Delincuencia impone toque de queda en Barahona, según denuncias

Delincuencia impone toque de queda en Barahona, según denuncias

Roban motores a batazos y entran a casas a sustraer tabletas del Ministerio de Educación

SANTO DOMINGO,RD.– En algunos barrios de Barahona la gente cierra sus puertas al caer la tarde y deja las calles vacías escondiéndose de una ola de delincuentes, en su mayoría jovencitos, que sale con bates, cuchillos y pistolas en mano en busca de motores, celulares, tabletas y cualquier objeto de valor. Como el viejo oeste, los disparos se escuchan en ráfagas de noche entre bandas de distintos barrios o lanzados al aire por pura diversión.

En Villa Central han tenido que despachar una hora y media más temprano a los estudiantes de la tanda nocturna por varias semanas, y a las actividades navideñas en espacios públicos nadie asiste por no salir de noche, según testimonios.

Las puertas cerradas no frenan a muchos malhechores, que penetran en las viviendas a arrebatar las tabletas y laptops que el Ministro de Educación ha entregado a estudiantes. Una señora que temió revelar su nombre contó cómo dos adolescentes armados con cuchillos entraron a su casa en el barrio Don Bosco y despojaron a sus dos hijas de sus tabletas y a ella de un celular. Uno de los atracadores lanzó un cuchillazo a una de las niñas sin conseguir herirla. El delincuente convive con ella en el mismo barrio.

En la misma zona, el mismo modus operandis se repitió con varias familias. La situación llegó al nivel en que los maestros pidieron a los alumnos que lleven sus dispositivos solo una vez a la semana para reducir el riesgo.

Otra madre dice que cuando a su hija le toca llevar el dispositivo a la escuela va nerviosa por el miedo a un asalto. Ella misma fue perseguida por dos motorizados detrás de su celular,  a las 2:00 de la tarde, en el barrio Don Bosco. Se enfrentó a los maleantes y resolvió lanzar el aparato a unos matorrales para evitar que se lo llevaron, pero ellos lograron hallarlo. También conoce al vecino que la atracó.

En una consulta por las calles de Barahona las historias de arrebato de celulares abundan, aunque son los robos de motocicletas los más temidos y peligrosos.

Robo de motocicletas a batazos

Diario Libre supo del caso de un hombre al que le dieron un batazo para quitarle uno de esos vehículos, perdiendo varios dientes. Tuvo que volver a financiar otra moto para poder desenvolverse.

Las patrullas de la Policía Nacional brillan por su ausencia en el interior de los barrios y en el Malecón de la provincia, donde también son comunes los asaltos.

Ángela Cuevas, de Los Guandules, sube con temor a su casa desde que dos hombres a bordo de una motocicleta le halaron un monedero que llevaba en su mano mientras ella iba conduciendo por la calle Casandra Damirón (cerca del Malecón) su pasola, provocando que casi se caiga.

Requisitos imposibles

La mayoría de las víctimas dicen que fue a la Policía Nacional a poner sus respectivas denuncias encontrándose con una serie de requisitos imposibles para ellos de satisfacer para poder lograr la recuperación de sus bienes. Claudia Báez, de El Batey, cuenta que la Policía le pidió que llevara un testigo que hubiera visto al hombre que entró a su casa y sustrajo su televisión, que también pudiera identificar a la persona a la que fue vendida el artículo.

También tuvo que resignarse a seguir viviendo en el mismo barrio con quien ella considera es el ladrón.

La Policía Nacional investiga registros para constatar la situación de la zona tras la denuncia recogida por Diario Libre, pero por el momento no tiene informes sobre eventos extraordinarios en esa provincia.

Disparos por la noche

Varios residentes del sector Los Blocks, del distrito municipal Villa Central, dicen que su problema principal son los enfrentamientos entre los mismos delincuentes. Recientemente asaltantes de Los Blocks habrían asesinado a otro del municipio Las Salinas en venganza por el homicidio de uno de ellos previamente. En la comunidad se escuchan ráfagas de tiros por las noches, sin que los vecinos se enteren de los hechos en los que se producen esos disparos.

El senador de Barahona, José del Castillo Saviñón, ha solicitado al Ministerio de Interior y Policía llevar un plan de seguridad ciudadana a esa provincia en respuesta a su alta tasa de criminalidad, tan solo superada por el barrio Cristo Rey, del Distrito Nacional. Alertó sobre la penetración del narcotráfico, ya que supuestamente, Barahona forma parte de una red internacional de distribución de cocaína.

Diversas organizaciones sociales y religiosas realizaron una marcha hace dos semanas en Villa Central para pedir el cese de los actos violentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *