EEUU autorizó el envío de un nuevo paquete de ayuda militar a Ucrania por USD 725 millones

EEUU autorizó el envío de un nuevo paquete de ayuda militar a Ucrania por USD 725 millones

El Departamento de Defensa de Estados Unidos anunció este viernes la autorización de USD 725 millones más en ayuda militar para Ucrania, que elevan a USD 18.200 millones el total de donaciones al país de Europa del este.

El nuevo paquete de ayuda militar de Estados Unidos a Ucrania para luchar contra la invasión rusa incluye munición adicional para los Sistemas de Cohetes de Artillería de Alta Movilidad (HIMARS, en inglés).

Los HIMARS son sistemas de proyectiles de largo alcance que EEUU ha dado en el pasado a Ucrania y que están resultando decisivos en la defensa ucraniana.

En un comunicado, el Departamento de Defensa de EEUU indicó que la nueva ayuda engloba 23.000 piezas de artillería de 155 milímetros y 500 piezas de artillería de precisión guiada también de 155 milímetros.

Con esta cantidad, EEUU ha destinado USD 18.200 millones en ayuda castrense a Ucrania desde que el presidente Joe Biden llegó a la Casa Blanca en enero de 2021, una cifra que ha aumentado significativamente desde el inicio de la guerra en Ucrania en febrero de este año.

Foto de archivo del presidente de EEUU, Joe Biden (REUTERS/Jonathan Ernst)

Foto de archivo del presidente de EEUU, Joe Biden (REUTERS/Jonathan Ernst)

“OTROS OBJETIVOS”

El presidente ruso Vladimir Putin dijo este viernes que no habrá por ahora más ataques “masivos” contra Ucrania tras la lluvia de misiles y drones esta semana sobre varias regiones, mientras que el mandatario ucraniano Volodimir Zelensky prometió vencer a Rusia.

“Ahora no hay necesidad de ataques masivos. Ahora tenemos otros objetivos (…)”, afirmó tras dos días de cumbres regionales en Astaná. “Más adelante veremos”, añadió enseguida.

Putin aseguró además que “nunca” se puso como objetivo “aniquilar” Ucrania y tampoco lamenta haber lanzado la guerra.

Rusia lanzó los ataques masivos contra Ucrania después de denunciar un ataque terrorista contra el puente de Crimea el pasado sábado, del que acusa a los servicios secretos ucranianos.

NUEVOS ATAQUES RUSOS

Mientras Putin hablaba, el gobernador de la región oriental de Kharkiv, Oleg Siniegubov, informó de daños en la capital provincial como resultado de un ataque ruso con cinco misiles.

Según el ministro ucraniano de Defensa, Oleksiy Réznikov, Rusia ha utilizado ya más de un tercio de sus reservas de misiles de precisión: 1.844 en total, según sus cálculos.

Además, hoy las defensas antiaéreas destruyeron ocho drones kamikaze iraníes en las direcciones sur y este del frente, según el Mando de la Fuerza Aérea de Ucrania. Según los cálculos de Réznikov, Rusia tiene actualmente unos 300 drones iraníes y pretende adquirir “varios miles más”.

“Tenemos que estar preparados”, recalcó y explicó que los primeros misiles antiaéreos estadounidenses NASAMS llegarán ya este mes, al igual que el sistema de defensa aérea alemán IRIS-T.

Foto de archivo de un sistema de defensa aérea NASAMS desplegado en Noruega

Foto de archivo de un sistema de defensa aérea NASAMS desplegado en Noruega

Los principales objetivos de Rusia fueron infraestructuras ucranianas críticas en 12 regiones, como las de suministro eléctrico, y “ucranianos pacíficos”, dijo este viernes el vicejefe de la Oficina del Presidente de Ucrania, Kyrylo Tymoshenko, quien explicó que todas las provincias ya tienen electricidad.

El ministro ucraniano de Energía, Herman Halushchenko, dijo recientemente que un tercio de la infraestructura energética de Ucrania había quedado dañado en los bombardeos.

AVANZAR ANTES DEL INVIERNO Y LA LLEGADA DE MOVILIZADOS

El secretario del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa ucraniano, Oleksiy Danílov, advirtió este viernes que Ucrania pasará “uno de los inviernos más difíciles”, porque Rusia “planea destruir no solo la industria eléctrica, sino también la gasística”.

El objetivo de Ucrania es avanzar lo máximo que pueda en la recuperación de territorios antes del invierno.

Zelensky celebró una reunión con el Estado Mayor para definir los pasos para una “mayor liberación” de territorios ucranianos y abordar la logística de las tropas, especialmente “el suministro ininterrumpido de munición y la preparación para el invierno”, según su oficina.

Desde el inicio de la guerra hace casi ocho meses, Ucrania ha liberado 1.620 localidades, 75 de las cuales en el norte y noreste de Kherson.

El Financial Times afirmó este viernes que militares occidentales creen que Ucrania podría tomar Kherson hasta el río Dniéper tan pronto como la próxima semana.

Foto de archivo: El presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, conversa por teléfono con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden (REUTERS)

Foto de archivo: El presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, conversa por teléfono con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden (REUTERS)

Zelensky aseguró este viernes que su país ganará la guerra. “Expresamos gratitud a todos los que lucharon por Ucrania en el pasado. Y a todos los que luchan ahora. A todos los que ganaron entonces. Y a todos los que definitivamente ganarán ahora”, señaló con motivo del Día de los Defensores de Ucrania.

El presidente de Ucrania quiere no solo retomar el máximo del territorio ocupado hasta el invierno, sino también antes de que los 300.000 rusos movilizados por Putin lleguen al frente. Aunque tanto Occidente como Kiev creen que los reservistas solo serán “carne de cañón” sin entrenamiento ni experiencia.

El presidente ruso aseguró este viernes que la movilización parcial que decretó el 21 de septiembre quedará completada “en aproximadamente unas dos semanas”, al tiempo que afirmó que no prevé ampliarla. “Un total de 222.000 personas de 300.000 ya han sido movilizadas”, dijo, para añadir que en un “futuro previsible” no veía ninguna necesidad de movilizar a más reservistas.

El Kremlin ha percibido en sondeos internos el descontento que generó su decreto entre la población rusa, según medios rusos independientes como Meduza.

Putin precisó que actualmente 33.000 de los 222.000 movilizados se encuentran en unidades militares formativas y 16.000 en destacamentos que ya cumplen misiones de combate.

“Todos los ciudadanos llamados a filas deben recibir preparación”, subrayó, después de que cinco movilizados murieran ya en el frente y ninguno de ellos recibiera entrenamiento bélico antes de entrar en combate, según el servicio en ruso de la cadena BBC.

(Con información de EFE)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *