Federales acusan jueza estatal en Massachusetts de cargos graves por proteger un dominicano de ICE

Federales acusan jueza estatal en Massachusetts de cargos graves por proteger un dominicano de ICE

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ El fiscal federal de Massachusetts, Andrew E. Lelling, anunció ayer jueves cargos graves contra la jueza estatal Shelly M. Richmond Joseph, de 51 años de edad, imputándole haber protegido en su corte al presunto narco dominicano José Medina Pérez, para que no fuera arrestado por la Policía de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), después de ser deportado dos veces a la República Dominicana.

El caso cobró notoriedad en Massachusetts, el año pasado, cuando la jueza, supuestamente ordenó al oficial del tribunal en la ciudad de Newton, Wesley MacGregor, donde Medina es procesado, que sacara de la sala de justicia por una puerta trasera del edificio a Medina, para evitar que los policías de ICE, lo capturaran y lo pusieran en proceso de repatriación.

Medina, según ICE, ha sido arrestado varias por cargos de narcotráfico y condenado antes de ser deportado a la República Dominicana.

MacGregor, trabaja desde 1993 en el tribunal de primera instancia, donde la jueza acusada, tenía el caso de Medina.

La magistrada y el oficial de la corte, son acusados ​​de un cargo de conspiración para obstruir la justicia y dos cargos de obstrucción de la justicia por ayudar e instigar.

MacGregor también fue acusado de un cargo de perjurio.

“Este caso tiene que ver con el estado de derecho”, dijo el fiscal Lelling.

“Las acusaciones de hoy involucran la obstrucción de una jueza en funciones, que es una interferencia intencional con la aplicación de la ley federal, y que es un delito. No podemos decidir y elegir las leyes federales que seguimos, o usar nuestras opiniones personales para justificar la violación de la ley”, añadió el fiscal.

“Todos los integrantes del sistema de justicia, no solo los jueces, sino también los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, los fiscales y los abogados defensores, deben ser sometidos a un estándar más alto. La gente de Massachusetts espera que, al igual que esperan que los jueces sean justos, imparciales y sigan la ley ellos mismos”, dijo.

La fiscalía alega que el 30 de marzo de 2018, la policía de Newton arrestó y acusó a un extranjero de conformidad con la Ley General de Massachusetts por ser un fugitivo por posesión de drogas y narcóticos. Una investigación posterior reveló que el acusado había sido deportado dos veces de los Estados Unidos, en 2003 y 2007, y que se había emitido una orden federal que prohibía al acusado reingresar.

Hasta 2027, después de enterarse del arresto del acusado, ICE emitió un aviso de detención y orden de expulsión, que establecía que el acusado estaba sujeto a ser expulsado de los Estados Unidos.

El 2 de abril de 2018, la policía de Newton transfirió la custodia del acusado al Tribunal del Distrito de Newton (NDC), donde Joseph fue asignada como jueza del Tribunal del Distrito y MacGregor como Oficial del Tribunal de Primera Instancia, y remitió la orden de arresto.

Los fiscales dicen que a las 9:30 de la mañana del 2 de abril de 2018, un oficial de ICE fue enviado al tribunal de Newton para ejecutar la orden y tomar la custodia del acusado luego de su liberación de esa corte. El oficial anunció su presencia al personal del Palacio de Justicia, incluida Joseph, a su llegada.

Antes de la sesión de la tarde, el secretario de la corte, bajo la dirección de Joseph, presuntamente dio instrucciones al oficial de ICE para que saliera de la sala y esperara afuera en el vestíbulo, indicando que, en caso de que el acusado fuera liberado, sería a través de la sala y entraría por el vestíbulo.

A las 2:48 de la tarde se inició el caso y los procedimientos se grabaron en el audio de la sala de tribunal, según lo prescrito en las reglas de todos los tribunales de distrito estatales.

La grabación de audio capturó a Joseph, el abogado defensor y la fiscalía hablando en la barra lateral sobre el acusado y la detención de ICE. La jueza presuntamente le ordenó al secretario de la corte que se saliera del registro por un momento.

Durante los siguientes 52 segundos, la grabadora de audio de la corte se apagó, en violación de las reglas del Tribunal de Distrito, dijo el fiscal federal.

El comunicado añade que a las 2:51 de la tarde, se volvió a encender la grabadora y Joseph indicó su intención de liberar al acusado. El abogado defensor pidió hablar con el acusado en la planta baja y Joseph respondió: está bien, por supuesto.

“Cuando le recordó el empleado que un oficial de ICE estaba en el juzgado, Joseph dijo: eso está bien. No voy a permitir que entren aquí. Pero ha sido liberado de esto”. Inmediatamente después del procedimiento, MacGregor supuestamente escoltó al acusado, a su abogado y a un intérprete en español de la planta baja hasta el bloqueo y usó su tarjeta de acceso de seguridad para abrir la salida trasera del puerto de salida y liberar al acusado a las 3:01 de la tarde”, según los fiscales.

MacGregor también es acusado de perjurio por declarar falsamente ante un Gran Jurado federal el 12 de julio de 2018, que antes de liberar al acusado de la salida, no sabía que los agentes de ICE se encontraban en el Palacio de Justicia y que había una detención para el acusado.

Los cargos de conspiración por obstruir la justicia y la obstrucción de un procedimiento federal como la ayuda y la incitación establecen sentencias entre 20 a 5 años en la cárcel, de cinco a tres años de libertad condicional, respectivamente y una multa de hasta $250,000.

El cargo de perjurio implica la misma sentencia.

Las condenas son impuestas por un juez federal de acuerdo con las Pautas de Sentencia de los Estados Unidos y otros factores legales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *