“Cortar a los chinos”: Duterte advierte a China que sus acciones provocarán una guerra

“Cortar a los chinos”: Duterte advierte a China que sus acciones provocarán una guerra

El mandatario filipino habló de machetes al manifestar que las actividades de Pekín en zonas disputadas del Mar de China Meridional pueden muy pronto llevar a un conflicto armado.

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, amenazó este 21 de agosto a China con la posibilidad de una guerra en respuesta a la perforación unilateral de pozos petroleros y la explotación de otros recursos en áreas disputadas del Mar Occidental de Filipinas, informa Asia Times con referencia a medios locales.

El Mar Occidental de Filipinas es el nombre local de las aguas que se extienden dentro de su zona económica exclusiva en el muy disputado Mar de China Meridional. Allí se encuentran cientos de pequeñas islas, integradas en archipiélagos, cuya soberanía constituye objeto de reclamaciones por los Estados vecinos, entre ellos China y Filipinas.

“Si lo monopolizas [el petróleo], habrá problemas”, citó a Duterte el periódico The Philippine Daily Inquirer. “Hijo de p**a, hay uranio allí. Petróleo, eso es difícil. Ahí es donde vamos a tener diferencias. Ahí es donde verás al [secretario del Interior Eduardo] Año traer un machete y cortar a los chinos”, agregó.

Cronología breve de las expresiones de Duterte

Esta fue la tercera vez, en menos de dos semanas, que el líder filipino lanza alguna piedra al tejado de China, utilizando un lenguaje cada vez más estridente en relación con las disputas sobre el Mar Occidental de Filipinas.

En un discurso ante la comunidad empresarial local, el 15 de agosto, el mandatario exigió a China que modere su política con respecto a la entrada de barcos y el sobrevuelo del espacio aéreo en las aguas disputadas. “No puedes crear una isla y decir que el aire sobre la isla artificial es tuyo. Eso está mal. Espero que China modere su comportamiento”, dijo Duterte, tras haber asegurado que no quiere “pelear” con Pekín.

Los reclamos y amenazas han seguido al anuncio hecho por el secretario filipino de Asuntos Exteriores, Alan Peter Cayetano, a finales de mayo, cuando se refirió a tres líneas rojas que, de ser cruzadas por China, provocarían una guerra. “Si perdemos una sola isla durante el mandato de Duterte, empacaré mis maletas y me iré a casa”, dijo.

Unos días después, el 17 de agosto, el propio presidente criticó a China por los “desagradables” y amenazadores mensajes de radio que los militares chinos, a cargo de la protección de las islas artificiales en el Mar Occidental de Filipinas, envían a los aviones y barcos de patrullaje filipinos que operan en esta zona.

“¡Aviones militares filipinos! Se los advertimos de nuevo: ¡retírense de inmediato o serán responsables de todas las consecuencias!”, dijo el personal militar chino en un mensaje de radio, cita Asia Times con fuente en BBC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *