Documentos desclasificados muestran que Brasil intervino junto a EE.UU. para derrocar a Salvador Allende en Chile

Documentos desclasificados muestran que Brasil intervino junto a EE.UU. para derrocar a Salvador Allende en Chile

Los archivos corroboran el papel del régimen brasileño en el golpe de estado de Pinochet, en 1973, y su contribución en el aparato de represión de la dictadura.

Varios documentos de inteligencia desclasificados han revelado cómo la dictadura militar brasileña intervino junto a EE.UU. para socavar el gobierno del presidente Salvador Allende en Chile.

Con motivo del 57º aniversario del golpe militar en Brasil, el 31 de marzo de 1964, el centro National Security Archive, con sede en Washington, divulgó estos archivos de inteligencia de Brasil, Chile y EE.UU.

Se citan, por ejemplo, cables que Raúl Rettig, el entonces embajador chileno en Brasil, envió en 1971 al Ministerio de Exteriores de su país, y en los que se lee: “Ejército brasileño posiblemente realizando estudios sobre la introducción de guerrillas en Chile”.

En su informe, Rettig explicaba que “aparentemente” el Ejército de Brasil mandó a Chile “a varios agentes secretos, que habrían ingresado en el país como turistas, con la intención de recopilar datos sobre posibles regiones donde podría operar un movimiento guerrillero”.

“Consolidar el poder”
El National Security Archive también hace referencia al libro ‘Brasil contra la democracia: dictadura, golpe en Chile y la Guerra Fría en Sudamérica’, del brasileño Roberto Simon.

Simon expone el papel clandestino del régimen militar brasileño en el golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973 que llevó al poder al general Augusto Pinochet, así como su contribución en el aparato de represión de Chile durante los 17 años de dictadura.

“El libro muestra cómo la dictadura militar brasileña trabajó activamente para socavar la democracia en Chile durante los años de Allende y, después de 1973, para ayudar a la junta chilena a consolidar su poder”, explicó el autor al centro.

En otro de los documentos, también recogidos en el libro, se hace referencia a una reunión privada que sostuvieron en la Casa Blanca, en diciembre 1971, el presidente de EE.UU., Richard Nixon, y el general brasileño Emílio Garrastazu Médici, donde discutieron los esfuerzos para deponer a Allende.

Médici le dijo a Nixon que Allende sería depuesto “por las mismas razones por las que Joao Goulart había sido derrocado en Brasil”.

El presidente brasileño Joao Goulart fue derrocado en el golpe militar en 1964, que dio inicio a la dictadura militar y que terminó 1985. El depuesto mandatario murió en 1976 en Argentina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *