Encuentran que el origen del pelaje rubio de los perros Golden Retriever se remonta a una especie de hace más de dos millones de años

Encuentran que el origen del pelaje rubio de los perros Golden Retriever se remonta a una especie de hace más de dos millones de años

Todos los perros tienen una belleza especial. Su energía, además, los convierte en una de las mascotas favoritas de la casa. Pero entre las diferentes razas que existen, hay una que a lo largo de los años ha sobresalido sobre el resto: los Golden Retriever. Estos peludos rubios aparecen en icónicas series como Full House o películas como Air Bud. Entonces, debido a su presencia en las pantallas, su fama crece cada día más.

Sin embargo, un reciente estudio encuentra que no siempre tuvieron este hermoso pelaje rubio que ofrece distintas tonalidades. Una investigación de la Universidad de California rastreó el origen de su característico color dorado y se remonta hacia hace más de dos millones de años. Y además, una especie que se separó de los lobos tiene mucha cuota de responsabilidad para que hoy veamos comúnmente a los Golden Retriever.

Reseña Daily Mail que los investigadores expresan que durante muchos años se pensó que el color de estos perros era parte de la diversidad que los cuadrúpedos muestran en su amplia gama de razas. No obstante, encontraron que con estos canes dorados no es así. Es decir, hace millones de años hubo una mezcla que los marcó, quizás, para siempre.

El pelaje de los perros no se trata solo de color, sino también de tipos. Los hay abundantes, cortos (que parecen la piel rasante) o los que incluso tienen pelaje ondulados, entre otros. Entonces, esto ocurre gracias a dos tipos de pigmentos: la eumelanina, que genera los colores oscuros, y feomelanina que por lo general produce los amarillos.

feomelanina en los Golden Retriever
Lo curioso del pelaje en esta raza de perros, es que tiene diferentes tipos de tonalidades y se encontró que es gracias a una proteína llamada agutí, o ASIP, encargada de controlar la feomelanina. En consecuencia, la investigación encontró que la variaciones en dos ubicaciones de la agutí, fue la responsable de generar cinco patrones de pelajes diferentes, explicó Daily Mail.

“Si bien pensamos en toda esta variación en el color del pelaje entre los perros, algunas de ellas sucedieron mucho antes de que los ‘perros’ fueran perros”. explicó la genetista Danika Bannasch de la Universidad de California.

El equipo de trabajo analizo los genomas de 77 perros y lobos con pelajes claros. Pero ninguna mutación fue capaz de explicar el por qué de las diferentes tonalidades de rubio, aun cuando uno de los patrones se comparte con los lobos árticos. Pero, aunque pensaron que esto era reciente, la realidad es que se remonta a un cánido que se separó de los lobos grises hace unos dos millones de años.

“Inicialmente nos sorprendió descubrir que los lobos blancos y los perros amarillos tienen una configuración de ADN ASIP casi idéntica. Pero nos sorprendió aún más cuando resultó que una configuración de ADN específica tiene más de 2 millones de años”, sostuvo Chris Kaelin, otro de los involucrados en la investigación.

Dicho patrón en el color de los pelajes, vendría de este animal que vivió bajo condiciones gélidas en el planeta. Entonces, su color sí habría sido seleccionado de forma natural y no por combinación de genes, hace dos millones de años, dijeron los investigadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *