Catar, bajo críticas del Golfo por retroceder en la postura sobre Irán en las cumbres de La Meca

Catar, bajo críticas del Golfo por retroceder en la postura sobre Irán en las cumbres de La Meca

Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y Baréin subrayaron que Catar se mostró crítico ya después de las cumbres y se abstuvo de expresar sus desacuerdos junto con los demás participantes.

El ministro de Exteriores de Catar, Mohammed bin Abdulrahman Al Thani, ha manifestado este domingo sus objeciones respecto a las posturas de línea dura sobre Irán adoptadas durante las recientes cumbres de los países árabes en La Meca, organizadas por Arabia Saudita. Argumentó que son contrarias a la política exterior de Doha y señaló que el comunicado final de las cumbres ―al que Catar dio el visto bueno en su momento― fue elaborado sin tomar en cuenta la opinión de su país.

“Las declaraciones de las cumbres de los Estados del Golfo y países árabes estaban preparadas de antemano y no se nos consultó al respecto”, declaró en una entrevista a Al Araby. En comentarios a Al Jazeera del mismo día, el ministro catarí reprochó a los participantes de las cumbres de adherirse a “la política de Washington hacia Irán y no a una que toma a los vecinos en consideración”, y señaló que los presentes “condenaron a Irán pero no se referían a una política moderada para hablar con Teherán” para reducir las tensiones.

También afirmó que en La Meca “ignoraron temas importantes de la región, como Palestina y la guerra en Libia y Yemen”, y cuestionó la unidad, que era uno de los objetivos por lograr en las reuniones de alto nivel, recordando que el bloqueo de los países del golfo Pérsico contra Catar continúa.

En junio de 2007, Arabia Saudita, Egipto, Baréin y Emiratos Árabes Unidos rompieron relaciones diplomáticas con el país, acusándolo de fomentar terrorismo y desestabilizar la región, acusaciones que Doha negó. Tras el bloqueo por tierra, mar y aire, el único vecino que no le dio la espalda y con el que comparte frontera fue Irán.

“La distorsión de los hechos por Catar no es de sorprender”
En referencia al descontento de Catar con el comunicado final de las cumbres que el país árabe, a diferencia de Irak, no rechazó en medio de las discusiones, el ministro de Exteriores de Arabia Saudita, Adel al Jubeir, señaló en su cuenta de Twitter que los países “que tienen control sobre sus propias decisiones” manifiestan sus posturas y objeciones durante las reuniones y no después de que estas terminan.

“Hoy Catar tiene objeciones a dos declaraciones rechazando la interferencia de Irán en los asuntos de la región”, escribió Al Jubeir, recordando también que en la cumbre de los países árabes el tema central era “la causa palestina y el establecimiento del Estado de Palestina, de acuerdo con las fronteras de 1967, con Jerusalén Este como su capital”. “La distorsión de los hechos por Catar no es de sorprender”, concluyó.

“Retractarse de lo acordado es resultado de la presión”
El ministro de Exteriores de Emiratos Árabes Unidos, Anwar Gargash, sostuvo que el retroceso de Catar en su propia postura respecto a las declaraciones conjuntas de las cumbres que aprobó y con las que ahora muestra su desacuerdo indican su debilidad, y falta de credibilidad.

“Me parece que asistir y acordar en reuniones y luego retractarse de lo acordado es el resultado de la presión sobre los vulnerables que perdieron su soberanía, las malas intenciones o la falta de credibilidad, y estos factores podrían estar combinados”, escribió en su cuenta de Twitter.

“Catar se endeudó buscando intermediarios para salvarlo”
El ministro de Exteriores de Baréin, Khalid bin Ahmed Al Khalifa, también expresó su sorpresa por el tardío desacuerdo de Catar con ciertas partes del comunicado final de la cumbre del Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo.

En su opinión, el paso “demuestra que la mejora de las relaciones con los Estados del Golfo no está entre las prioridades de las políticas de Catar y que la conexión de Catar con sus países hermanos se ha debilitado en un momento en que se endeudó buscando intermediarios para salvarlo de su crisis”.

Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y Baréin subrayaron que Catar se mostró crítico ya después de las cumbres y se abstuvo de expresar sus desacuerdos junto con los demás participantes.

Catar, bajo críticas del Golfo por retroceder en la postura sobre Irán en las cumbres de La Meca
El primer ministro de Catar, el jeque Abdullah bin Nasser bin Khalifa Al Thani, en la cumbre de los países árabes en La Meca, Arabia Saudita, el 31 de mayo de 2019.
Hamad l Mohammed / Reuters
Síguenos en Facebook

El ministro de Exteriores de Catar, Mohammed bin Abdulrahman Al Thani, ha manifestado este domingo sus objeciones respecto a las posturas de línea dura sobre Irán adoptadas durante las recientes cumbres de los países árabes en La Meca, organizadas por Arabia Saudita. Argumentó que son contrarias a la política exterior de Doha y señaló que el comunicado final de las cumbres ―al que Catar dio el visto bueno en su momento― fue elaborado sin tomar en cuenta la opinión de su país.

“Las declaraciones de las cumbres de los Estados del Golfo y países árabes estaban preparadas de antemano y no se nos consultó al respecto”, declaró en una entrevista a Al Araby. En comentarios a Al Jazeera del mismo día, el ministro catarí reprochó a los participantes de las cumbres de adherirse a “la política de Washington hacia Irán y no a una que toma a los vecinos en consideración”, y señaló que los presentes “condenaron a Irán pero no se referían a una política moderada para hablar con Teherán” para reducir las tensiones.

También afirmó que en La Meca “ignoraron temas importantes de la región, como Palestina y la guerra en Libia y Yemen”, y cuestionó la unidad, que era uno de los objetivos por lograr en las reuniones de alto nivel, recordando que el bloqueo de los países del golfo Pérsico contra Catar continúa.

El rey de Arabia Saudita, Salmán bin Abdelaziz al Saúd, en la cumbre de la Organización para la Cooperación Islámica en La Meca, el 1 de junio de 2019.La cumbre islámica rechaza cualquier paso que amenace al “estatus legal e histórico” de Jerusalén Este
En junio de 2007, Arabia Saudita, Egipto, Baréin y Emiratos Árabes Unidos rompieron relaciones diplomáticas con el país, acusándolo de fomentar terrorismo y desestabilizar la región, acusaciones que Doha negó. Tras el bloqueo por tierra, mar y aire, el único vecino que no le dio la espalda y con el que comparte frontera fue Irán.

“La distorsión de los hechos por Catar no es de sorprender”
En referencia al descontento de Catar con el comunicado final de las cumbres que el país árabe, a diferencia de Irak, no rechazó en medio de las discusiones, el ministro de Exteriores de Arabia Saudita, Adel al Jubeir, señaló en su cuenta de Twitter que los países “que tienen control sobre sus propias decisiones” manifiestan sus posturas y objeciones durante las reuniones y no después de que estas terminan.

“Hoy Catar tiene objeciones a dos declaraciones rechazando la interferencia de Irán en los asuntos de la región”, escribió Al Jubeir, recordando también que en la cumbre de los países árabes el tema central era “la causa palestina y el establecimiento del Estado de Palestina, de acuerdo con las fronteras de 1967, con Jerusalén Este como su capital”. “La distorsión de los hechos por Catar no es de sorprender”, concluyó.

“Retractarse de lo acordado es resultado de la presión”
El ministro de Exteriores de Emiratos Árabes Unidos, Anwar Gargash, sostuvo que el retroceso de Catar en su propia postura respecto a las declaraciones conjuntas de las cumbres que aprobó y con las que ahora muestra su desacuerdo indican su debilidad, y falta de credibilidad.

“Me parece que asistir y acordar en reuniones y luego retractarse de lo acordado es el resultado de la presión sobre los vulnerables que perdieron su soberanía, las malas intenciones o la falta de credibilidad, y estos factores podrían estar combinados”, escribió en su cuenta de Twitter.

“Catar se endeudó buscando intermediarios para salvarlo”
El ministro de Exteriores de Baréin, Khalid bin Ahmed Al Khalifa, también expresó su sorpresa por el tardío desacuerdo de Catar con ciertas partes del comunicado final de la cumbre del Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo.

En su opinión, el paso “demuestra que la mejora de las relaciones con los Estados del Golfo no está entre las prioridades de las políticas de Catar y que la conexión de Catar con sus países hermanos se ha debilitado en un momento en que se endeudó buscando intermediarios para salvarlo de su crisis”.

En el comunicado final de la cumbre de los Estados del Golfo, los representantes de Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Omán, Catar y Kuwait instaron a Irán a abstenerse de violar las normas del derecho internacional, de financiar y armar a los terroristas, así como de fomentar conflictos sectarios, poner en riesgo la navegación marítima y los suministros de petróleo o entrometerse en los asuntos internos de los países vecinos “desestabilizando la seguridad”.
Los Estados del Golfo también pidieron a la comunidad internacional que tome medidas firmes contra el Gobierno iraní y que dé “pasos más eficaces y serios para impedir que Irán adquiriera capacidad nuclear”, abogando para ello por el endurecimiento de las restricciones contra el programa de misiles balísticos iraní. Al mismo tiempo, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos recalcaron que quieren evitar una guerra con Teherán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *