El Kremlin reacciona al acuerdo entre EE.UU. y Alemania sobre el gasoducto Nord Stream 2

El Kremlin reacciona al acuerdo entre EE.UU. y Alemania sobre el gasoducto Nord Stream 2

“Rusia nunca ha utilizado los recursos energéticos como instrumento de presión política”, subrayó el portavoz presidencial ruso, Dmitri Peskov.

Rusia da la bienvenida a ciertos puntos del acuerdo entre EE.UU. y Alemania sobre el gasoducto Nord Stream 2, anunciado este miércoles, pero algunas de sus disposiciones plantean interrogantes, ha declarado este jueves el portavoz presidencial ruso, Dmitri Peskov.

En particular, el vocero del Kremlin ha rechazado las acusaciones de las supuestas “acciones dañinas” de Moscú tanto en Ucrania como en otros países. “Rusia no ha emprendido ninguna acción dañina.

Ni las está emprendiendo”, enfatizó.

En segundo lugar, Peskov destacó que su país siempre ha sido y sigue siendo un garante responsable de la seguridad energética.

“Quiero recordarles que el presidente ruso ha dicho y hecho declaraciones oficiales en repetidas ocasiones de que Rusia nunca ha utilizado los recursos energéticos como instrumento de presión política”, subrayó.

En cuanto a la potencial extensión del tránsito de gas a través de Ucrania después de 2024, el portavoz apuntó que el Kremlin está listo para discutirla, pero matizó que “se trata de una cuestión de viabilidad y rentabilidad exclusivamente económicas”.

Al mismo tiempo, hizo hincapié en que, mientras este acuerdo puede ser ampliado por Ucrania y Rusia, Moscú “no se menciona de ninguna manera” en este punto.

El portavoz también indicó que el Kremlin esperaba ver en el acuerdo señales a las autoridades ucranianas sobre la necesidad de mostrar responsabilidad y proporcionar condiciones económicamente aceptables para la continuación del tránsito, pero estas no se incluyeron en el texto del documento.
El acuerdo

Según detalló este miércoles la subsecretaria de Estado estadounidense, Victoria Nuland, Alemania se ha comprometido a tomar medidas por su cuenta contra Rusia y a respaldar acciones a nivel de la Unión Europea en caso de que Moscú busque usar la energía como arma o emprenda una acción agresiva contra Ucrania.

Estas medidas, incluidas las sanciones, se centrarían en “limitar las capacidades de exportación rusas en el sector energético”, detalló Nuland.

Asimismo, Berlín tendrá que buscar una extensión de 10 años del acuerdo entre Kiev y Moscú sobre el tránsito de gas que expira en 2024, adelantó la subsecretaria de Estado.

Putin y Merkel, satisfechos con la próxima finalización del gasoducto
A su vez, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, mantuvo una conversación telefónica con la canciller alemana, en la que ambos líderes se mostraron satisfechos con la próxima finalización del Nord Stream 2.

Durante la llamada, Merkel también informó al mandatario ruso sobre los resultados de la discusión de la situación en torno al gasoducto en sus recientes conversaciones con el presidente estadounidense, Joe Biden, en Washington.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *