resguardar la dignidad del ser humano.

Desde las organizaciones firmantes rechazamos categóricamente la conducta segregadora de derechos, que han mostrado los legislares en la Cámara de Diputados al dejar fuera la discriminación por orientación sexual.

Con la aprobación del Código Penal Dominicano, vulnerando derechos, se evidencia la falta de interés por darle respuestas a los crímenes cometidos hacia personas LGBT, contra quienes desde el año 2014 hasta la fecha, se han cometido 50 homicidios y solo 8 de ellos han tenido sentencias, pero estos seres humanos no son importantes para los legisladores, creemos que con estas conductas se fomenta aún más los actos de violencia y los homicidios contra las personas por su orientación sexual. Es tiempo de reflexionar y corregir estos errores, por lo que hacemos un llamado a los senadores a rechazar estas conductas, igual pedimos al Presidente de la República que de ser aprobado el código con estas omisiones, sea objetado.

Es lamentable que mientras en otros países se legisla para promover una sociedad más inclusiva, en nuestro país se legisle para retroceder, vulnerar derechos y promover conductas inhumanas contra personas por el simple hecho de su orientación sexual.

Hacemos un llamado a los legisladores para que realicen su trabajo conforme a las prerrogativas que manda la constitución dominicana, que dejen fuera sus convicciones religiosas, un Estado no puede estar fundamentado en los dogmas de iglesias que promueven el odio, por encima del amor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *