Dominicana copropietaria de discoteca en Connecticut desaparece desde el 12 de noviembre; interrogan y liberan novio

Dominicana copropietaria de discoteca en Connecticut desaparece desde el 12 de noviembre; interrogan y liberan novio

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ La empresaria dominicana Janet Avalo Álvarez, copropietaria junto a su novio, Alfredo Esmerli Peguero Gómez de la discoteca “Guácara Latina” en Waterbury (Connecticut), despareció desde el 12 de noviembre, si dejar rastro, mientras sus familiares están ofreciendo una recompensa de $5,000 dólares por información fiable que ofrezca pistas sobre paradero, mientras diversas especulaciones se esparcen en las redes sociales, sin confirmación de las autoridades.

Las especulaciones de familiares, amigos y empleados de la discoteca, no cesan en las redes sociales, y un medio que publica en facebook

Janet, de 26 años de edad y Peguero Gómez, de 32, sostienen una relación amorosa desde hace algún tiempo y se hicieron dueños del club nocturno, que es uno de los más concurridos en Connecticut.

Pero Randy Avalo, hermano de la desaparecida está exigiendo en su página facebook a los investigadores que interroguen a Peguero Gómez, ya que estuvo en el negocio con ella la noche en que desapareció.

Una recompensa que se inició en $5,000 dólares está siendo ofrecida a quienes tengan informaciones fiables sobre el paradero de la pareja.

“Estamos desesperados y en busca de respuestas sobre el paradero de Janet”, dijeron familiares de la novia al canal 3 en Connecticut.

La policía dice que los detectives intentan localizar y entrevistar a Peguero Gómez, residente en Waterbury, en relación con la investigación, pero ninguna de esas informaciones ha sido confirmada por la investigación oficial.

“Realmente lo necesitamos aquí para darnos una explicación. Porque fue el último en verla”, agregó el hermano de Janet.

Los investigadores confirmaron que Peguero Gómez y Avalo Álvarez están en una relación y viven juntos y que también son propietarios de la discoteca.

Los vecinos y la familia le dijeron al Canal 3 que la pareja peleaba a menudo, principalmente por el dinero y el manejo del bar.

La policía le dijo al Canal 3 que no tienen registros oficiales de llamadas desde la casa en la calle Ayers, reportando incidentes de violencia doméstica.

“Ni siquiera quiero compartir mi mayor preocupación, porque está huyendo y no tenemos una idea de dónde están”, dijo Avalo.

“Ni siquiera confío, él puede hacerle algo malo. Solo necesito que venga a decirnos algo”, añadió el hermano.

La gente ha tratado de comunicarse con ella por celulares y las redes sociales. La policía dice que su vehículo quedó en el estacionamiento trasero del bar.

Avalo Álvarez se describe como una mujer hispana de 5’1 de estatura y entre 150 a 160 libras de peso y no tiene problemas médicos conocidos.

La policía dice que ha ejecutado órdenes de allanamiento en la discoteca, la casa y el vehículo de la mujer.

Los detectives de Waterbury continúan investigando este caso y la familia de ella dijo que están considerando contratar a un investigador privado.

Un medio local que publica en las redes sociales, dijo que una fuente ligada al caso, le informó que la policía encontró sangre en la puerta de atrás del negocio, y en el carro de la mujer, y que la cartera y las llaves de ella permanecen en el interior del local.

El medio también reseña que un empleado de la discoteca, le aseguró que la pareja discutió cuando ya habían cerrado el negocio pero al otro día ella no aparecía, el novio fue detenido y luego lo liberaron por falta de pruebas.

El vehículos de Peguero Gómez fue encontrado en el aeropuerto de Hartford en Connecticut por lo que se sospecha que huyó hacía el barrio Los Minas en la República Dominicana de donde es nativo.

La licencia de licor de la discoteca está a nombre de la mujer.

Compañeros de trabajo y amigos dijeron que la vieron por última vez en el bar entre las 9:30 y las 10:30 de la noche el martes 12 de noviembre.

Casi una docena de amigos y familiares se reunieron en el bar el viernes, diciendo que solo querían que a salvo.

No importa lo que haya sucedido, dicen que la aman y quieren saber que está bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *