Insultan y escupen a subcomisionada de derechos humanos de Nueva York cuando viajaba en un tren

Insultan y escupen a subcomisionada de derechos humanos de Nueva York cuando viajaba en un tren

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ La subcomisionada de la comisión de derechos humanos de la ciudad, Merissa Jackson, quien es afroamericana, denunció que fue víctima de insultos raciales y la escupieron cuando viajaba en un tren desde la calle 116 a la 42 en Times Square.

La comisión de derechos humanos es una agencia que hace cumplir las leyes contra la discriminación, la funcionaria dijo que fue víctima de un ataque de prejuicio racial en el que fue escupida por un hombre que llamó “nigger”, un insulto racial en inglés a los negros.

Jackson, de 33 años, y residente en El Bronx, también afirma que la policía la detuvo inicialmente cuando fue a un cuartel para hacer la denuncia, un día después del incidente.

Reveló los detalles del que califica un ataque horrible en varios tweets que escribió.
Dijo en los mensajes que ella estaba a bordo de un tren número de la línea 1 con un familiar cuando un hombre comenzó a acosarla en el tren.

“Lo ignoré y me centré en mantener a la tía de mi esposo a salvo, ya que ella nos visita desde Senegal por primera vez y es vulnerable”, dijo Jackson. “Al no recibir una reacción de mi parte, me llamó perra desagradable y me escupió en la cara y el cabello”.

Jackson, que abordó el tren a las 9:30 de la mañana dijo que cuando el tren llegaba a la calle 42 en Times Square, el hombre entró y salió del vagón repetidamente, pareciendo irse antes de girar y escupir directamente en el entrar, directamente e intencionalmente hacia mí, escupiéndome la cara, el pelo y el abrigo, y gritando insultos raciales.

Relató que ella y su tía se bajaron del tren en la siguiente parada de la calle 34.
“El hombre que me atacó se burlaba de mi pelo en el tren. Me dijo que era asqueroso y feo y que mi cabello era un desastre. Me dijo que no valía nada y que ningún hombre me querría.

Era como la violencia típica de una pareja íntima, pero por un extraño”, escribió Jackson.

Ella describió al sospechoso como un hombre de mediana estatura y constitución, con el cabello oscuro y rizado, una barba, y lo que llamaría piel de oliva o marrón claro, que obviamente no pertenece a una raza u otra.

Jackson dijo que se sintió rota por el ataque y que nadie a bordo del vagón del metro acudió en su ayuda mientras ocurría el acoso verbal.

Tras el incidente, grité a alguien que llamara a la policía o al 911. Una persona dijo que no era necesario. Una mujer negra me trajo toallitas y desinfectante de manos. Todos los demás miraron y dijeron que lo sentían”, escribió Jackson.

“Ninguna persona blanca estaba dispuesta a protegerme o ayudarme de manera significativa después del ataque. Ellos piensan que estaría bien. No me siento bien”, dijo Jackson, añadiendo que no es la primera vez que fue acosada y atacada mientras se transporta en trenes.

Dijo que aunque ella es la persona que supervisa la respuesta civil en ese tipo de casos, no hay justicia para ella.

Afirmó que reunió el coraje para hacer un informe policial en el cuartel 44 para salir de allí sin que se haya hecho ningún informe.

“Tuve que rogar a los oficiales en la sala de quejas para que me reconocieran. Fueron amables una vez que lo hicieron. El primero trató de desanimarme de la denuncia, porque no tengo información de identificación de mi atacante. Después de 90 minutos de espera”, escribió Jackson.

“La segunda oficial fue encantadora, pero también me dijo que no tenía sentido hacer un informe, que no iría a ninguna parte. Insistí. Esperé un poco más a su solicitud y finalmente me dijo que tenía que ir a la policía de tránsito. Estaba tan cansadoa y sentía las lágrimas que me brotaban, así que le di las gracias y giré a la izquierda”.

El jefe de la Oficina de Tránsito de la Policía de Nueva York, Edward de la Torre, se comunicó con Jackson a través de twitter el y le dijo que se pusiera en contacto con él para que podamos llegar al fondo de este incidente.

Luego la policía hizo un informe oficial y la portavoz de la uniformada, sargento Jessica McRorie dijo en un comunicado que el departamento está investigando el incidente.

“La policía de Nueva York está investigando lo que pasó. Aquí no hay lugar para el odio y cualquier persona que sea víctima de un crimen tendrá su caso totalmente investigado”, dijo McRorie.

En los días posteriores al incidente, Jackson reveló en twitter que estaba asustada de escribir sobre el incidente y se describió a sí misma como triste, entumecida y violada.
Incluso dijo que tenía miedo de perder su trabajo.

“Vivo con el temor de perder mi trabajo, así que sentí pánico y decidí cubrirme como lo hago a menudo, no porque no esté haciendo mi trabajo, sino porque nunca estás segura cuando eres negra”, escribió Jackson.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *