El Estado Islámico confirma que el jefe de Boko Haram se inmoló tras días de persecución

El Estado Islámico confirma que el jefe de Boko Haram se inmoló tras días de persecución

Según una grabación obtenida por periodistas, los militantes de la rama local del EI atacaron la casa donde estaba Abubakar Shekau, pero logró escapar y desató una persecución.

Una grabación de audio conseguida por AFP de la Provincia de África Occidental del Estado Islámico (ISWAP, por sus siglas en inglés), rama del grupo terrorista Estado Islámico, ha confirmado la muerte de Abubakar Shekau, líder del grupo yihadista nigeriano Boko Haram desde el 2009.

Según contó a la agencia alguien con la voz parecida a la del líder de la ISWAP, Abu Musab al-Barnawi, el combate tuvo lugar en la selva de Sambisa, en el noreste de Nigeria. Los militantes del EI incursionaron en este enclave de Boko Haram y atacaron la casa donde estaba Shekau.

“Desde allí se retiró y escapó, corrió y vagó por los matorrales durante cinco días. Sin embargo, los combatientes siguieron buscándolo y cazándolo antes de que pudieran localizarlo”, se cuenta en la grabación.

Según el relator, finalmente el líder de Boko Haram fue encontrado y le ofrecieron rendirse. Sin embargo, prefirió matarse, cometiendo así un pecado desde el punto de vista del islam.

“Shekau prefirió ser humillado en el más allá a serlo en la tierra. Se suicidó al instante detonando un explosivo”, afirma Al-Barnawi, confirmando los primeros reportes que aparecieron hace aproximadamente dos semanas.

Por su parte, el portal nigeriano especializado en cuestiones de seguridad, HumAngle, que también tuvo acceso a la grabación, indica que en ella Al-Barnawi califica a Shekau como “líder de la desobediencia y la corrupción” y critica los métodos del grupo rival por su extrema violencia, especialmente contra los musulmanes.

“Este era alguien que cometió un terrorismo inimaginable. ¿Cuánto ha desperdiciado? ¿A cuántos ha matado? ¿A cuántos ha aterrorizado? Pero Alá lo dejó solo y prolongó su vida. Cuando llegó el momento, Alá dispuso soldados valientes”, dice Al-Barnawi. Dirigiéndose a los miembros de Boko Haram, el líder de la ISWAP los urge a optar por el diálogo con su grupo, amenazando que de lo contrario el conflicto se prolongará.

Rivalidad entre yihadistas
En el 2015, Shekau prometió lealtad al EI, que controlaba entonces extensos territorios en Irak y Siria. Sin embargo, cuando en el 2016 este nombró a Al-Barnawi como el jefe de Boko Haram, Shekau no reconoció su liderazgo, y el movimiento se dividió en dos. Desde entonces, entre los grupos se han registrado varios enfrentamientos.

La ofensiva de la ISWAP y su captura de la selva de Sambisa, importante bastión de Boko Haram, evidencia un cambio en la dinámica del conflicto, indica HumAngle. En particular, puede aumentar la protección de los miembros del EI de ataques aéreos de las fuerzas militares de Nigeria y otros países de la región, que suelen ocurrir en sus focos actuales en el área del lago de Chad.

Por su parte, Vincent Foucher, experto de la organización no gubernamental Crisis Group, estima que el avance representa “una seria apuesta por [la guerra] relámpago”. “Shekau había sido debilitado por las ofensivas nigerianas, y había informes de deserciones”, tuiteó el analista en mayo. Sugirió que, si mantiene el control de los territorios conquistados, la rama del EI “puede pesar decisivamente sobre todas las principales vías de acceso a Maiduguri”, capital del estado nigeriano de Borno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *