El diálogo que convocó el gobierno no tiene mediador

El diálogo que convocó el gobierno no tiene mediador

Ese papel lo jugó por más de 36 años monseñor Agripino Núñez Collado, que está fuera del escenario actualmente
Por primera vez en 36 años de diálogos para resolver grandes temas nacionales desde 1985, el país se aboca a un diálogo entre los actores sociales, empresariales y políticos sin un mediador, un rol que jugó por casi cuatro décadas monseñor Agripino Núñez Collado.

La última vez que el religioso intervinó en un conflicto nacional fue por la crisis que generó la suspensión de las elecciones del 16 de febrero del 2020 y la ola de protestas por el hecho.
Por su papel de mediador, Núñez Collado recibió el título de coordinador del diálogo nacional o Gran Mediador y fue el primer presidente del Consejo Económico y Social (CES), un órgano constitucional creado en el 2010. El artículo 251 de la Constitución define la concertación social como “un instrumento esencial para asegurar la participación organizada de empleadores, trabajadores y otras organizaciones de la sociedad en la construcción y fortalecimiento permanente de la paz social.
Para promoverla habrá un Consejo Económico y Social, órgano consultivo del Poder Ejecutivo en materia económica, social y laboral…”.

En esta ocasión la convocatoria la hace el presidente Luis Abinader a través del CES, para conocer doce reformas que planteó al cumplir su primer año de gobierno. Sin embargo, la cita a los partidos políticos, los primeros en ser llamados, no fue tramitada a través del presidente del CES, el sociólogo Rafael Toribio, sino por el ministro administrativo de la Presidencia, José Ignacio Paliza.

A la propuesta de diálogo que hace el gobierno también le falta un documento base para las discusiones aunque la convocatoria de este lunes para las 10:00 de la mañana en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), sede del CES, especifica que es para definir la inclusión de otros sectores y el protocolo de las conversaciones.

El propio presidente del CES ha explicado que está a la espera de que el Poder Ejecutivo emita un decreto y el documento correspondiente de discusión del Pacto Fiscal. “Con relación al Pacto Fiscal, el CES espera que el poder Ejecutivo emita el correspondiente decreto de convocatoria y el documento con la propuesta gubernamental a fin de iniciar el proceso de concertación del tercer pacto nacional previsto por la Estrategia Nacional de Desarrollo”, expresó en un documento de prensa.

Diálogos, claves en solución a crisis

La historia de diálogo y concertación en el país es larga y casi va a la par con el fortalecimiento democrático que se dio a partir del 1978. Según el libro “Veinticinco años de experiencia de diálogo y concertación en la República Dominicana” de la autoría de Núñez Collado, el diálogo arrancó formalmente en el 1985.

Al final de ese año, el Congreso aprobó una serie de modificaciones a la ley de Seguridad Social, fruto de reuniones celebradas en la PUCMM entre representantes de las centrales sindicales, del entonces Consejo Nacional de Hombres de Empresas (ahora Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep) y del Gobierno, con la mediación de la iglesia.

Igualmente, hubo un acuerdo en 1988 para enfrentar el aumento de los precios de la canasta básica, un alza del salario mínimo que entonces era de RD$125, la revisión de la ley del Impuesto sobre la Renta y aumento de pensiones. En 1990, el diálogo ayudó al arribo del “Pacto de Solidaridad Económica” luego de la inestabilidad y crispación generada por la inflación, el desabastecimiento de productos y la crisis electoral.

La concertación contribuyó en 1992 a que se reformara el Código de Trabajo. En 1994 el diálogo tuvo un papel particularmente estelar, pues fue clave previo a las elecciones de ese año para calmar las tensiones y luego, en la crisis que concluyó con la del “Pacto por la Democracia”, que redujo dos años al periodo gubernamental, prohibió la reelección presidencial, introdujo la segunda vuelta y separó las elecciones congresuales y municipales de las presidenciales, entre otros cambios a la Constitución.

En 1999 el PLD, PRD y PRSC acordaron el Pacto Histórico que llevó a siete el número de jueces de la Junta Central Electoral.
Para el 2002, el Diálogo Nacional dividió ese organismo en dos cámaras y para las elecciones del 2012, con la intermediación de Núñez Collado y el cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, se resolvió el impasse que se produjo en la Dirección de Informática por la renuncia del director.

Los 12 puntos para el pacto que propone el Presidente

En un discurso a la nación el presidente Abinader propuso doce temas para un gran pacto nacional que son transparencia e institucionalidad con la independencia del Ministerio Público, la reforma del sector eléctrico, la transformación al sector agua, reforma a la policía Nacional, reforma para la modernización del Estado, reforma por la calidad educativa, la del sector salud y la seguridad social, del transporte, transformación digital, reforma fiscal integral, reforma laboral y cambios al sector de hidrocarburos. Algunas de esas reformas ya están avanzadas como son la de la Policía Nacional y el sector eléctrico que este año se firmó el pacto que establece la Estrategia Nacional de Desarrollo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *