La Fiscalía de México solicita prisión preventiva en contra de Emilio Lozoya por riesgo de fuga y “mínima intención de reparar el daño”

La Fiscalía de México solicita prisión preventiva en contra de Emilio Lozoya por riesgo de fuga y “mínima intención de reparar el daño”

La Fiscalía General de la República (FGR) declaró improcedente el criterio de oportunidad que intentó negociar la defensa del exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) para evitar la cárcel a cambio de información que incrimine a sus superiores.

La Fiscalía General de la República (FGR) solicitó la prisión preventiva oficiosa en contra del exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, al argumentar que el exfuncionario tiene una cuenta con más de dos millones de euros procedentes de Odebrecht, por lo que existe el riesgo de fuga. 

Durante la audiencia celebrada este miércoles en el Reclusorio Norte, la FGR solicitó al juez Artemio Zúñiga cambiar la medida cautelar de libertad condicional que actualmente tiene Lozoya por prisión preventiva oficiosa. Esto porque de acuerdo con los fiscales del caso, el imputado tendría una red de protección con amplio poder económico. 

El riesgo de fuga se debe a que Lozoya mantuvo ocultos unos dos millones de euros que estarían en una cuenta de una empresa ‘offshore’, procedentes de los recursos otorgados por Odebrecht, según explicaron los fiscales. 

De esta manera, la FGR solicitó que el juez cambie la libertad condicional dictada a Lozoya por la medida cautelar de prisión preventiva en automático. La dependencia anunció que acusará formalmente al funcionario de cohecho, lavado de dinero y asociación delictuosa.

Durante la audiencia, los funcionarios de la FGR recriminaron que Lozoya fue visto el pasado 9 de octubre cenando en un restaurante de lujo de Cuidad de México. A su juicio, las imágenes difundidas en redes sociales representaron “una absoluta falta de respeto y una provocación a las autoridades”, además de mandar un mensaje de que en el país latinoamericano, existe la “justicia diferenciada”. 

Medios locales reportaron que la FGR hizo referencia al “poco pudor procesal” con que Lozoya se vio “departiendo en un restaurante de lujo”. 

Negociación fallida

Lozoya lleva más de un año y tres meses vinculado a proceso (desde el 29 de julio de 2020), aunque su defensa se encontraba negociando con la Fiscalía la posibilidad de acceder al criterio de oportunidad, que es un mecanismo por el cual el Ministerio Público se abstiene de ejercer acción penal en caso de que se hubiese reparado o garantizado los daños causados a la víctima u ofendido. 

Como parte de estas negociaciones, Lozoya presentó una denuncia formal ante la FGR en la que señaló a Peña Nieto y a su mano derecha, el exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray, de encabezar la red de sobornos de Odebrecht para pagar el voto de legisladores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y de Acción Nacional (PAN) a cambio de la aprobación de la reforma energética.

Sin embargo, la FGR acusó este miércoles a Lozoya de utilizar el criterio de oportunidad para “dilatar y obstaculizar el proceso en su contra”.

“No ha tenido la más mínima intención de reparar el daño. Lo cual era un requisito indispensable”, señalaron los fiscales ante el juez Zúñiga. 

Prórroga para nuevas pruebas

Por otra parte, el juez otorgó otros 30 días a la defensa de Lozoya para que aporte pruebas que fundamenten sus testimonios en el caso de sobornos de Odebrecht a altos funcionarios y legisladores durante el gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018).

Así, el juez Zúñiga ordenó el cierre de la investigación complementaria para el próximo 3 de diciembre, pese a la negativa de la FGR y de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *