Ex bailarina dominico boricua de J – Lo y Daddy Yankee deambula entre las drogas y el desamparo en calles del Alto Manhattan

Ex bailarina dominico boricua de J – Lo y Daddy Yankee deambula entre las drogas y el desamparo en calles del Alto Manhattan

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ Suzy Pérez, una ex bailarina dominico boricua en los espectáculos de J-Lo, Daddy Yankee y Puff Daddy, además de haber sido modelo en la revista “Rap and Hustles”, deambula en las calles del Alto Manhattan entre las drogas y el desamparo, incluyendo verse obligada a buscar comidas en los basureros y siendo rechazada por toda su familia, y ya lleva 14 años en esa situación, desde 2005.

Su hijo Savion Pérez, ha mostrado preocupación y está pidiendo la colaboración de la comunidad para que ayuden a su madre.

La situación de la ex bailarina, es tan extrema que también tiene que dormir en las estaciones de trenes y las calzadas, pero se resiste a someterse a rehabilitación, alegando que todavía no está lista para “desenchufarse” por ella misma.

Relata que quedó destrozada después de la muerte de su madre, uno de los factores que la llevó a ser arrastrada por el vicio letal, fue violada varias veces cuando niña y adolescente y vendida como prostituta por un proxeneta que la engañó, vendiéndole el sueño de que la convertiría en una modelo mundialmente famosa.

Ella cuanta que en una ocasión, cinco hombres la golpearon brutalmente y la tiraron por una escalera en la que se rompió varias costilla y huesos.

Las imágenes de su época dorada en las tarimas y pasarelas, contrastan diametralmente con la de una mujer fláccida y carcomida por el vicio, las penurias y la mala vida, que sigue aferrada a las drogas y sin fuerza de voluntad para cambiar radicalmente de rumbo.

Aunque su hijo, abrió hace unos días una campaña en la plataforma GoFundMe, para recaudar fondos con la meta de $10.000 dólares, solo había recibido donaciones de de 277 donantes que habían aportado $4,034.desde que comenzó la petición, hasta ayer domingo.

Savion, es transexual que también usa el nombre de “Jehew Green”, que es ilustrador y se ha convertido en un activista por los derechos de la comunidad LGTBQ, y trabaja en una tienda de comestibles a tiempo parcial.

Suzy, es también una sobreviviente de cáncer de mama y añade que ha sido mordida por las ratas en las estaciones de trenes y aceras en las que duerme.

En su fláccido cuerpo, una gran cantidad de llagas son visibles y su delgadez sobrepasa el límite.

El hijo de Suzy, dijo que su madre, está sufriendo de demencia, depresión bipolar, esquizofrenia, una hernia de disco y un severo trauma infantil que ha ella ha reprimido a lo largo de su vida.

Se queja de que los medios han dado amplia publicidad a la situación de su madre, aunque dice que gracias a la difusión, muchas personas se están interesando en ayudarla.

Pero muchos sostienen que Suzy no se deja ayudar y quiere seguir en la adicción que podría llevarla a un final trágico, especialmente por el riesgo de que una sobredosis acabe con su vida.

“Necesito ayuda, porque se me hace difícil conseguir otro trabajo, porque soy gay, negro y latino”, escribió Savion en su cuenta de Instagram la semana anterior.

La ex bailarina se distanció de él cuando era un niño que ahora tiene 19 años de edad, y sigue queriendo a la madre, con la que logró reencontrarse en una esquina del Alto Manhattan, por diligencias de un canal de televisión. Ante las miradas de docenas de curiosos que grabaron el encuentro, que pareció más un show circense mediático que un gesto de ayuda, según han criticado muchos.

Suzy denunció en 2012 cuando apareció por primera vez en portadas de revistas para hombres, que fue engañada por una agencia italiana de modelos que la hizo firmar un contrato para manejar su imagen, pero se trataba de una red de prostitución disfrazada.

Su hijo, está también pidiendo que los medios y las redes, cesen en la cobertura del caso.

“Te quiero, tú eres lo mejor que me pasó a mí, porque cada día sin ti es una sonrisa que no puedo tener”, dijo Suzy en una entrevista con un programa de farándula en Univisión, en un mensaje a su hijo.

La ex bailarina narró que la paliza que le dieron los abusadores, la dejaron casi inválida, perdió tres trabajos, pero se derrumbó cuando su madre falleció.

El Servicio de Bienestar Infantil del Estado de Nueva York, le quitó a su hijo y lo entregó a una familia de crianza temporal.

Savion, vive ahora en Carolina del Norte, y dijo que su padre adoptivo lo botó de la casa por su preferencia sexual, teniendo que vivir en apartamentos de amigos.

La ex bailarina asegura que por ahora, la necesidad de consumir las drogas, especialmente una a la que ella llama “Coco”, es mayor que su fuerza de voluntad para rehabilitarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *