La cámara de mi móvil tiene Pixel Binning, ¿cómo puedo sacarle el máximo partido?

El pixel binning ha forzado la llegada de nuevos móviles equipados con sensores de hasta 108 Mpx que, tras agruparlos en matrices de 4×4, ofrecen una resolución de 27 Mpx. Usamos un Xiaomi Mi Note 10 Pro para poner a prueba el pixel binning y descubrir si realmente se aprecia la diferencia al usar el modo predeterminado de disparo con pixel binning o aprovechar los 108 Mpx de su sensor.

El pixel binning es una de las opciones fotográficas de moda entre los smartphones que se vienen presentado desde el último trimestre de 2019. Esta técnica de fotografía computerizada ha forzado la aparición de móviles con sensores fotográficos enormes de hasta 108 megapíxeles.

El aumento en las resoluciones de los sensores ha traído consigo viejos mantras que creíamos olvidados. Son aquellos que afirmaban que una cámara con más megapíxeles hace mejores fotos. ¿Es realmente cierta esta afirmación, o la presencia de tantos megapíxeles solo está justificada por el pixel binning? Nos disponemos a descubrirlo basándonos en nuestras propias pruebas.

Para comprobar si el pixel binning marca la diferencia vamos a utilizar un Xiaomi Mi Note 10 Pro, el último móvil que ha presentado Xiaomi en España, que integra uno de los primeros sensores de 108 megapíxeles que han llegado al mercado.

Pixel binning a prueba: ¿realmente se aprecia la diferencia?

¿Qué es pixel binning?
La resolución que nos anuncian NO es lo importante
¿Cuándo es mejor usar pixel binning en una foto?
Casos en los que es mejor usar el modo de resolución completa
Conclusión: Pixel binning supone una mejora, pero no en todos los escenarios
Hablamos de un sensor Samsung ISOCELL Bright HMX de 1/1.33 pulgadas y 108 megapíxeles con un tamaño de píxeles de 0.8 μm. Xiaomi ha equipado un estabilizador óptico en este sensor y le ha colocado delante ocho lentes que conducen la luz hasta el sensor dejando una amplia apertura de f/1.69. En definitiva, el equipamiento del Xiaomi Mi Note 10 Pro cuenta con las especificaciones perfectas para comprobar si el pixel binning es tan decisivo como nos cuentan.

La cámara principal del Xiaomi Mi Note 10 Pro utiliza el agrupamiento de píxeles como modo de disparo por defecto en el modo Foto, mientras que para disparar fotos con la resolución completa del sensor será necesario seleccionar el modo 108 en los ajustes de la cámara.

Esto significa que, cuando se dispara en modo automático, el móvil aplica el pixel binning de forma predeterminada. ¿Implica eso que el pixel binning se ha convertido en la forma más rápida y sencilla de obtener buenas fotos, o sería más adecuado aprovechar la máxima resolución del sensor?

Xiaomi ha sido pionera integrando un sensor de estas características en la configuración en su cámara principal, pero la marca china no será la única que utilice un esquema similar.

Aunque cada smartphone que se presente a lo largo del año pueda incluir sus propios ajustes y opciones de cámara, durante 2020 veremos decenas de modelos con características similares a las de este Xiaomi Mi Note 10 Pro, por lo que nuestras conclusiones sobre los casos de uso del pixel binning también serán aplicables a otros móviles que vayan presentándose.

¿Qué es Pixel binning?
En los últimos meses no han dejado de presentarse móviles que incluyen el pixel binning como una de sus características principales a la hora de hacer mejores fotos. Pero ¿qué es realmente el Pixel binning que tan popular se está haciendo en la fotografía con el móvil?

El pixel binning no es más que el agrupamiento de píxeles de un sensor (también llamados fotositos), de forma que cuatro fotositos adyacentes se unen para formar un único superpíxel que contendrá toda la información lumínica recogida por los cuatro píxeles que lo forman.

La teoría dice que, de ese modo, se aumenta la cantidad de luz disponible para que el procesador de imagen (ISP) genere una foto con un mayor rango dinámico y menor presencia de ruido.

Dicho de otro modo, las fotos hechas con un móvil que utilice el pixel binning en su cámara tendrá una mayor cantidad de tonos de color al tomar fotos en buenas condiciones de luz, y una menor presencia de ruido cuando las condiciones de luz de la escena no son las mejores.

No obstante, dado que la técnica de pixel binning se basa en el uso de algoritmos para agrupamiento de píxeles, la eficiencia de sus resultados depende de la implementación de esos algoritmos que hagan los fabricantes y de la calidad de sus sensores.

En lo referente a los sensores, dado que al hacer el agrupamiento el recuento de píxeles se divide entre cuatro como cuenta cambridge colour, los fabricantes necesitan utilizar sensores de alta densidad de píxeles para que el tamaño de las fotos obtenidas con esta técnica no sea del tamaño de un sello de correos. En la imagen anterior vemos el ejemplo de un sensor quad bayer de 48 Mpx.

Como vemos, y en resumen, el agrupamiento de píxeles se lleva a cabo uniendo cuatro fotositos bajo el mismo filtro de color, creando un patrón Quad Bayer para optimizar la captación de esas frecuencias de luz, es decir, esos colores.

Por este motivo, los móviles que utilizan pixel binning en el procesado de sus fotos integran sensores de 48 Mpx, 64 Mpx e incluso 108 megapíxeles. Tras agrupar los píxeles, estos móviles obtienen fotos con unas resoluciones de 12, 16 ó 27 megapíxeles respectivamente, resolución que las deja al mismo nivel que los smartphones que no utilizan estas técnicas de agrupamiento, pero con una hipotética mejora en su calidad general.

Xiaomi Mi Note 10 Pro
La resolución que nos anuncian NO es lo importante
El sentido común nos puede llevar, en el caso que nos toca, a pensar que una foto de 108 megapíxeles será más nítida que una de 27 megapíxeles por mucho pixel binning que se le aplique.

A modo de regla nemotécnica os comentamos que la resolución anunciada de 48 Mpx en adelante, divídela entre cuatro y obtendrás la resolución de fotografías en formato 4:3 que por defecto obtendrás con pixel binning.

En algunos casos puntuales en los que la iluminación acompaña puede llegar a apreciarse una ligera mejora en la que tener usar todos y cada uno de los fotositos del sensor dará cierta ventaja al observar las fotos con detalle. Esta ventaja de usar los 108 megapíxeles del sensor frente a los 27 megapíxeles tras el procesado con pixel binning se aprecia sobre todo en escenas a pleno sol.

Huelga decir que, al revisar las fotos en una pantalla AMOLED y con soporte HDR como la que monta el Xiaomi Mi Note 10 Pro con el que hemos hecho las pruebas todas las fotos se ven perfectamente y apenas se aprecian diferencias dado el tamaño de sus píxeles, por lo que será necesario inspeccionarlas con más detalle en el monitor de un ordenador para apreciar los detalles. Desde este enlace puedes descargar todas las muestras que hemos utilizado en esta prueba para revisarlas.

Bajo estas condiciones favorables de luz, un sensor de estas características no tiene problema en definir perfectamente las líneas de las fotos aportando una excelente nitidez. Pero, ¿y cómo se comportan las fotos con pixel binning?

Pues con buenas condiciones de luz apenas se aprecian diferencias destacables en lo que a nitidez se refiere, haciendo prácticamente imposible diferenciar cuál de las muestras es la de 108 megapíxeles y cuál es la de 27 megapíxeles con el procesado de pixel binning sin no se miran los datos EXIF de la foto.

En lo único que únicamente se aprecian diferencias entre ambos archivos es en su peso y que, en algunas de las muestras se aprecia una ligera mejoría en el rango dinámico de la foto, haciendo que las sombras se ablanden revelando algo más de información. Aún así, las diferencias entre la muestra de 108 Mpx y la de 27 Mpx resultante del pixel binning que se aplica por defecto son mínimas.

Entonces, ¿qué aporta un sensor con tanta resolución? Además de permitir el procesado del pixel binning, un sensor con una resolución tan grande permite incorporar mucha más información que puede ser utilizada para reencuadrar las fotos y recortarlas. a posteriori, hasta cierto nivel sin que se pierda demasiada calidad en el proceso.

Esto es especialmente útil cuando un smartphone no dispone de lentes telefoto que permitan obtener un zoom óptico. Sin embargo, cuando el móvil ya cuenta con una lente especialmente dedicada a esta función, como es el caso del Xiaomi Mi Note 10 Pro, el uso de un sensor tan grande para llevar a cabo ampliaciones ya no tiene tanto sentido ya que, aunque es cierto que las lentes telefoto acostumbran a ser menos luminosas, con buenas condiciones de luz ofrecen resultados más que dignos en términos de nitidez.

Hacer el recorte de una determinada zona de una fotografía para crear una nueva foto ampliada de esa zona es lo que se conoce como zoom digital, mientras que utilizar una serie de lentes dispuestas con una determinada distancia focal del sensor para obtener una imagen ampliada es lo que se conoce como zoom óptico.

En este caso nos encontramos ante el eterno dilema de zoom digital contra zoom óptico. En base a nuestras pruebas, los mejores resultados para obtener un punto de vista más cercano de un objeto es usar la lente zoom x5 estabilizada que incluye el Mi Note 10 Pro para obtener un zoom óptico.

Haciendo fotos a pleno sol con la lente telefoto hemos obtenido unas fotos más nítidas y detalladas ya que, al hacerse mediante lentes estabilizadas, toda la información que se incluye se encuentra sin alterar. Además, al realizar el zoom de forma óptica se mejora la precisión al enfocar directamente sobre la pantalla, mientras que el estabilizador evita que la foto quede movida y ayuda a obtener mayor nitidez.

Cabe destacar que esta mejora en la nitidez solo se muestra al utilizar el zoom óptico, que en el caso del Xiaomi Mi Note 10 Pro se establece en un zoom 5x, ya que al usar a alguno de los pasos intermedios (zoom 3X, zoom 4X, etc.) lo que realmente se está aplicando es un zoom digital y, por tanto, un recorte en la imagen que produce una cierta pérdida de calidad y nitidez.

En cambio, si el smartphone no cuenta con una lente específicamente dedicada a esta tarea, contar con un sensor de 108 megapíxeles como el que tenemos entre manos sí aporta algunos beneficios a la hora de obtener ampliaciones de mejor calidad con respecto a una foto que ya ha sido procesada con pixel binning ya que, como puedes ver en el ejemplo que aparece a continuación, la nitidez queda muy afectada tras el agrupamiento de píxeles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *